X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

propuesta de cogiti

València estudia un nuevo plan para poner orden a los ‘bares culturales’

12/12/2018 - 

VALÈNCIA. El encaje legal de los bares culturales sigue dando dolores de cabeza a la administración, un reto que podría comenzar a ver la luz. Reunidos el concejal de Espacio Público, Carlos Galiana, y representantes del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de València (COGITI) para tratar el “conflicto”, estos últimos han aportado un informe que “servirá como punto de partida para legalizar la situación de los bares culturales”, explican desde la entidad. Elaborado por el ingeniero técnico industrial Juan García Tortosa, el informe pone encima de la mesa una propuesta que “pueda servir de base para regular el procedimiento administrativo a seguir para legalizar ‘actividades socioculturales’, la gran mayoría de las cuales no se podría celebrar con una interpretación estricta de la legislación autonómica”. La propuesta, en este caso, se basa no en la modificación sino en la interpretación de la actual ordenanza de protección contra la contaminación acústica de la ciudad de València y de la Ley de Espectáculos, modificada este mismo año.

Preguntados por este diario, desde el Ayuntamiento de València se ve "con muy buenos ojos" la propuesta presentada por los ingenieros técnicos, un informe “centrado y que se adapta a la ordenanza y la ley”. El objetivo es estudiar la propuesta de la mano del departamento de actividades en los próximos días con la mirada puesta en su aplicación. "Desde el Ayuntamiento de València consideramos muy importante la labor que realizan bares culturales en nuestra ciudad. Desde la concejalía que yo represento queremos ayudarles y facilitarles al máximo su trabajo, porque beneficia a toda la ciudad. Valoramos muy positivamente esta propuesta y la vemos con muy buenos ojos. Vamos a empezar a estudiarla con el servicio de actividades de manera inminente", explica el concejal Carlos Galiana. 

Óscar Jaén, técnico del COGITVAL; Juanma Badenas, asesor legal del COGITIVAL; Angélica Gómez, decana del COGITIVAL; el concejal Carlos Galiana; y Juan García Tortosa, autor del informe.

Pero, ¿en qué se basa la propuesta? Tal y como explican desde COGITI con la actual ordenanza de protección contra la contaminación acústica, “si se toma al pie de la letra”, solo los locales del Grupo 1 (discotecas y salas de teatro) pueden albergar actividades socioculturales. Pero si se listan todas las actividades socioculturales, las opciones se abren. Hay hasta ocho tipologías diferentes: catas de bebidas y alimentos; proyección de audiovisuales; presentaciones de libros, productos o conocimientos; talleres culturales, de radio, de pintura o manualidades; charlas, talleres infantiles, pases de modelos; micros abiertos, monólogos, debates y similares; conciertos en acústico y DJ’s; y torneos de juegos de mesa. La calificación de estas actividades varía si llevan aparejada reproducción musical y/o amplificación, si se celebran en horario nocturno o diurno y según el aforo del establecimiento.

Con todo, el informe presentado por COGITI Valencia adjunta una tabla resumen que ha determinado, mediante estudios técnicos, que tipos de actividades y bajo que premisas podrían desarrollarse en cada uno de esos grupos, “sin menoscabo de las necesidades de otros ciudadanos”. La clave de la propuesta está en si existe ambientación musical amplificada o no, con lo que se genera un nuevo reparto de actividades susceptibles de ser acogidas por locales de los distintos grupos en los que los divide la normativa: Discotecas y salas de teatro (grupo 1);  pubs y bares (grupo 2); bingos, salones de juego y recreativos y gimnasios (grupo 3); bares, restaurantes y otros establecimientos hosteleros sin equipo de reproducción Sonora (grupo 4); tiendas con amenización (grupo 5) y tiendas sin amenización (grupo 6).

El informe también propone crear un registro de locales que organizan actividades socioculturales, una inscripción que iría acompañada de un documento técnico que acredite el tipo de equipamiento de que disponen, listado a través del que se podrá determinar qué espacio puede hacer qué. Aunque este documento está realizado por COGITI, se añade a la propuesta realizada hace meses por Abacu (Agrupación de Bares Culturales) con el mismo objetivo: desbloquear su situación. La plataforma denunció recientemente la falta de comunicación con la concejalía y la falta de avance real en el encaje legal de los bares culturales, motivo por el que recientemente pusieron en marcha el microfestival Abacu Week, con una serie de actividades repartidas por todos los bares asociados. Si bien, a la propuesta actual de los ingenieros industriales le tiene que acompañar la futura modificación de la ordenanza de protección contra la contaminación acústica, cuyo borrador se encuentra en periodo de alegaciones, que deberá recoger estas cuestiones para, realmente, encajar legalmente la actividad de estos espacios. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email