X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

A CAF Signalling y Thales España GRP

Adif adjudica por 291,5 millones obras en el tramo La Encina-València del Corredor

1/08/2019 - 

VALÈNCIA. Nuevo impulso al Corredor Mediterráneo. El Consejo de Administración de Adif Alta Velocidad (Adif AV) aprobó este miércoles la adjudicación por 291,5 millones de euros de los proyectos y las obras de instalaciones de seguridad, señalización, telecomunicaciones, control de tráfico centralizado y suministro de energía en el tramo La Encina-Xàtiva-Valencia de la infraestructura y, a su vez, de la futura línea de AVE que conectará València y Alicante.

La adjudicataria fue la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por las empresas: CAF Signalling y Thales España GRP, dos mercantiles que actualmente acaparan importantes contratos en el sector de la automoción. Según explican fuentes del Ministerio de Fomento a este diario, las actuaciones consisten en la redacción de los proyectos constructivos, la ejecución de las obras y el mantenimiento de las instalaciones de enclavamientos, Control de Tráfico Centralizado, sistemas de protección del tren, auxiliares de detección y de suministro de energía, telecomunicaciones fijas y móviles e instalaciones de protección y seguridad.

El plazo de ejecución total del contrato es de 336 meses, de los cuales seis son para la redacción y aprobación de los proyectos constructivos, 30 meses para la ejecución de las obras, 25 años para el mantenimiento de las instalaciones de alta velocidad y 20 años para la conservación de los sistemas de la red convencional. 

En concreto, el proyecto se estructurará en dos fases. La primera contempla las actuaciones necesarias para la puesta en servicio de un nuevo tramo de ancho convencional entre Font de la Figuera y la estación de Xàtiva y la ejecución de todas las instalaciones de seguridad de la alta velocidad en los tramos Bifurcación Aguaverde-Bifurcación La Teja y Xàtiva-València. Asimismo, se incluyen las afecciones de la electrificación (25 kV en corriente alterna) de la línea sobre las instalaciones de seguridad de la línea convencional existente, y en la vía de ancho mixto entre Almussafes-Valencia Fuente de San Luis.

Una vez se disponga del nuevo tramo en ancho convencional entre Font de la Figuera y Xàtiva se acometerá la segunda fase del proyecto que consiste en adaptar al ancho internacional el tramo que actualmente dispone de ancho convencional. Las vías se equiparán con señalización de alta velocidad y sistema europeo de gestión de tráfico ferroviario ERTMS.

Este contrato se suma al que Adif licitó hace unos meses, por importe de 1.627.403,16 euros y un plazo de 12 meses, destinado a la redacción del proyecto de implantación del ancho estándar (1.435 mm) y la adaptación a la longitud del tren estándar interoperable (750 m) en el trayecto comprendido entre La Encina y la bifurcación de acceso al puerto de Alicante (78,5 km).

La Junta Directiva de AVE en La Encina 

La Encina, epicentro de la reivindicación 

El punto de La Encina se convirtió en símbolo de la reivindicación del Corredor Mediterráneo. Hasta este enclave, se desplazó en 2016 la Junta Directiva de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), un encuentro que sirvió para escenificar la unidad de los empresarios en torno a la importancia de la puesta en funcionamiento de esta infraestructura clave para el desarrollo económico de España. Completar el Nudo de La Encina es uno de los grandes hitos pendientes porque permitirá conectar por primera vez las tres provincias de la Comunitat Valenciana y Murcia a través de la alta velocidad, además de ser un punto estratégico para las conexiones del sureste de la península con Madrid.  

Hace un mes la asociación de empresarios, impulsora del movimiento #QuieroCorredor, hacía su chequeo semestral sobre la evolución y el estado de las obras y, en este sentido, hacía hincapié en la necesidad de "desatascar el nudo de La Encina" para vertebrar norte y sur de la región valenciana, mientras que en el ramal Xàtiva-València admitía que solo faltaba la señalización. 

La línea La Encina-València, que formará parte del recorrido de alta velocidad València-Alicante, integrada a su vez en el Corredor, se compone de diversos tramos. El comprendido entre La Encina y Alicante se encuentra en servicio, mientras que La Encina-Xàtiva está actualmente en doble vía de ancho convencional con previsión de cambiar ambas vías a ancho estándar. Se encuentra en servicio en vía única el subtramo Alcudia-Mogente y en redacción los proyectos que incluyen la vía única en ancho convencional del tramo Mogente-La Encina, que absorberá los tráficos procedentes de la vía doble en explotación actual, según los datos de Fomento.

