GRUPO PLAZA

Las defensas de imputados del PP señalan al exvicealcalde

Alfonso Grau, en el centro de la diana del caso del 'pitufeo'

Foto: MARGA FERRER

Las preguntas en las declaraciones y las periciales propuestas por un grupo de seis letrados del caso de presunta financiación ilegal del PP tratan de acreditar que todo fue un complot de Grau contra el Grupo Municipal

16/11/2016 - 

VALENCIA. Alfonso Grau, exvicealcalde de Valencia y mano derecha de Rita Barberá durante 20 años, es el objetivo de un grupo de seis abogados de las defensas de los cerca de 50 acusados de blanqueo de capitales del Grupo Municipal Popular, el también conocido como caso del 'pitufeo'. Ya desde un principio su línea de defensa apuntaba a un presunto complot de Grau y sus asesores, pero tras añadirse el delito electoral a la causa, varios de los letrados han optado por cercar al exvicealcalde.

Los motivos de apuntar hacia Alfonso Grau son dos. El primero es demostrar que las grabaciones en las que su mujer, la exconcejal de Cultura María José Alcón, le explica a su hijo cómo se realizó el presunto blanqueo de capitales están manipuladas y orquestadas por él. El segundo motivo es descargar de culpa a la cajera del PP, la exsecretaria del grupo Mari Carmen García-Fuster, no solo del blanqueo sino también del delito electoral en la campaña de 2011 y de 2015.

Según ha podido saber Valencia Plaza de fuentes de las defensas así como cercanas a la investigación, las posturas adoptadas por este sexteto en las diferentes declaraciones de investigados y testigos y las periciales solicitadas por el grupo de letrados van todas en la misma línea: desacreditar a Alcón y hundir a Alfonso Grau.

Prueba de ello es la reciente petición de escuchar la grabación completa entre la exconcejal y su hijo. Este periódico ha podido averiguar que estos letrados esperan poder acreditar una manipulación por parte del entorno de Alcón, y así conseguir que se eliminen de la causa.

Las últimas declaraciones tomadas por el magistrado instructor dentro de esta pieza también han ido en esa línea de defensa. Al responsable de la Agencia de Comunicación Trasgos, Antonio Puig, le preguntaron quién era la persona responsable de los contratos en la campaña de 2011, a lo que éste respondió que Grau. Esto apuntaría, según ellos, a que era Alfonso Grau la persona que movía los hilos dentro del delito electoral y no la cajera García-Fuster.

Otra de las testigos, una asesora que se negó a blanquear dinero del Grupo Municipal, respondió que, tras pedirle la cajera que blanqueara dinero, llamó a Grau para contárselo. En su día, Alfonso Grau declaró que se enteró del tema del pitufeo por su mujer y que no había hablado del tema con nadie más.

El detonante, según los letrados

Para este grupo de abogados, la respuesta de la asesora apoya su tesis de que, tras tener que abandonar la política activa por el caso Nóos, y ver como su mujer era relegada dentro de las listas, Alfonso Grau maquinó todo un plan para acabar con los que habían sido sus compañeros en el Ayuntamiento de Valencia, llegando a mentir delante del magistrado cuando acudió a declarar como testigo.

El resto de los abogados de las defensas están bastante perplejos ante la deriva que está tomando el tema. Algunos letrados consultados por Valencia Plaza tachan de "errónea" la estrategia, ya que Alfonso Grau es la persona que conoce "todos los trapos sucios del Ayuntamiento de Valencia, del Grupo Municipal y de todos los concejales de los últimos 20 años". Explican estas fuentes que apretar al exvicealcalde puede terminar siendo una "bomba de relojería que les estalle en la cara" y, por ende, "a todos los demás".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email