X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 12 de diciembre y se habla de Inmoglaciar MERCADONA inmobiliario zeeman adu mediterraneo MESTALLA
GRUPO PLAZA

 comisión de investigación

Un ex directivo de FGV cree que el libro de averías desaparecido del metro "no debe contener información relevante"

Manuel Sansano asegura que la curva en la que se produzco el siniestro en 2006 "no era un punto negro"

29/01/2016 - 

VALENCIA, (EP). El exdirector de Operaciones de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) Manuel Sansano ha indicado que el libro de averías del metro accidentado el 3 de julio de 2006 --en el que fallecieron 43 personas y resultaron heridas otras 47--, que no se ha encontrado, "seguramente no debe contener ninguna información relevante".

Al respecto, ha explicado que "las incidencias que ocurrían en línea no esperábamos a que las leyera el taller en el libro de averías", sino que "el maquinista llamaba directamente al puesto de mando avisando de problemas y existe un protocolo sobre cómo actuar". En este sentido, ha asegurado que "el maquinista del accidente en ningún momento comunicó nada", y "si hubiese ocurrido algo en el mismo acto, no lo habría podido escribir".

El también exdirector de Transporte de FGV --empresa pública en la que estuvo trabajando durante 28 años-- ha intervenido este viernes en la tercera jornada de comparecencias de la nueva comisión de investigación sobre el accidente de Valencia del 3 de julio de 2006 que llevan a cabo las Corts Valencianes.

Manuel Sansano ha manifestado que el maquinista "no cumplió el Reglamento de circulación, porque limitación de seguridad de ese punto no la cumplió por la razón que fuera". Asimismo, ha hablado de "factor humano", pero no de "error humano", porque "el factor humano abarca el error, un desvanecimiento y otras cosas".

Sansano ha destacado que la curva en la que se produjo el accidente del metro "no era un punto negro" porque "por esa curva habían pasado en 18 años casi dos millones de trenes sin ningún incidencia, comunicación, ni accidente". "El exceso de velocidad no era un riesgo conocido por FGV", ha resaltado.

También ha negado "presiones" a los maquinistas por no cumplir con la puntualidad y, de hecho, ha dicho que no existe ni una denuncia de los trabajadores por este tema. "La responsabilidad con la conducción es exclusiva del maquinista", ha dicho el exdirectivo, quien ha añadido: "Si el tren está en condiciones o no, si sale o no sale o si va a una velocidad mayor o menor es responsabilidad exclusa del maquinista".

"Nadie intentó aleccionarme"

Preguntado por el asesoramiento de la consulta HM Sanchis a las personas que FGV que comparecieron en la comisión de investigación sobre el accidente del metro en 2006, ha manifestado: "Nadie intentó aleccionarme y rotundamente no lo fui".

En cuanto al informe que realizó Javier Golf (del Sindicato Independiente Ferroviario) tras el accidente de Picanya de septiembre de 2005, en el que 35 personas resultaron heridas, Sansano ha indicado que este informe "sólo tiene dos puntos negros" sobre "dos señales que nada tienen que ver con este accidente".

En su comparecencia, ha señalado que sí se hacían inspecciones de mantenimiento y reparación de las UTA y las vías y se limpiaban las señales. No obstante, ha asegurado que "en algunos momentos había llamadas de maquinistas para asegurarse sobre la indicación de una señal", lo que considera "entendible" porque "en esa época estábamos en sustitución de las señales luminosas por señales de Led", y los maquinistas podían "tener dudas" porque "dependiendo de la orientación de la señal, la hora del día o la climatología, había señales que quedaban donde les daba el sol directamente y el maquinista tenía dudas".

Sistema de frenado

Respecto al sistema de frenado, ha señalado que el ATP, el que existe actualmente, "era imposible instalarlo en la Línea 1 en ese momento". Asimismo, ha destacado que el "tan denostado FAP" --sistema que era el que existía entonces--"cubre determinados riesgos dónde no llega el ATP, como la aproximación a determinadas señales".

Preguntado por la socialista Ana Barceló por si una baliza habría evitado el accidente, ha respondido: "Los análisis que hacemos de las decisiones todas se tienen que hacer en el momento en el que se tomaban", ha manifestado. "Hacer elucubraciones sobre distintas hipótesis que podrían haber ocurrido o no si hubiéramos hecho esta u otra cosa no viene a cuento", ha dicho posteriormente.

Manuel Sansano ha explicado que cuando llegó a FGV en los años 80 el principal problema de seguridad eran los pasos a nivel y estuvieron trabajando para eliminar un gran número, porque que es "donde más muertos hubo, más que en el accidente" de julio de 2006.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email