GRUPO PLAZA

proyecto de estudi mirador

Un nuevo mapa señala el compromiso social de la València cultural

30/12/2021 - 

VALÈNCIA. Para moverse por la ciudad uno siempre puede confiar en un mapa. O en varios. Está aquel que fija la ruta más rápida a un lugar, sea andando, en transporte público o coche. También el que te dice cuáles son los puntos de interés cultural (de acuerdo con la agencia de turno). Los hay también que señalan, por si a uno le entran ganas de comer, los restaurantes más destacados. Entre tantos, uno nuevo e inesperado. La ciudad de València cuenta con un nuevo plano, un singular callejero en el que la cultura muestra su otra cara. En este caso las chinchetas apuntan a los proyectos de patrimonio inmaterial que salpican la zona e indican sus compromisos sociales. Este es el objetivo que se ha marcado ‘València Inmaterial’, un proyecto impulsado por Estudi Mirador -formado por Tono Vizcaíno, Aida Vizcaíno y Carles Rodrigo-, una plataforma online que pretende visibilizar el trabajo en distintos ámbitos sociales de aquellas asociaciones que se encargan de mantener el patrimonio inmaterial y que, en gran medida, suponen un punto de encuentro y conexión de la sociedad. 

¿Por qué hacer esta mirada un poco híbrida? Nuestro planteamiento tiene que ver mucho con la antropología, no entendemos el patrimonio como algo cerrado y estático, que es lo que la gente suele entender, sino como algo que está en continuo proceso de transformación de la mano de la gente que interactúa con él”, explica Tono Vizcaíno. “Nos parecía interesante que en el caso del inmaterial, que es la forma de patrimonio en la que es más fácil la participación ciudadana, en lugar de centrarnos en la expresión cultural prestar atención a la gente. Siempre que pensamos en patrimonio pensamos en la manifestación cultural pero no en que hay gente que a lo largo de todo el año trabaja por mantenerlo pero, además de ese esfuerzo, en su práctica habitual realizan acciones que tocan estos compromisos, en cuestiones como igualdad o medio ambiente”.

La fórmula es sencilla. El proyecto plantea un mapa online que marca la situación física de las distintas entidades participantes, un proceso que ha empezado con una primera fase que incluye la red de sociedades musicales, campaneros y asociaciones del Corpus Christi y que próximamente quiere ampliarse a otros colectivos que trabajen el patrimonio inmaterial como puedan ser procesiones, Moros y Cristianos y, por supuesto, la gran red que forma las Fallas. A estas entidades se les aplica una serie de filtros con un sistema de colores dependiendo de los compromisos que cumplan, en este caso divididos en una decena de campos de acción: medio ambiente, igualdad, multiculturalidad, LGTBI, solidaridad, diversidad funcional, vecinal, intergeneracional, por el valenciano y de innovación. 

El mapa, impulsado por el programa de subvenciones de Las Naves para proyectos de innovación social y urbana, quiere crear un recorrido “en positivo”, poniendo el foco en las iniciativas que se llevan a cabo y no tanto en las cuentas pendientes, aunque realizando esta fotografía sus impulsores esperan que muchas de estas asociaciones puedan inspirarse entre ellas o, incluso, puedan colaborar las unas con las otras generando en el futuro proyectos más ambiciosos. "En temas como la igualdad se hace mucho desde las instituciones para que vaya calando y la gente sea consciente de las distintas brechas, pero no podemos perder de vista lo importante que es que una banda de música que es el elemento clave de socialización del barrio -junto con la falla- esté impulsando este tipo de iniciativas. Porque ahí sí que estás llegando a la base del barrio, cosa que quizá con las instituciones no siempre se consigue llegar”, explica Vizcaíno. 

Con todo, la intención es pensar el patrimonio desde una óptica diferente, incidiendo en la vertiente humana y entendiendo que, más allá de la manifestación cultural, estos colectivos desarrollan una serie de iniciativas que tienen capacidad de impacto en la ciudad. También, por supuesto, entendiendo su propias realidades. "Hemos definido diez compromisos interesantes que tiene que ver con la vida en comunidad, pero también depende del tipo de patrimonio. No es lo mismo las sociedades musicales, que tienen una red muy amplía y con mucha trayectoria, que la asociación de campaneros". Entre los proyectos recogidos en este mapa destacan algunos como el Plan de Igualdad impulsado por la Banda de Música de Campanar; la implicación del Centre Instructiu de Benimaclet en las reivindicaciones ciudadanas en defensa de la huerta o la organización de conciertos solidarios por parte de la Coordinadora de Societats Musicals Federades de la ciutat de València (COSOMUVAL) para captar fondos para asociaciones ecologistas.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email