Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

confluencia compromís-podemos-eu

Así fue el pacto 'A la Valenciana': en el último minuto y discutido en la notaría

14/05/2016 - 

VALENCIA. El pacto Compromís-Podemos-EU, que concurrirá bajo el paraguas 'A la Valenciana', se cerró este viernes al más puro estilo de la coalición: en el último minuto e incluso con el debate aún abierto en la propia notaría.

El día comenzó retomando unas negociaciones que se habían pospuesto el jueves después de que el equipo negociador de Esquerra Unida, capitaneado por Glòria Marcos, se levantara de la mesa ante una oferta de sus posibles socios que no le ofrecía ningún puesto de salida en las candidaturas.

Este viernes por la mañana, Compromís y Podemos se sentaron a negociar una segunda proposición. La posibilidad de ofrecer el número cinco por Valencia a Esquerra Unida era contemplada por Podemos si Compromís accedía a una compensación en la circunscripción de Alicante, la cesión del puesto número cuatro. Esta opción no agradaba a la formación valenciana, puesto que les dejaba solo el segundo puesto de la candidatura rodeados por aspirantes de Podemos en el 1, 3, 4 y 5, siendo el sexto para Esquerra Unida.

La siguiente oferta cambió el mapa. Se telefoneó al equipo negociador de EU que entró en la sede de Compromís en torno a la una del mediodía. La intención era cederles el número tres de Alicante -un puesto a priori con escaño asegurado- y el puesto seis por Valencia. Una posición que, aunque no se alcanzó el 20D, tendría posibilidades debido al aumento de un diputado en la provincia por el último censo de población y por las buenas perspectivas de la candidatura.

La pelota pasó entonces al tejado de Esquerra Unida. Fuentes de esta formación señalaron a este diario que la oferta era "interesante", dado que ofrecía la opción a EU de obtener dos escaños. No obstante, se sucedieron los recesos y conversaciones por separado entre las distintas delegaciones en los despachos de la sede de Compromís: finalmente, desde Esquerra Unida se prefirió aceptar el número cinco por Valencia y, después, dos puestos en Alicante (6º) y Castellón (3º) sin ninguna posibilidad de lograr escaño.

La artífice de la decisión, según distintas fuentes de EU, fue la ex coordinadora general Glòria Marcos, quien adujo los problemas de paridad que existían para la oferta en la provincia de Alicante y prefirió una mayor seguridad de éxito en la circunscripción de Valencia, donde concurre el exdiputado Ricardo Sixto.

La composición resultante soliviantó a buena parte de los cuadros de EU en Alicante, según fuentes de la formación, que vieron cómo se esfumaba toda posibilidad de conseguir un diputado. "La oferta el jueves, el número seis por Valencia, era humillante. 24 horas después, el número cinco ya es fantástica", comentaba un dirigente de este partido, que consideraba que había pesado demasiado en la negociación el deseo por parte de Marcos de favorecer a Sixto.

El debate no quedó ahí. Tras presentarse ante los tres representantes de la negociación, Joan Baldoví (Compromís), Àngela Ballester (Podemos) y Glòria Marcos (EU), y felicitarse por el acuerdo, la discusión prosiguió ya en la notaría donde debían registrarse las condiciones del acuerdo. Así, fuentes de EU aseguraron que la dirección federal del partido puso de manifiesto su preferencia por la anterior oferta realizada que incluía el número tres por Alicante y el seis por Valencia porque daba mayores opciones a este partido de tener dos escaños.

Una opción que desde Compromís y Podemos se rechazó al considerar que se situaba fuera del marco de la negociación: es decir, la oferta se había retirado ya una vez que se había aceptado el número cinco por Valencia. Finalmente, el acuerdo quedó sellado tal y como había sido anunciado en torno a las 3 de la tarde.

Compromís mantiene el cuatro por Alicante y deja viva la opción del quinto diputado para el grupo propio

En cuanto a la contraprestación que solicitaba Podemos a Compromís, el número cuatro por Alicante, se alcanzó finalmente un acuerdo salomónico: la formación valenciana retuvo el puesto con la promesa de que si se conseguía el escaño lo mantendría dos años para después cederlo al partido de Pablo Iglesias.

Una situación que, en el caso de sumar ese parlamentario, sería muy ventajosa para Compromís dado que lograría el quinto diputado que le haría falta para solicitar con mayores garantías el anhelado grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email