Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

paterna y benidorm ya trabajan en su implantación

Así funciona City Sentinel, el sistema para detectar coronavirus en aguas residuales

12/07/2020 - 

VALÈNCIA. 28.000 muertos y más de 250.000 contagiados: esa es la huella que el coronavirus ha dejado sobre la sociedad española. Aquellos primeros meses de 2020 siempre serán recordados por la incertidumbre, la incredulidad, el miedo y el recelo hacia lo desconocido. Una enfermedad importada desde la otra parte del mundo, de la que prácticamente nadie sabía nada, y un sistema que no estaba preparado para hacer frente a una amenaza de estas características.

Los daños colaterales que trajo consigo, por supuesto, no fueron mucho mejores: confinamiento, ralentización económica y cambios drásticos en la forma de vida. Un impacto tan certero que incluso ahora, con la llegada de la 'nueva normalidad', todavía despierta malos recuerdos. Es precisamente este miedo a una nueva oleada lo que ha llevado a las administraciones públicas a agudizar el ingenio, y a buscar soluciones en las medidas más originales e inesperadas. Todo ello para que la covid-19, o cualquier otra amenaza futura, no vuelva a cogerlos nunca más desprevenidos.

Es aquí donde se enmarca el proyecto City Sentinel, un mecanismo que rastrea la presencia de coronavirus en las aguas residuales de los municipios. Benidorm y Paterna ya trabajan con éxito en su implantación, pero pronto se les unirán muchas más localidades valencianas. Ahora bien, ¿cómo funciona este instrumento? ¿Cuáles son las partes implicadas?

Fase 1: recogida de muestras en la red de alcantarillado

La red de alcantarillado de las ciudades tiene una estructura ramal. Esto quiere decir que las tuberías que la componen van convergiendo poco a poco en canales cada vez más grandes hasta que, finalmente, todas se encuentran en el mismo punto. Cada barrio o sector territorial tiene su propio colector principal, donde va a parar todo el caudal zona. Y es aquí, obviamente, donde se establecerán los puntos de control primarios

"Las muestras son las de la primera hora de la mañana, cuando más probabilidad hay de que la gente esté en su casa"

¿Cómo se recogerán las muestras? A mano, por profesionales debidamente equipados. Y en cuanto a la periodicidad, será el ayuntamiento quien la determine en función de sus propias necesidades. Ahora que el calor aprieta y parece amortiguar los efectos del coronavirus, lo habitual es que se haga una vez cada dos semanas. Sin embargo, esta realidad puede cambiar en cualquier momento: cuando el clima deje de ser tan clemente o, simplemente, cuando se detecte un nuevo brote. Sobre quién procederá a la recogida, depende de cada localidad. Por norma general, lo hará la empresa municipal de aguas pero, si esta no existiera, el laboratorio encargado de analizar las pruebas enviará a sus propios profesionales. 

En el caso de Paterna, la primera localidad de la provincia de Valencia en anunciar la implantación de City Sentinel, lo hará Aigües de Paterna: "No nos vale cualquier agua", explica María Guerra, responsable de vertidos de la empresa. "Tiene que ser obligatoriamente la de primera hora de la mañana, porque es en ese momento cuando más probabilidades hay de que la gente esté en sus casas y utilizando el lavabo. Así, incrementamos la probabilidad de detectar focos y además de acertar con su ubicación".

Momento de la recogida de muestras. Foto: AIGÜES DE PATERNA

Ahora bien, ¿qué pasa si, una vez analizadas las muestras, se descubre presencia de covid-19 en un determinado barrio? Obviamente, no se puede confinar a un sector poblacional entero, ni mucho menos lanzar medidas de protección a ciegas sin saber de dónde viene exactamente el problema. Por eso, en caso de registrar resultados positivos, se procederá a trepar por el árbol de las cañerías. O, dicho de otro modo, a realizar pruebas en las ramas más pequeñas hasta que, finalmente, se dé con el subsector de riesgo. 

