X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

TONIA SALINAS miralles

Un estilo directivo diferente para el Parque Científico UMH

Dirige el Parque Científico de la Fundación Universidad Miguel Hernández, entidad sin ánimo de lucro dirigida a impulsar la investigación, el desarrollo y la innovación tecnológica de la zona

12/11/2017 - 

ALICANTE. Tonia Salinas, licenciada en Económicas y Derecho, tiene en su currículum la gerencia  financierra senior de Ernest Young-Corporate Finance en Madrid, o la dirección del departamento de consultoría y  corporate de Gesem Consultoría y Finanzas. En la actualidad ocupa el cargo de directora gerente de la Fundación Universitas Miguel Hernández, gestora del Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), donde es uno de los ejemplos paradigmáticos del nuevo estilo directivo que aporta el equilibrio de género en la gestión.

—El perfil de Tonia Salinas es eminentemente gestor, incluso consultor... ¿cómo lleva la gestión de las dinámicas de los investigadores?


—Mi perfil laboral, desde que empecé a trabajar, ha sido en temas de consultoría estratégica y corporate finance, sobre todo en el área de compraventa de empresas, fusiones y adquisiciones, desarrollos de nuevos mercados, toda esa parte que acompaña o puede ser parte de la consultoría estratégica. Y la gestión de la dinámica de los investigadores o, por extensión, la dinámica de la universidad, no la conoces, no sabes lo complejo que es este mundo, hasta que no estás dentro. Creo que desde el mundo de la empresa pensamos que la universidad se estructura como una empresa, tal vez por desconocimiento; de los 23 años que llevo trabajando, 14 o 15 han sido fuera del ámbito de la universidad. Tú miras a la universidad y ves técnicos, jefes de servicio, vicerrectores, rector, y piensas en una organización piramidal y en una estructura más parecida a la del mundo de la empresa, y cuando entras te das cuenta de que no tiene nada que ver. Me imagino que todo el mundo que trabaja en el ámbito de la empresa privada y pasa a la pública le pasa igual, con lo cual el primer año el aterrizaje fue de shock, porque vienes de otra cultura de trabajo y tienes que adaptarte.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

—Hace unos meses se hablaba de una cierta pérdida de 'poder femenino'. Ahora mismo, utilizando como ejemplo la propia UMH, cuenta con una secretaria general, con una gerente y con una directora-gerente de su lanzadera de empresas... ¿vamos por el buen camino?

—Y vicerrectoras, una vicerrectora de Cultura, una vicerrectora de Relaciones Institucionales, de Ordenación académica, hay bastantes jefas de servicio, ha ampliado el campo de acción de la Unidad de Igualdad... la UMH ha dado un paso muy grande hacia la incorporación dela mujer en los puestos de dirección de la institución,para restablecer el equilibrio de género. El paso en los últimos diez años ha sido de gigante.

—Ahondando un poco más en este tema. ¿Se puede generar un cambio de estilo directivo, en cuanto a procesos, comportamientos, sinergias, con un mayor equilibrio de géneros?

—Le preguntas a una persona que sabes que su respuesta va a ser que sí. Partiendo de la premisa de que estoy convencida de que ninguna persona tiene el mismo estilo directivo, de gestión, de organización y trabajo, que otra, sí creo que hay ciertos comportamientos o características en la gestión que los géneros agudizan. Quizá el género masculino —sobre todo en las generaciones que nos encontramos ahora en estos puestos, ya veremos qué pasa con las que vienen detrás— se ha educado todavía en el rol de 'proveedor', a pesar de la casi total incorporación de la mujer al mercado de trabajo, adoptando un estilo de dirección más agresivo, y nosotras tendemos a un estilo directivo más conciliador, utilizando como estrategia la persuasión del equipo. Eso quiere decir que no tenemos capacidad de decisión o de ejecución, pues no, pero lo hacemos mediante la persuasión, más que desde el 'ordeno y mando', más habitual en gestión hasta la incorporación de la mujer en estos puestos. Hay estudios que dicen que las empresas dirigidas por mujeres suelen cuidar mejor al personal. Las nuevas generaciones, y hablo de los que ahora se encuentran en la preadolescencia y adolescencia, se están educando en un entorno más igualitario, incluso el sesgo de género se encuentra en los resultados académicos, con mejores datos para las mujeres, y eso es algo que se tendrá que integrar en la sociedad y el rediseño de roles.

—¿Qué es, ahora mismo, el Parque Científico y Empresarial de la UMH? ¿En qué se diferencia de los presupuestos originales con los que se creó?

