Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ARTESANOS QUE SE ACTUALIZAN

Vachata. La horchatería que reinventa su tradición desde Ruzafa

'La Torrentina' se adapta a uno de los barrios más exigentes de la ciudad con la imagen de Estudio Merienda y el interiorismo de Laura Losada y Carlos Pinazo

Por | 30/10/2020 | 2 min, 57 seg

En un año convulso, la familia de horchateros Planells ha encontrado las ganas y la ilusión para abrir un nuevo establecimiento en València: Vachata. Esta es la idea y el proyecto personal de Marta Planells, que desde el 9 d'Octubre vende horchata de chufa valenciana elaborada tradicionalmente. También fartons, barritas de chocolate de Torrent y, entre mucha otra bollería artesana, coca de chufa o los valiosos malfets (un bollo de harina, azúcar y nueces por descubrir).

Marta ha actualizado el concepto de La Torrentina, una horchatería que abrió en la capital de l'Horta Sud a principios de década. Con una imagen gráfica en manos de Estudio Merienda y el interiorismo de Laura Losada y Carlos Pinazo, "Vachata es una apuesta a largo plazo", cuenta su propietaria a Guía Hedonista. "Desde que abrí el 9 de octubre no ha habido día que no entrase alguien nuevo. Mi ilusión es vender nuestra horchata, con o sin azúcar, que es una bebida deliciosa, saludable y que puede convivir con un barrio tan exigente en lo gastronómico como Ruzafa".

Ella es la nieta del heladero Evaristo Planells e hija y sobrina de los propietarios de Mainox (fabricantes de la maquinaria de acero inoxidable para elaborar nuestra leche de chufa) y La Torentina. "Estoy tan enamorada y convencida de la horchata y de la bollería artesanal que hacemos que quería aventurarme a venderla en la capital. Tenía muy claro que el lugar era Ruzafa, porque la imagen que hemos creado para Vachata tiene que ver con un público joven, pero que aprecia lo artesanal, lo bien hecho".

La Torrentina también nació tras la última crisis económica. Quizá inspirada por ese atrevimiento en la dinastía de horchateros, Marta Planells no se ha amilanado con la convulsión de 2020 y es consciente de abrir en tiempos inciertos: "sé del momento en que abro, pero también de que hay que arriesgar. Es un concepto de horchatería del que estoy convencida y, la verdad, la situación no me ha detenido". Además, ha ampliado la bollería y los productos en una auténtica boutique de la horchata que ya es una dulce sorpresa en el corazón del barrio valenciano.

Además, Vachata nace con una apuesta "sin retorno" por los envases reciclables y un venta para llevar sostenible. Marta asegura que, en este sentido, "tengo clarísimo que es algo que todos debemos hacer de manera individual. Más nosotros, que estamos de cara al público". Por eso, sus desechables para el take away son pajitas y bolsas de papel o vasos de maíz biodegradables, entre otros.

La historia de esta familia de horchateros, que se inició en 1943, abre ahora sus puertas de cara al público de la capital valenciana con un nombre que quiere inspirar "movimiento, alegría, desenfado y mucho sabor para endulzar este amargo 2020".  Muy cerca del Mercado de Ruzafa, en la peatonal Mossèn Femenia 22, Marta Planells abre cada mañana la posibilidad de beberse una horchata bien fresca. Y no es la única bebida disponible, porque, entre otras, también lanzan su propia mezcla: Vachata, un barrejat de cassalla, orxata i peta zetas.

Comenta este artículo en
next