Aun así, los técnicos a cargo de City Sentinel advierten: "No podemos llegar justo a la casa de donde salen los restos de coronavirus. Solo podemos saber en qué zona se encuentra y alertar a las autoridades locales para que tomen las decisiones pertinentes", aclaran. Y es que, este mecanismo está pensado como una herramienta de apoyo o de guía, pero exige el acompañamiento de medidas más directas. "Una vez sabemos que en un bloque de manzanas puede haber covid-19, lo que se debería hacer es practicar pruebas personalizadas a los vecinos", concluyen.

Fase 2: análisis de las muestras en el laboratorio

Las muestras se trasladan refrigeradas y correctamente identificadas al laboratorio. Una vez allí, lo primero que se hace es concentrarlas: es decir, eliminar el exceso de líquido para condensar el mayor número de copias del virus. De este modo, se facilita su detección y se evitan los falsos negativos: "Al contrario de lo que sucede con un paciente infectado, el espesor del virus en el agua es muy bajo. Por eso, necesitamos concentrar al máximo la muestra si queremos encontrarlo", explica Paco García, director de operaciones de Labaqua, el laboratorio encargado de esta tarea.

"Lo que hay en el alcantarillado no es coronavirus activo, tan solo su material genético. No hay riesgo de contagio por esa vía"

En este sentido, aclara que lo que queda en las aguas residuales no es coronavirus activo, sino tan solo su material genético: "La cantidad de jabones y detergentes que hay en las cañerías hace imposible que sobreviva. Además, el covid-19 es un virus relativamente frágil, ya que está cubierto por una ligera capa de grasa que se disuelve muy rápidamente", continúa el científico. Es por ello que llama a la calma y aclara que el contagio a través del alcantarillado es imposible. "Nosotros lo que buscamos con este proceso es el RNA, su carga genética. O sus restos, por decirlo de una manera coloquial", alega.

De este modo, el siguiente paso lógico es la extracción del mencionado RNA, que se hace a través de un complejo proceso químico. "Ese material genético que nos queda después de la intervención es lo que nos permite saber si lo que tenemos delante es realmente covid-19 u otra especie de coronavirus", explica García. "Nuestro sistema es 100% fiable, porque identifica hasta tres genes diferentes del SARS-CoV-2. Es imposible confundirlo con cualquier otro, así que no daremos nunca un falso positivo", asevera. 

Pero el reconocimiento del SARS-CoV-2 no es suficiente para Labaqua. Desde estos laboratorios, también han puesto mucho empeño en ser capaces de cuantificar la presencia del virus: "No solo queremos decir que hay, queremos decir cuánto hay. Para esto empleamos la ya famosa técnica del PCR", concluye Paco García. 

Fase 3: volcado y presentación de los datos 

Los resultados de los análisis se presentarán a los ayuntamientos a través de una completa plataforma informática. "Es muy intuitiva", detalla Iñaki Casals, experto en la aplicación y responsable de innovación de Hidraqua. Él será la persona encargada de meter los datos en el programa: "Este proceso no se hace automáticamente, sino que vamos cargando los resultados conforme verificamos que son correctos", matiza. 

En cuanto a la interfaz, Casals explica que será muy fácil de interpretar: "Las autoridades de cada municipio son las que deciden qué hacer con esos datos. Sin embargo, nosotros creímos que era muy importante guiarles y asesorarles a la hora de proceder a la interpretación. Por eso, en la plataforma no solo salen los valores sin más, sino también su evolución histórica y las implicaciones tiene cada uno de ellos", relata.

Los datos presentados son simulados. Foto: HIDRAQUA

"¿Qué pasa si hay un mayor número de copias? ¿Es un número alto o bajo para la red que se está estudiando? ¿Conviene hacer otros análisis? Todas esas respuestas las aportamos nosotros. Luego ellos pueden hacer lo que consideren oportuno, pero la guía la tienen", continúa el responsable de innovación. Asimismo, esta aplicación también hará un seguimiento a tiempo real de la situación de la covid-19 en toda la Comunitat Valenciana, para que los municipios puedan cotejar si sus números entran dentro de la normalidad o no: "Utilizaremos los datos que emite la Generalitat", concluye Casals.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email