GRUPO PLAZA

Dan al Valencia un plazo de tres meses para presentar una propuesta con garantías

Acuerdo in extremis entre Economía y Territorio para caducar la ATE de Mestalla 

18/11/2021 - 

VALÈNCIA. Acuerdo entre las consellerias de Economía y Territorio para dar inicio al expediente de caducidad de la Actuación Territorial Estratégica (ATE) de Mestalla. Después de las claras y públicas desavenencias entre ambos departamentos sobre la idoneidad del momento para iniciar este procedimiento, finalmente se ha llegado a un consenso 'in extremis' para seguir adelante con esta propuesta que impulsaba el conseller Arcadi España. De esta forma, el pleno del Consell de este viernes dará luz verde al inicio del proceso que finalizará con esta actuación.

Según explican a este diario fuentes conocedoras de la negociación, se ha acordado que el pleno de este viernes dé luz verde al inicio del expediente que resolverá de forma anticipada la actuación, pero con una condición: si en el plazo de tres meses el Valencia CF presenta una propuesta sólida, con avales y garantías, se le mantendrá el planeamiento que contempla la ATE. Es decir, que el club que preside Anil Murthy no perdería la edificabilidad extra que le otorgaba esta figura urbanística.

"En el caso de que el promotor de la ATE presente en el plazo de 90 días una propuesta creíble y garantizada financieramente para finalizar el estadio y otras previsiones incorporadas en la ATE, la Generalitat, en el caso de que el Consell declarara la caducidad, aplicaría la competencia expresamente otorgada por el artículo 5.3 de la Ley 1/2012, de decidir si se derogan o no las previsiones del planeamiento aprobado con ocasión de la tramitación de la ATE", expresa el acuerdo sellado entre ambas consellerias.

De esta forma, tal y como contemplaba el informe de la Abogacía de la Generalitat, se podrán mantener las previsiones de planeamiento, pero "de forma motivada y basándose en el interés general y en el ejercicio legítimo de la potestad discrecional de aprobación del planeamiento que recoja la ordenación estructural", reza al acuerdo al que ha tenido acceso este diario. Eso sí, el final de la ATE será este viernes un hecho con la aprobación por parte del Consell del inicio del expediente.

Otra de las cuestiones que también resuelve este acuerdo es el tema competencial sobre la ATE. Ambos departamentos han protagonizado un tira y afloja sobre quién tenía la última palabra sobre el devenir de este desarrollo. En el acuerdo se plasma que la decisión es conjunta porque concurren "competencias de ambas consellerias". 

El conseller Rafa Climent. Foto: RAFA MOLINA

De esta forma, se da un ultimátum al club para que mueva ficha si quiere mantener las ventajas que ofrece la figura urbanística de la ATE y el planeamiento aprobado en 2015, cuando la entidad valencianista y el Gobierno valenciano, entonces presidido por el popular Alberto Fabra, fijaron los hitos del desarrollo urbanístico. En caso de que venza ese plazo que da ahora la Administración, el club perdería una recalificación de suelo terciario que le costaría entre 15 y 20 millones de euros.

Por tanto, el Valencia tiene ya un plazo fijo para cumplir con su compromiso de acabar el nuevo estadio con los millones que recibirá del acuerdo entre LaLiga y el fondo CVC, en caso de que finalmente este salga adelante. Así, lo ha trasladado, pero con este acuerdo la Generalitat le acota el plazo para que las declaraciones se conviertan en acciones y compromisos reales.

Pero, además, se da cumplimiento al informe de la Abogacía de la Generalitat Valenciana que instaba a la Administración valenciana a actuar ante los sistemáticos incumplimientos del club con los hitos fijados en la ATE. En concreto, los abogados de la Administración autonómica aseguraban que la Generalitat tiene la "obligación jurídica de resolver anticipadamente" y le daba dos opciones para hacerlo. Por un lado, ofrecía la opción a la Generalitat de sustituir al promotor de la actuación, en este caso el Valencia CF. Y por otro, posibilitaba la declaración de caducidad de la ATE. Una vía, esta última, que es la que ha tomado Territorio, dado que la sustitución del promotor resultaba "inviable".

Paz en el Consell

En clave política, con este pacto, ambas consellerias sellan la paz y dan por finalizado el cisma que se había evidenciado este jueves y que abocaba a una profunda crisis interna en el seno del Consell. Y es que las discrepancias entre los socios de gobierno sobre el futuro del desarrollo son notorias desde hace meses y este pasado jueves se volvieron a escenificar con la decisión del socialista Arcadi España de elevar al pleno del Consell de este viernes el expediente para caducar la ATE, pese a que esta propuesta no contaba con el beneplácito de la cartera que dirige Rafa Climent (Compromís).

