X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

candidaturas autonómicas

Caos, histeria, aglomeraciones: el posible vuelco de la derecha complica aún más las listas del Botànic

1/02/2019 - 

VALÈNCIA. Las candidaturas a Les Corts de los diferentes partidos con cierto recorrido en el panorama político suelen compartir como característica común el exceso de demanda para la oferta existente. Es decir, si bien en los partidos noveles o sin implantación a veces escasean los perfiles válidos, lo habitual en las grandes fuerzas políticas es que existan más aspirantes que plazas disponibles: ejemplo de ello, tal y como informaba Valencia Plaza este jueves, es el caso del PSPV donde a día de hoy ya aparecen en las quinielas más hombres con opciones de ser elegidos de los que cabrían en la candidatura si los socialistas repitieran resultados.

Este caso se aprecia también en Compromís. A falta de casi dos semanas de que se cierre el plazo para inscribirse a las primarias, los aspirantes a obtener un puesto que permita acceder al escaño ya superan con creces los puestos posibles. Esto, que es algo habitual, resulta más llamativo cuando muchos de los que dan un paso adelanto no son, por así decirlo, 'frikis' -elementos extraños- dentro del partido, sino que tienen respaldo de determinados grupos o colectivos con dirigentes de peso. En resumen, en la coalición valencianista habrá tensión especial en las primarias... ¿por qué?

Al margen de las aspiraciones lícitas y habituales de los militantes destacados -o no- que deciden libremente optar a un puesto de diputado en Les Corts, resulta evidente que la irrupción de la extrema derecha apunta a multiplicar los miembros de la coalición que puedan dar un paso adelante en las primarias. Un hecho que también se reproduce en el PSPV-PSOE, si bien conviene puntualizar que en la formación socialista no se convocan primarias para la lista a Les Corts y solo se vota el candidato a la Generalitat, en este caso el actual presidente, Ximo Puig.

La bancada socialista en un pleno de Les Corts. Foto: VP

Así pues, meses atrás todos los sondeos apuntaban a una reedición de la mayoría de izquierdas en casi todos los casos con una diferencia más holgada con PP y Ciudadanos de la existente en 2015, cuando a ambos bloques les separaron 11 diputados. No obstante, la irrupción de Vox en las elecciones andaluzas con una docena de representantes y el vuelco a favor de la derecha de una autonomía tradicionalmente socialista, ha metido el miedo en el cuerpo a los socios del Consell. 

Es decir, ni altos cargos que figuran actualmente en el Gobierno valenciano ni otros dirigentes que no los ostentan pero que poseen aspiraciones, tienen la garantía -que sí se daba por hecha hace unos meses- de que volverán a tener mando en el Consell. Con este escenario, tanto en PSPV como en Compromís, las pretensiones de obtener un puesto de diputado seguro -se gane o se pierda- se han multiplicado.

Nathalie Torres

Sin ir más lejos, la subdirectora general de Política Lingüística y Gestión del Multilingüismo en la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Nathalie Torres, cargo dependiente de Vicent Marzà, fue este jueves la última en dar el paso públicamente. De esta manera, se une a otros que han mostrado su intención de presentarse en la circunscripción de Valencia como Carmen 'Papi' Robles, Josep Gimeno, Jesús Pla, Xavi Rius, Pilar Moncho, Ferran Barberà o Tomás Ferrandis, como ya informó este diario.

A ellos hay que sumar a muchos de los actuales diputados, de los que se presume que buena parte tratarán de continuar en sus puestos. Así, Fran Ferri ya anunció que aspirará a encabezar la lista, Enric Morera aseguró que se presentará aunque no aclaró si será a ese lugar privilegiado o a cualquier puesto de la lista. En esta línea, y salvo Jordi Juan y Maria Josep Ortega que a priori no seguirán, los restantes parlamentarios -ocho en total- no se han descartado para continuar, lo que indica que los puestos estarán apretados. Y si un proceso de estas características ya estaría disputado en condiciones normales, el miedo a perder las instituciones a manos de la derecha, apunta a aumentar los aspirantes y la batalla.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email