X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

AL OTRO LADO DE LA COLINA / OPINIÓN

Cómo ser climáticamente incorrecto

Nos preocupamos de un mañana más ecológico e idílico, cuando quizás ya no habrá un mañana para nuestra agricultura y medio ambiente, como demuestra la 22ª Cumbre del Cambio Climático

19/11/2016 - 

En reiteradas ocasiones hemos escrito que parece que vivamos en la época de la estulticia, y así estos días hemos comprobado otro hecho que refuerza la idea. Si al saliente presidente USA, Barack Hussein Obama II, se le propuso para un Nobel de la Paz, por una promesa, imposible de cumplir por utópica de un mundo sin armas nucleares, realizada cuando no llevaba ni 100 días en el puesto, esta semana parece que al presidente entrante, Donald John Trump, quisieran responsabilizarse de otro posible fracaso en la lucha contra el cambio climático, esta vez en la COP22.

Esta Cumbre número 22 de Estados parte (COP22 Conference Of Parties nº22), de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático, se ha celebrado en Marruecos (Marrakech) para luchar contra el calentamiento global, teniendo como objetivo fundamental la puesta en marcha del acuerdo de París. Aunque difícil será, cuando no han asistido los presidentes de los países más contaminantes y más importantes del mundo.

Es así como es conocido por todos la ausencia del presidente Barack Obama, pero también ha faltado el presidente de China, Xi Jinping, el país más contaminante de todos, uniéndose a estas inasistencias los presidentes de Rusia, Brasil o India, países todos ellos altamente contaminantes. Si a esto le unimos la dificultad en conseguir 100.000 millones de dólares anuales para luchar contra el cambio climático como se había acordado en París parece que esta cumbre va camino de la irrelevancia, y eso que a diferencia de la anterior cumbre COP21 que duró sólo dos días la actual cumbre, COP22, ha durado 12 días.

Pero volvamos al objeto del artículo, el cambio climático, este proceso está fuera de toda duda, en la Tierra se han producido distintas etapas climatológicas; la discusión fundamental estriba en el porqué de estos cambios ahora, y según lo políticamente correcto sus causas estarían sólo en los gases de efecto invernaderos producidos por el ser humano, y como veremos a continuación hay otros gases y otros fenómenos ajenos a la atmósfera que tienen una gran incidencia sobre este cambio.

Gases efecto invernadero

Los datos que les voy a transmitir están sacados de la web de la NASA que trata sobre el clima de la tierra. Existen fundamentalmente tres tipos de gas efecto invernadero con importancia climática:

1º.- El tan conocido CO2 de origen antropogénico, incrementado de forma preocupante en las últimas décadas, consistiendo en un 0,04% de la atmósfera, y que además tiene un gran efecto contaminante, China es un ejemplo esta semana de una nueva crisis de contaminación en sus ciudades.

2º.- El vapor de agua de origen natural, puede llegar a un 4 % en la atmósfera, aunque el valor medio actual es de un 1 %, muy por encima del CO2 y que además tiene una gran incidencia en otro factor importante y no muy investigado -las nubes- objeto también de estudio de la NASA para analizar su influencia climatológica, pues las nubes compactas a baja altitud reflejan la luz solar enfriando la Tierra y las nubes tenues y muy altas no reflejan la luz y capturan el calor terrestre aumentando la temperatura.

3º.- El metano que calienta entre un 2800 y 3600 % más que el CO2 en periodos de más de un siglo, pero en periodos de unos 20 años los efectos son entre un 8400 y 8700% más, tiene una menor presencia es sólo un 0,00017% de la atmósfera, tiene un origen agrícola (como el arroz) o la ganadería. El problema con este gas reside en que hasta el año 2007 ha tenido un crecimiento entre estable o muy reducido, pero a partir de ese año ha empezado a incrementarse sin tener una clara explicación y teniendo desconcertando a los investigadores.

Otras causas del calentamiento

Otra de las causas para el cambio climático proviene del clima espacial especialmente la actividad del Sol, cuyos períodos de más o menos actividad duran 11 años. Sin entrar en grandes disquisiciones hay diferentes formas en las que el sol nos puede afectar, desde fulguraciones o erupciones solares a eyecciones de masa coronal, que provocan un incremento de las radiaciones sobre la tierra ocasionando tormentas solares, sobre todo ahora que el campo magnético está en un periodo de debilidad, por cambio de polaridad.