La propuesta de Arcadi España se encontraba en el orden del día de la reunión de este jueves del consellet, cita previa al pleno del Consell a la que acuden secretarios autonómicos y subsecretarios del Gobierno valenciano y en el que se ordenan las cuestiones que se debatirán y aprobarán al día siguiente. Una reunión que, según fuentes presentes en el encuentro, se desarrolló en un tono "bronco" y donde hubo "mucha tensión" cuando se debatió sobre esta cuestión.

Las posiciones estaban bien fijadas. Territorio justificaba la premura de iniciar ya la caducidad de la ATE en base al informe de la Abogacía de la Generalitat Valenciana que insta a la Administración valenciana a actuar ante los sistemáticos incumplimientos de la entidad valencianista. Y en base a esa orden y al incumplimiento de la mayoría de obligaciones del convenio firmado hace ya seis años entre el club y la Administración defendió sacar adelante esta iniciativa. 

El conseller Arcadi España. Foto: KIKE TABERNER

Sin embargo, los de Climent exhibieron su rechazo a esta decisión al considerar que dado que en diciembre LaLiga y el fondo británico CVC previsiblemente sellarán el acuerdo que reportará una importante inyección económica al club, se debería esperar a ese balón de oxígeno antes de tomar cualquier decisión. No cuestionaron el fondo, sino la "precipitación" de resolver ya la ATE en lugar de esperar "unas semanas más". Coincidencia en el diagnóstico, pero oposición en las formas. No se llegó a ningún tipo de consenso.

Por tanto, la resistencia de Economía este jueves hacía prever que el expediente de caducidad de la ATE no iba a entrar en el orden del día del Consell por la falta de acuerdo. Así pasó con proyectos como la Ley de Lobbies o en varias ocasiones con el Plan de Acción Territorial Sectorial del Comercio de la Comunitat Valenciana (Patsecova), que quedaban paralizados por vetos por parte de alguna de las patas del Botànic.

Se evita la votación en el pleno

No obstante, el titular de Obras Públicas llegaba hasta el final e insistía en que iba a llevar igualmente su propuesta, lo que forzaba la votación en el Consell, abriendo una grieta en el gobierno autonómico. Desde Compromís consideraban "una deslealtad" el camino emprendido por el socialista y una "desautorización" a lo acordado en la reunión del consellet. El cabreo era mayúsculo y se abría una mesa de negociación para intentar acercar posturas.

Y es que, con carácter general, los temas que no consiguen respaldo mayoritario entre los socios de gobierno no se elevan al pleno del Consell para su aprobación. La única vez que se produjo una situación similar fue ante el anticipo de las elecciones autonómicas en la Comunitat Valenciana en 2019. En aquella ocasión, Compromís se oponía a adelantar los comicios y la cuestión se votó en el Consell, ganando el sí por el voto de calidad del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que inclinó la balanza. Pero, con este acuerdo, se evita llegar a esa situación y provocar en legislatura y media un importante desacuerdo en el Gobierno valenciano.

Foto: KIKE TABERNER

Según explicaban a este diario fuentes de Territorio, su obligación era cumplir con el mandato de la Abogacía de la Generalitat que les apremia a actuar y, por tanto, subrayaban que "por seguridad jurídica y por garantizar el cumplimiento de la legalidad" se debe resolver de forma anticipada la ATE.

No obstante, Climent aseguraba hace unos días que prefería la vía de la prudencia y esperar unas semanas más. "Entendemos que el Valencia tiene una posibilidad en esos dos meses para avalar, de una manera clara si se cumple el contrato con CVC, las obras del nuevo estadio. Apostamos por la prudencia y pensamos que el momento de caducar la ATE no es este. Puede que sea otro si realmente el Valencia, transcurridos estos dos meses, no mueve ficha. Pero tiene que mover ficha", señalaba.

Desde la tercera pata del Botànic, Podem defendía el cumplimiento del informe de la Abogacía, pero insistían en que este no indica un plazo determinado, por lo cual era más favorable a la posición de Economía de dar un margen de tiempo de unas semanas más para facilitar el acuerdo. Eso sí, recalcaban que antes de que acabara el año debía estar tramitado si no había nuevos movimientos al respecto.

Unas discrepancias que vienen de lejos

Este último enfrentamiento es el último capítulo de un choque entre consellerias que se ha agudizado con el paso del tiempo, pero que viene de lejos. Y es que desde que se iba acercando la finalización de los plazos para que el Valencia actuara o mostrara su compromiso de continuar con las obras del Nou Mestalla, ambos departamentos han mantenido posturas sensiblemente diferentes.

Mientras que Territorio ha mostrado siempre una línea más dura y estricta respecto a la falta de interés mostrada por el club valencianista y por los flagrantes incumplimientos con la actuación, su homólogo en Economía ha preferido optar por ir con pies de plomo. En ese sentido, Climent ha abogado por una postura más garantista para evitar, en la medida de lo posible, que el caso acabara en los tribunales y el Valencia pudiera obtener allí una victoria.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email