En cambio, el tramo Xàtiva-Valencia está en doble vía de ancho convencional. Ya han finalizado las obras de plataforma y vía de ancho internacional y se encuentran muy avanzados los trabajos de  instalación de la línea aérea de contacto, según el departamento que dirige José Luis Ábalos.

CAF Signalling y Thales España GRP

CAF Signalling, filial tecnológica del grupo Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), está dedicada al diseño, desarrollo, suministro y mantenimiento de sistemas de señalización ferroviaria. Hablar de su matriz CAF es hacerlo de una de las históricas cotizadas de la bolsa española y de las que más contratos viene consiguiendo en los últimos tiempos. El fabricante ferroviario vasco presidido por Andrés Arizkorreta mantiene un muy buen cartel, tanto dentro como fuera de España. Así lo demuestran los últimos contratos obtenidos este mes como el del suministro de 220 autobuses eléctricos en Varsovia y Berlín o el de 250 autobuses eléctricos para Milán. Unas adjudicaciones que han convertido al grupo de Beasain (Guipúzcoa) en uno de los líderes actuales del mercado en el segmento de autobuses urbanos sostenibles; mientras la empresa se revaloriza en bolsa este año un 15,3% para alcanzar una capitalización de algo más de 1.400 millones de euros.

Por su parte, la francesa Thales, que está participada por el Estado galo, también cotiza en bolsa -Euronext París- pero con una capitalización bastante mayor con cerca de 22.000 millones de euros -en línea con la que tenía al cierre de 2018-, que vendría a ser algo menos de lo que valen actualmente Repsol y Naturgy en la bolsa doméstica. Se trata de una compañía electrónica, que no ha perdido nunca de vista a la española Indra para hacerse con ella, dedicada al desarrollo de sistemas de información y servicios para los mercados aeroespacial, de defensa y seguridad. La empresa tiene en Thales España a su filial aquí, que cuenta con una plantilla de 1400 profesionales distribuidos en 11 centros de trabajo, exportando el  35% de su producción total.

 

Mejora de las Cercanías de València

Por otro lado, el Consejo de Administración de Adif adjudicó por 32,7 millones a la UTE formada por Azvi y Comsa un contrato de obras para la renovación de la infraestructura y del sistema de electrificación del tramo Pobla Llarga-Silla, de la red de Cercanías de Valencia, con un plazo de ejecución de las obras es de 25 meses. Esta adjudicación forma parte del Plan de inversiones para el Núcleo de Cercanías de Valencia 2017-2025.

Se trata de actuaciones para garantizar el óptimo estado de estos elementos de la infraestructura ferroviaria, con el fin de asegurar unos mayores niveles de fiabilidad, disponibilidad y confort de las instalaciones, aumentando también su duración y reduciendo la posibilidad de incidencias. Además, se prevé la mejora de la capacidad y flexibilidad de la explotación de la línea y de las estaciones del tramo. Las obras incluyen trabajos de estabilización y refuerzo en 16 taludes y de ejecución de 6 muretes guardabalasto, se actuará sobre 20 puentes de hormigón, se mejorarán y ampliarán los sistemas de drenaje en varios tramos, se eliminará la vegetación de superficie en once puntos y se realizarán otras obras de mejora de las estructuras situadas en este tramo.

Además, se ejecutará la renovación completa del carril, las traviesas y el balasto en la totalidad del tramo, de poco más de 33 kilómetros de longitud. Para ello, se instalará un nuevo carril de 60 kg/m, traviesa polivalente y balasto y se realizarán todas las operaciones necesarias para garantizar su funcionamiento óptimo. Además, el proyecto prevé la renovación de las vías de apartado de las estaciones de Algemesí y Alzira, que se adaptarán para el estacionamiento de trenes de 750 metros de longitud.

Finalmente, se procederá a la mejora y modernización del sistema de electrificación mediante la instalación de nuevos postes y cimentaciones, la sustitución de diversos elementos como ménsulas, descargadores, suspensiones y seccionadores por otros de mayores prestaciones. También, la instalación de una nueva línea aérea de contacto o catenaria, de las mismas características de las de otros tramos de la línea.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email