Existen dos tipos de incidentes solares que acreditan la interacción con el clima:

  • Los primeros, el nimo de Maunder (1645-1715), período en el que se registraron muy pocas manchas solares, y durante el cual se produjeron inviernos muy severos, y el Óptimo Climatico Medieval (más actividad), un periodo cálido que permitió por ejemplo a los pueblos normandos colonizar Groenlandia (la tierra verde).
  • El segundo fenómeno fue el incidente Carrington de finales de agosto de 1859 en el que a consecuencia de una intensa tormenta solar aparecieron auroras boreales hasta en Colombia e hizo que el sistema del telégrafo sufriera cortocircuitos y provocase incendios.

Curioso compromiso de la ONU con la lucha contra el cambio climático cerrando su página

¿Qué ocurriría hoy en día en una sociedad tan necesitada de la electrónica si volviera a pasar? ¿Es por eso que el presidente norteamericano dictó una orden ejecutiva el 13 de octubre a su administración para que estuviera preparada a resistir un evento Climatico Espacial?. Según un estudio publicado en Space Weather existe un 12% de probabilidades de que en los próximos diez años exista un fenómeno tan intenso como aquella tormenta solar de mitad del siglo XIX.

A estos ciclos solares hay que unir las variaciones de la órbita terrestre con los ciclos de Milankovitch, conformados por tres movimientos:

1º.- La inclinación del eje de rotación entre unos 21º y 25º, que incide sobre el rigor del clima en las estaciones y que dura un periodo de unos 40.000 años-

2º.- La excentricidad de la órbita terrestre alrededor del Sol que varia entre circular y elíptica, por lo que en el punto de más elongación de la elipse las estaciones estarán más suavizadas, con un periodo de unos 100.000 años.

3º.- La precesión o movimiento de peonza del eje de rotación terrestre con un periodo de 23.000 años alterando las estaciones también.

Otro de los grandes factores a tener en cuenta en la climatología es el efecto amortiguador o regulador térmico de los océanos, en los que existen dos grandes corrientes marinas una en el Pacífico y otra en el Atlántico que modulan el clima, la Pacific Decadal Oscillation (además de los fenómenos del Niño y de la Niña) y la corriente del Atlántico Norte (la nos permite tener inviernos suaves en Europa). Incluso en un estudio de julio de 2015 de Verónica Nieves, Josh Willis y Bill Patzert del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, publicado en la revista science, habían encontrado atrapado calor originado por el efecto invernadero en una capa entre 100 y 300 metros de profundidad en los océanos Índico y Pacífico que habría logrado frenar los incrementos tan rápidos de temperatura en la primera década del siglo XXI

También a tener en cuenta, por la gran cantidad de CO2 que absorben, se ha observado desde la década pasada según la FAO que la masa forestal se está incrementando sobre todo en los países más desarrollados (en los trópicos aún se disminuye) y según esos datos (obtenidos a inicio de la presente década) el terreno de bosques en España se había duplicado en los últimos 100 años.

En resumidas cuentas el cambio climático está ahí, nos afecta, y nosotros -el ser humano- influimos en él sobre todo en la contaminación, aunque existan también más factores, por lo que la decisión de Trump es un elemento más, importante pero no definitivo pues aunque Obama haya firmado el Acuerdo de Paris lo tiene que ratificar el Senado y ya ocurrió con Kyoto la no ratificación, y es por eso que como a una enfermedad muy grave de la que es muy difícil tratar el origen, tendremos que buscar curas paliativas y tratamientos sintomáticos, además de los citados esfuerzos globales promovidos por organizaciones internacionales, y deberemos estar preparados para eventos climatológicos severos, como ha hecho Obama en octubre con el desafío de una gran tormenta solar.

Y ya para ir finalizando y volviendo al terruño, recordemos como estos días se ha conocido la cifra del déficit medio de lluvias, y este año en nuestra Comunitat ha llovido hasta la fecha menos de la mitad de lo que debería, por lo que es preciso para preservar nuestra agricultura y el medio ambiente, el dar una solución (económicamente sostenible) a nuestro problema de estrés hídrico, trayendo agua por trasvase, por desalinizadora o por tierra, mar o aire, o como sea, pues sino por culpa de la desertización dejaremos de ser la millor terra del mon, antes que después.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email