GRUPO PLAZA

ciudadanos pide a ribó una postura clara sobre la zal

València inadmite la petición de Per L'Horta para revocar el acondicionamiento de la ZAL

10/06/2022 - 

VALÈNCIA. El gobierno municipal de València, conformado por Compromís y PSPV, prevé aprobar este viernes un acuerdo para inadmitir la petición de la asociación Per l'Horta para revocar el proyecto de medidas de acondicionamiento de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Puerto de València. Medidas cuyas obras están finalizadas pero que la asociación ecologista buscaba anular después de la última sentencia del TSJ, que anula el Plan Especial de la ZAL.

La asociación ecologista ya presentó un recurso en 2020 para tumbar estas medidas correctoras, que son actuaciones de reacondicionamiento de las infraestructuras construidas en 2005, paso previo para la recepción efectiva de las obras y que puedan instalarse allí las empresas. El Ayuntamiento lo desestimó y ahora, Per l'Horta, aprovechando la sentencia del TSJ que anula la ZAL, pedía que el Ayuntamiento declarase la lesividad de las obras de reparación de este espacio al considerar que estas han devenido también nulas como consecuencia del fallo.

En sus alegaciones, la empresa estatal de suelo, SEPES, impulsora del enclave, subraya que las obras "han sido ya ejecutadas" y que "más lesivo para el interés público sería el que estas obras no se hubiesen ejecutado" o que el proyecto de medidas correctoras en el que se basa fuese revocado porque sin todo ello, estas obras en viales y otras instalaciones "seguirían sin ser recepcionadas por el Ayuntamiento, lo que implicaría la obstaculización de la implantación de actividades logísticas con inversiones millonarias y riqueza y empleo para la zona".

A su juicio, sería una "incongruencia" revocar todo esto al estar las obras finalizadas, y recuerda que la sentencia del TSJ no es firme -el Puerto ha anunciado que va a recurrir- y que serán los juzgados quienes deben determinar si se confirma la nulidad del Plan Especial. Alegaciones a las que se suman las de la compañía promotora de la ZAL, la sociedad Valencia Plataforma Intermodal y Logística (VPI Logística), participada por el Puerto, la Generalitat, el Ayuntamiento y SEPES.

VPI cuestiona que la asociación no recurriera el rechazo de su recurso en 2020 ante los juzgados contencioso-administrativos: "Debió recurrirlo" y pedir "las medidas cautelares procedentes y no dejar que adquiriese firmeza" la decisión del Ayuntamiento de tumbar su impugnación. A su juicio, "no se advierte lesión al interés público" y converge en que el fallo del TSJ no es firma. Y también rechaza ahora cualquier medida cautelar porque "la obra se encuentra concluida, por lo que ningún perjuicio puede ocasionar".

La Conselleria de Obras Públicas, que también dio luz verde a estas medidas, también alega contra la lesividad que reclama Per l'Horta porque para eso el proyecto de medidas debería ser anulable, pero el supuesto en el que se encuentre es el de la nulidad de pleno derecho, otra fórmula jurídica que impide reconocer la lesividad. Pero aun así insiste en que la propia asociación reconoce que la sentencia de la ZAL no es firme y que por tanto el Plan Especial "conserva validez y eficacia plenas" hasta que haya un pronunciamiento definitivo.

Pero va más allá el departamento que ahora encabeza la consellera Rebeca Torró. El escrito de la Conselleria apela a la estrategia de los hechos consumados -"fuerza normativa de lo fáctico", en términos jurídicos- para señalar que las propias obras de urbanización, que ya se hicieron en su momento -las obras actuales son de reacondicionamiento por el paso del tiempo-, confieren a los suelos carácter de solar urbanizable y ya no como suelo no urbanizable de protección agrícola. Y, por ende, no se puede considerar la lesividad que reclama la asociación, según la Conselleria, para la cual además no está suficientemente acreditado que existe un perjuicio para el interés público en las obras de reacondicionamiento.

El presidente del Puerto, Aurelio Martínez.  Foto: KIKE TABERNER

También la asesoría jurídica consistorial respalda estos argumentos. "La sentencia no es firme", indican los abogados del Ayuntamiento, e insisten en que incluso si fuera firme, "no supone" que el proyecto de medidas correctoras de las infraestructuras "sea también nulo, porque no resulta afectado por la anulación del Plan Especial". Así, creen que "la recepción de las obras" de la ZAL "sí ha de producirse, siempre que se encuentren en condiciones de recepcionarlas".

Pero más allá de todos estos argumentos, los técnicos municipales se adhieren al escrito de la Conselleria e insiste en que la asociación no está legitimada para pedir la lesividad de las medidas precautorias llevadas a cabo en la ZAL, porque la lesividad solo se puede declarar "por propia iniciativa de las administraciones públicas". Así pues, la propuesta que prevé aprobar el gobierno municipal inadmite la petición de Per l'Horta de declarar la lesividad y suspender el proyecte de las obras de readecuación de las infraestructuras.

Giner pide a Ribó una postura clara

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, pidió este jueves a Joan Ribó claridad sobre su postura con respecto a la ZAL, tras conocer la iniciativa que se aprobará en el gobierno municipal. Giner a explicado que el alcalde "va a tener que decidir si sigue haciendo populismo y bloqueando el desarrollo económico de esta ciudad o si, de una vez por todas, se alinea con los partidos que creemos que las dos cosas son compatibles: la recuperación de los terrenos más cercanos a la ciudad para construir un corredor verde que conecte l’Albufera con el Jardín del Túria y Alboraya, y permitir en otras zonas las actividades que potencien nuestro desarrollo". 

"Son dos ideas que en este caso pueden ir juntas de la mano. Hacer crecer la economía no tiene por qué ir en contra de la Agenda 2030, y nosotros creemos plenamente en esa premisa, por eso apoyamos en su momento la creación del corredor verde que propuso el PSPV y nos posicionamos en la que pensamos que es la postura más equilibrada y beneficiosa para todos", dijo Giner al respecto. "No queremos que se desarrolle la ZAL tal y como estaba ideada porque hay terrenos que podrían perjudicar la vida en los barrios, pero tampoco creemos que sea posible revertir a estas alturas toda la zona logística para convertirlo otra vez en huerta hasta el mar".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme