Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

mirando al mar

Benidorm descubrió el esquí náutico en España

El Cable Ski de Benidorm, el más antiguo de Europa, cumplirá el año que viene 55 años. Su historia es tan desconocida como pintoresca

20/10/2020 - 

VALÈNCIA.-En 1966, Humberto Armas Cruz, emprendedor canario afincado en Alemania, decidió importar a España, de la mano del ingeniero alemán Bruno Rixen, una modalidad de esquí náutico con la que no hacía falta la tracción de una lancha rápida y en la que podían esquiar sobre el agua diez personas a la vez. Se trataba del invento alemán cable ski, un circuito de mil metros franqueado por cuatro torres clavadas en el agua y un cable que las unía a unos cinco metros de altura del agua. Lo alimentaba un motor Mercedes Benz de gasoil totalmente insonorizado y era operado por una persona, el ya mítico Juan Jiménez, que daba salidas y llegadas a los esquiadores. Así nació el primer cable ski del mundo y estaba en aguas de Benidorm.

Era la época del alcalde Pedro Zaragoza, el que convenció a Franco de que el bikini era muy bueno para las poblaciones costeras de España, el que comenzó a aprovechar la mayor especulación de terrenos de la historia y el promotor que supo convertir un pueblo de pescadores en una ciudad cosmopolita, donde las minifaldas, las melenas, los coches deportivos, las discotecas… comenzaron a ser habituales.

Humberto Armas estuvo valorando varios lugares para colocar su cable ski. Uno de ellos fue la Cala de Finestrat, pero los vientos y la meteorología sumaron más puntos para colocarlo en el ya mítico Rincón de Loix, en la playa de Levante, frente a los legendarios hoteles Nadal y Brisa. Un rincón en el que sobre sus dunas se han construido los edificios más lujosos y caros del mundo, y donde se ubicaba El Dátil, un bar de pescadores muy popular, o La Almadraba, un beach club al uso de la época.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

El Cable Ski de Benidorm era una atracción más de la ciudad, pero que poco a poco fue creciendo. Miles de visitantes lo hacían durante unos días para poder disfrutar del esquí en unas aguas placenteras y bajo una temperatura envidiable, ya que Benidorm disfruta de un microclima como no hay otro en España. Otros miles lo descubrían en su primer viaje y no lo olvidaban porque al año siguiente volvían a probar la experiencia.

* Lea el artículo completo en el número de octubre de la revista Plaza

Noticias relacionadas

Pirotecnia en crisis

Pot començar la mascletà?

Por  - 

El parón global en los espectáculos de fuegos artificiales provocado por la pandemia amenaza con arrasar el know-how acumulado durante décadas en la pirotecnia valenciana, cada vez más débil pese a haber sido una referencia mundial en los ochenta

ya a la venta el número de noviembre

El Casal España Arena de València, portada de Plaza 

Por  - 

En 2023 abrirá sus puertas el nuevo estadio del Valencia Basquet, el Casal España Arena de València. Pero el sueño de Juan Roig es más que una cancha de baloncesto, será una referencia cultural para la ciudad. Además, hablamos de cómo la covid-19 a diezmado el sector pirotécnico, recuperamos la biografía del anarquista Orquín, entrevistamos a Valeria Vegas (guionista de 'Veneno') y mucho más

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email