Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

la UCO les acusa de pactar una mordida de 120.000 euros por una residencia de ancianos

Alfonso Rus a Marcos Benavent: "Por hacer eso, a mí me tienes que dar algo"

14/05/2020 - 

VALÈNCIA. El nuevo informe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) sobre la pieza de la financiación del club de fútbol Olímpic de Xàtiva con dinero negro, que presuntamente procedía de mordidas a empresarios contratistas con la administración en la época en la que Alfonso Rus fue alcalde de la ciudad, presidente del club y presidente de la Diputación de Valencia, incluye conversaciones entre Rus y el exgerente de la empresa pública Imelsa Marcos Benavent que arrojan luz al menos sobre la falta de escrúpulos de los dos personajes.

En el informe, al que ha tenido acceso València Plaza, la UCO ha incluido una conversación en la que Rus y Benavent hablan sobre los terrenos destinados a la construcción de una residencia de ancianos. En dicha conversación, no solo se habla de que sea una empresa de su elección la que se lleve el contrato, sino como dice Benavent, que "paguen un peaje". Es más, es el propio Rus el que le explica a Benavent cómo debe pedir la mordida.

Durante la charla entre ambos hay un momento en que Benavent dice sobre la empresa: "Es lo que tú dices, que pierdan 30 millones. Se lo quitan de encima", a lo que el entonces alcalde responde: "Aquí la jugada, nosotros cogemos 20". También hablan de que sea la Generalitat la que pague las plazas de los ancianos:

-Alfonso Rus (AR): Esa es la residencia, donde ganan el dinero.
 
-Marcos Benavent (MB): Está claro, ahora allí también iba a hacer…
 
-AR: Pero Che, vamos a ver Marcos, pero si esa tiene (ininteligible)
 
-MB: Que sí, que sí, convendría que le pagaran una serie de plazas.
 
-AR: Todas!
 
-MB: ¿Cómo todas? ¿140 plazas subvencionadas?
 
-AR: Claro.
 
-MB: Pero al 100 por 100 no, habrá un porcentaje…
 
-AR: (…) lo ha hecho todo
 
-MB: ¡Hostia! ¡Eso es un chollo!
 
-AR: Es una concesión que se la dan, la concesión la dan a varios sitios.

Es en ese momento cuando Benavent se da cuenta del negocio que supone lo que le dice su jefe para la empresa que se lleve el contrato -en este caso fue Cleop-, y empiezan a hablar de las mordidas.

-MB: Que no es riesgo (para la empresa), el suyo de llenar con los abuelitos. Sino que la conselleria te envía ahí 140 abuelitos, pagados todos por la conselleria. Me cagüen la puta, hostia, 20 es poquito.
 
-AR: Nooooo. Vamos a ver Marcos, las cosas hay que hacerlas….
 
-MB: Bueno bien, 20 más.
 
-AR: Le llamas y…
 
-MB: Se le dice ‘¿A ti te interesa esto? Yo podría hacer que esto fuera para ti'.
 
-AR: Sin pagar nada ¿Eh? Creo que sin pagar nada.
 
-MB: Déjame que lo vea, y si te interesa podríamos hacerlo y además subvencionado por la conselleria. Son los que te envían las plazas y eso es lo que te interesa a ti. Déjame que lo vea. Y al día siguiente: ya lo tengo visto.

Es entonces cuando Rus comienza a hablar de dinero negro. Le explica a Benavent que le cuente que una empresa pagó "dinero en negrilla", a lo que su interlocutor le contesta que lo hará in decir la empresa. Rus le dice que le nombre a la Caja Rural, que era la que tenía el solar y que se lo vendió a esta empresa de dinero en negrilla:

-AR: Porque no se lo regaló, (…) nosotros pagamos a Espinell o a 7-30 veinte quilates para que nos lo pasaran.
 
-MB: Correcto.
 
-AR: ¿Vale? Y siempre, en negrilla. Pero tú le tienes que decir: "Por hacer eso, a mí me tienes que dar algo". Porque así el problema ¿sabes qué es? Que es a costo puro. Aquí no se paga nada de nada… Aquí no hay trasvase. Yee, aquí es a costo puro y duro.

La conversación prosigue hasta que Benavent dice: "Claro, yo tengo que ponerle el caramelo en… y que él coja interés: Che ¿a ti te interesaría esto de puta madre, tal y que cual? ¿Para entrar mañana ya? Subvencionado, no tiene coste ninguno. Siete mil metros. Ciento cuarenta plazas. Eso se hace los números'. Hombre tal y como lo planteas, sí".
 
-AR: Tú lo que le tienes que decir: "Yo te puedo sacar eso sin conste puro".
 
-MB: "Tú y yo ya hablaríamos. Tú y yo tendremos que hablar de lo mío". Eso ya es otra historia.
 
-AR: tú y yo tendremos que hablar de lo mío.
 
-MB: Claro. Eso es lo que voy a decirle: "Tú y yo tendremos que hablar de lo mío. Aquí hay un peaje, unos 20 kilos".
 
-AR: No de peaje, no.
 
-MB: No, de peaje no. De paso, de paso.
 
-AR: No. Lo que pagaron estos al otro. Y eso me lo tienes que dar a mí, porque yo se lo tengo que dar a quien corresponda. Y ellos no te dirán nada. No digas peaje porque pensarán que está pagando 20 kilos y dirán '¿yo para qué?'.
 
-MB: No, no, uno al otro, vale.
 
-AR: después habla conmigo.

Según los agentes de la UCO, en esta conversación Rus querría ofrecer "a algún empresario los derechos en relación con la residencia que titularía Caja Rural y que, por algún tipo de gestión que ellos podrían realizar, la empresa debería pagar". Finalmente, la empresa que acabó construyendo y gestionando ese geriátrico 'subvencionado’ fue la empresa Cleop, que según el informe pagó 120.000 euros en mordidas, es decir, los 20 kilos (de pesetas) de los que hablaban en su conversación Benavent y Rus.

De ese dinero, al que la UCO le ha seguido el rastro, 60.000 fueron a parar al Olímpic de Xàtiva, pero los otros 60.000 se los habría quedado presuntamente Alfonso Rus. Para ello, según la UCO, se utilizó una empresa intermedia que presuntamente facturó a Cleop que, a su vez, ingresó el dinero en una cuenta bancaria del empresario de Xàtiva. Éste, una vez tuvo el dinero en su poder, fue al banco y sacó primero 25.000 y posteriormente otros 25.000 euros.

Los investigadores creen que esos 50.000 de 60.000 euros fueron a parar a los bolsillos del expresidente de la diputación, mientras que los 10.000 restantes serían la comisión del empresario que hizo de intermediario. La investigación ha llevado a la UCO a creer que el expresidente de la Diputación de Valencia no solo utilizó el dinero de las mordidas para financiar el club de sus amores, sino que también se quedó parte de ese capital para su uso y disfrute personal. Un dinero que presuntamente procedería de empresas que pagaban a cambio de contratos con el Ayuntamiento de Xàtiva y la diputación que presidía el propio Rus.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email