Mira, recapitulando, la Fundación se genera en 2005, porque el equipo de gobierno de aquel momento considera estratégico que la Universidad montase un Parque Científico como una pata de fomento para que la trasferencia del conocimiento generado saliera a la calle y que se acercasen empresas tecnológicas e innovadoras al entorno del Campus. Esto coincide con una política, tanto de la Generalitat Valenciana, como del Ministerio de Ciencia e Innovación, de promoción de este tipo de entidades como vehículo para fomentar el crecimiento de esta nueva tipología de empresas, y hubo dinero para levantar infraestructuras en el entorno de las universidades. Entonces se armó un plan estratégico para levantar la infraestructura que es ahora el Parque Científico, que se ejecutó entre el año 2005 y el 2008. A partir de 2007/2008 se empieza a diseñar el concepto de Parque que se pretendía, y se llega a la conclusión de que no queríamos que estuviera tan apegado a la propia infraestructura como a la generación de talento, y que luego ya se llenarían las infraestructuras con el talento generado, y se ampliarían o modelarían en función de este. Se incorporaron las primeras empresas, con las que había acuerdo previo, como Nutracitrus y alguna más, pero todavía pasamos una época de redefinición, para poder integrar la estructura de investigación que teníamos en la Universidad, con cuatro Institutos de los cuales tres son biotecnológicos, más la potencia del campus de Orihuela en la generación de spin-offs, startups y tecnología agroalimentaria. El resultado de ello fue la adaptación de las instalaciones para estos desarrollos y al ADN propio de nuestra Universidad, esencialmente emprendedora, y para convertirlo en un polo de atracción para empresas que, al final, van a acabar colaborando con nuestro tejido investigador y emprendedor. Así es que optamos por un modelo aperturista, sin perder el objetivo de que trabajamos por y para los nuestros. Cuando una empresa viene al Parque Científico para un proceso de selección, con una comisión de entrada se le exige un perfil tecnológico e innovador en producto o en procesos y que pueda, a la larga, hacer contactos con nuestros grupos de investigación para sacar a la calle tecnologías que han quedado en los cajones, acoger a nuestros egresados, prácticas, etc. Que nos sirviera para desarrollar el tejido industrial que tenemos alrededor o a generar un tejido nuevo.

Hay estudios que dicen que las empresas dirigidas por mujeres suelen cuidar mejor al personal

—¿Qué proyectos hay ahora mismo emergentes? ¿Existe ya un ADN propio en los emprendedores del parque?

—Evidentemente PLD Space es la primera empresa que se ha hecho mayor, pero Diverdrax, por ejemplo, que estuvo en un inicio, se hizo adolescente pronto y fue comprada por una multinacional, y aunque la Universidad le sigue transfiriendo conocimiento y cobrando royalties, ya no se encuentra físicamente aquí. PLD, por ejemplo, necesita unas instalaciones muy específicas —aquí no tenemos espacio para montar un cohete—, y ha dado el primer paso de lo que nosotros hace tiempo que veníamos persiguiendo, que era montar una extensión en el Parque Industrial  y  Empresarial de Torrellano.  En ese proceso de negociación, surgió la posibilidad de que el Ayuntamiento de Elche, a través de Pimesa, pusiera en marcha Elche Campus Tecnológico, con nosotros como partner estratégico, y en su desarrollo estamos.

     La propia PLD Space, 3Dfils, que produce consumible para impresoras 3D, Huerto Gourmet, que está recupernado cultivos perdidos en la zona e incorporando nuevos y exóticos, como la mano de Buda o el caviar cítrico, las gafas Weon de la empresa Ion Eyeglasses de Santiago Ambit y Ricardo Urias, que incorporan tecnologías de interconexión,  con aplicaciones tan interesantes como las alertas en casos de violencia de género, AiSoy Robotics, los robots sociales que ayudan al aprendizaje... 

—¿Dónde ve el parque en los próximos años, puede convertirse en el motor de la importante reconversión productiva que necesita la zona, mediante el clúster que se está generando?

—Nuestros retos ahora mismo son poner la pata en Elche Parque Empresarial y el segundo el desarrollo de una de las áreas más importantes de investigación de la UMH, la de salud, que está virgen en cuanto a explotación de desarrollo de empresas. Dentro de veinte años... pues te diría que si ahora tenemos setenta empresas en nuestro entorno, entonces fueran muchas más de cien, y que hubieran empezado a generar retorno a la propia Universidad. 

