X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

plato de la semana

Aguachile verde de mariscos en Casa Amores

Ácido, ligero y sabroso. El aguachile empieza a desbancar a su primo el ceviche en muchas cartas de restaurantes 

Por | 01/02/2019 | 1 min, 27 seg

El aguachile está de moda. En México, Nueva York o Madrid. El plato típico de la costa del Pacífico mexicano recuerda a su compadre peruano, el ceviche, en la base -limas y chile- pero con identidad propia. José Gloria, cocinero y propietario de La Llorona y Casa Amores, lo comía de niño en sus veranos en Acapulco junto a su familia. "El aguachile se prepara, como su nombre indica, con agua y chiles, pero nosotros le ponemos un licuado de pepino, cilantro, chile serrano o japaleño dependiendo de la época, zumo de limón y cebolla blanca", explica Gloria, "en México pica bastante, pero nosotros lo hemos rebajado. Al principio lo preparábamos muy picante, hasta mi madre cuando lo probó en la inauguración me dijo que era demasiado, así que lo hemos ido suavizando. Si algún cliente nos pide que pique , le añadimos aceite de habanero".

En la receta original, los camarones van crudos, cocidos únicamente con el cítrico del limón, pero José prefiere darle a los langostinos, las navajas, el pulpo y los mejillones una precocción. Para acabar este plato, en Casa Amores le añaden aguacate, pepino, tomate en dados, una juliana de manzana y ralladura de lima.  Un extra que se desmarca de la receta original y que sin embargo funciona la mar de bien. Tanto que uno no puede parar de acabarse el caldito con la cuchara hasta dejar el plato reluciente.

¡Viva este México marinero y desconocido que nos descubre Casa Amores!


Comenta este artículo en
next