GRUPO PLAZA

análisis

Aquí tiene los activos más atractivos para invertir en 2017

La analista de Orey Financial recomienda construir una cartera diversificada para reducir los niveles de riesgo y poder obtener así una rentabilidad

20/12/2016 - 

MADRID. En la segunda mitad de 2016 se han observado suaves mejoras en el crecimiento económico global, que podrían contribuir a una situación de desarrollo para los activos de mayor riesgo. El consumo debería seguir reforzando el crecimiento de las economías de los países desarrollados, aunque pueda permanecer en niveles modestos y provocar que el exceso de oferta se mantenga.  Con el fin de la era de hielo de las tasas de interés en 2017 y en un escenario en el que se mantiene la incertidumbre como denominador común, con expectativas de una política fiscal neutra en Europa, de una política fiscal expansiva y de la normalización de política monetaria en EE UU, una cartera diversificada podría permitir reducir los niveles de riesgo y ofrecer rentabilidad. 

Las expectativas para 2017 son de rentabilidad moderada en un entorno de picos de volatilidad. A pesar del escenario de tasas de crecimiento económico relativamente modestas y de la normalización de la política monetaria, la renta variable (stock picking con ratios deuda/activos reducidos) podría ser, en detrimento de la renta fija, una fuente de valor, y las divisas y materias primas fuentes de diversificación.

En un escenario de casi pleno empleo, con un crecimiento soportado por la demanda interna, si Donald Trump tiene éxito con su programa de estímulo fiscal, los intereses podrían tener un fuerte impacto negativo sobre la renta fija, en particular sobre los bonos soberanos. Sin embargo, si las políticas de Trump son realmente capaces de aumentar el crecimiento económico, este efecto podría ser mitigado. Por lo tanto, en EE UU, las empresas expuestas positivamente al aumento de las tasas de interés, como las financieras, podrían tener mejor rendimiento al ser expuestas al ciclo económico y al estar menos endeudadas. 

Si analizamos las empresas que componen el Dow Jones, como The Travelers Co, Nike Inc o Exxon Mobile, destacan por tener bajos ratios de deuda sobre el total de activos. Compañías como IBM, Apple, Pfizer y Cisco destacan por una previsión de Price Earnings para el próximo año por debajo del índice agregado.

Perspectivas de inflación

Las perspectivas de crecimiento económico y de inflación en la zona euro, a pesar del crecimiento económico, podrían seguir siendo modestas. En este escenario, los altos niveles de deuda pública constituyen un obstáculo importante para llevar a cabo una política fiscal más flexible. Teniendo en cuenta el apoyo del BCE, los bonos europeos high yield podrían seguir ofreciendo un cierto valor. 

Para la renta variable, la baja rentabilidad de las empresas europeas se ha llevado por delante alguna de las más atractivas. Sin embargo, el sector bancario europeo continuará bajo presión, con los bancos como foco de atención especial. Cualquier reducción en la confianza podría llegar a ser sistémica. Además, el escenario seguirá manteniendo perspectivas de rentabilidad reducidas para las financieras europeas.


En el mercado de divisas, el dólar seguirá siendo apoyado por las expectativas de la subida de tipos de interés y la materialización de la misma. La política de Quantitative Easing del BCE ayudará a sostener la moneda europea. Por lo tanto, se espera que el euro-dólar en 2017 opere por debajo de la media, reflejando así las políticas monetarias opuestas. La libra esterlina también continuará bajo una fuerte presión vendedora con la formalización de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Aunque en la actualidad, la libra ya refleja en gran medida la decisión del Reino Unido de permanecer fuera de la Unión Europea, podríamos alcanzar nuevos mínimos históricos de la libra frente al dólar durante el 2017. No obstante, frente a la moneda europea, podremos ver una cierta recuperación de la libra. En cuanto al yen, el 'masivo' programa de compra de activos del Banco de Japón seguirá promoviendo la depreciación de la moneda nipona. Este movimiento podrá verse intensificado con la subida de tipos de interés en Estados Unidos. En este contexto, el dólar-yen japonés se negociará en torno a los picos del año pasado, que se situaban en 125,00 unidad.es

Comportamiento volátil del petróleo

El crudo puede presentar un comportamiento volátil. La eficacia del reciente acuerdo sobre una reducción de la producción en los países miembros de la OPEP, y al que se han unido países externos como Rusia, sigue siendo una fuente de incertidumbre. Por otro lado, la recuperación de los precios de las materias primas contribuirá a aumentar la oferta de los países que no participan en el acuerdo, como EE UU, y esto podría relanzar los precios de nuevo.

Después de los disruptivos eventos políticos recientes, el calendario electoral europeo del próximo año se presenta como un desafío para la integración europea. Parlamentos fragmentados en los que partidos populistas antisistema cada vez tienen más poder, pueden suponer un obstáculo a la hora de adoptar las medidas necesarias para apoyar la estabilidad financiera. Por otro lado, si se materializan medidas orientadas al proteccionismo en Estados Unidos, el mercado global podría reducirse penalizando todos los bloques. Por último, cuestiones como el desarrollo del proceso de Brexit y el ritmo de crecimiento en China, son factores que podrían representar una volatilidad adicional.

Marisa Cabrita es analista de Orey Financial

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email