Inteligencia al servicio del emprendimiento

ALICANTE.- En el Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández de Elche hay una combinación de conocimiento y emprendimiento que se traduce en profesionales con talento, creatividad e innovación que desarrollan esa sabiduría bajo un proyecto empresarial.

Estas compañías forman parte del ecosistema innovador que ha propiciado el Parque Científico con el impulso y atracción de empresas de base tecnológica con alto valor añadido. 

Son cerca de ochenta compañías (entre startups, spin-offs…) las que están vinculadas al Parque procedentes de sectores tan diversos como la agroalimentación y biotecnología, la aeronáutica, el medio ambiente, la salud y las telecomunicaciones; entre otros.

Es el caso de Voxelcare, una firma de ingeniería de software y hardware que desarrolla aplicaciones industriales como el sistema CAD/CAM.

Lo que hace el sistema, según apunta la manager assistant, Ana Hernández, «es una captura de la huella plantar en 2D ó 3D donde se obtienen datos de presión. Esos datos van al software y se diseña una plantilla personalizada», dirigida a la industria del cuidado de los pies y el calzado, bien para mejorar el confort del usuario o para personas con problemas de salud como, por ejemplo, el pie diabético. Una vez realizado el diseño, también lo fabrican.

La empresa, que principalmente tiene centradas sus ventas en el exterior, está en plena expansión con aumento de la plantilla y necesidad de ampliar su espacio dentro del Parque.

Por su parte, Emxys es una empresa especializada en electrónica avanzada que desarrolla sistemas de instrumentación electrónica, adquisición y control para aplicaciones aeroespaciales, sistemas enmarcados en satélite y sistemas de instrumentación para control y pruebas.

Esta compañía está llevando a cabo proyectos de desarrollo tecnológico para la Agencia Espacial Europea (ESA) relacionados con el diseño de electrónica de sensores para plataformas de satélite, sistemas de ensayos en tierra para satélites de observación de la tierra y sistemas de instrumentación científica, según apunta el director técnico de la compañía, Francisco Javier García.

La startup ROIS Medical, dedicada al desarrollo de productos para dependientes y discapacitados, está en proceso de certificación de su innovadora silla de ruedas que incorpora un mecanismo de grúa que permite realizar la transferencia del paciente desde la propia silla hasta cualquier superficie.

El CEO de Rois Medical, Robert Vallejo, apunta que se «están realizando los ensayos para garantizar que el producto cumple con la normativa» y, una vez terminado el ensayo, obtendrán el marcado de conformidad que otorga la Agencia Española de Medicamentos con el fin de iniciar la producción y comercialización de la silla de ruedas, algo que esperan para el primer trimestre de 2018.

En el Parque Científico también se desarrollan las gafas de sol inteligentes de WeOn Glasses que hacen selfies con solo pulsar un botón. 

Estas gafas, que ya están a la venta en su web, se conectan por bluetooth con la cámara del móvil y se activa con el botón que hay en la patilla de las gafas.

De momento ya tienen fabricadas 6.000 gafas y la idea es aumentar el volumen de ventas y unidades fabricadas de cara a la primavera de 2018, apunta el cofundador de WeOn Glasses, Santiago Ambit.

Sinergias, servicios e infraestructuras

Todos estos proyectos se llevan a cabo en un Parque Científico que ofrece mucho más que infraestructuras. Los emprendedores cuentan con una red de apoyo para definir sus estrategias empresariales y conseguir financiación para sus proyectos a lo que hay que sumar el respaldo en comunicación para dar visibilidad a sus iniciativas, los workshops, networkings y el acceso al conocimiento de la UMH; entre otros.

El entorno para trabajar es «espectacular», comenta Santiago Ambit, cofundador de WeOn Glasses, quien destaca las sinergias entre empresas y los jóvenes talentos que pueden captar procedentes del entorno universitario.

Por su parte Ana Hernández, manager assistant de Voxelcare, resalta las ventajas que tienen en cuanto a servicios e instalaciones, mientras que Francisco Javier García, director técnico de Emxys, destaca el acceso y la cercanía con los expertos del mundo universitario. En cuanto al CEO de Rois Medical, Robert Vallejo, asegura que los servicios del Parque Científico de la UMH relacionados con la financiación y orientación empresarial han sido muy importantes «para darnos ese impulso y empezar a crecer como empresa».

*Este artículo se publicó originalmente el número 8 (XI/17) de la edición de Alicante de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email