GRUPO PLAZA

crónica de la concentración frente al palau

Ciudadanos reúne a unas 200 personas en un discreto acto para defender la Constitución

Inés Arrimadas y otros líderes autonómicos se manifiestan frente al Palau de la Generalitat contra las injerencias de otras comunidades autónomas y en defensa de la Constitución y el Estatuto de Autonomía

28/04/2016 - 

VALENCIA. Con cierto ambiente de mitin Ciudadanos reunió ayer a cerca de 200 personas en la plaza Manises. Frente al Palau de la Generalitat, líderes autonómicos, diputados y otros cargos electos se manifestaron a las 19:30 de la tarde, con un cielo nublado amenazante, en favor de la unidad de España, la defensa de la Constitución y el Estatuto de autonomía valenciano. (FOTOGALERÍA de la concentración).

El mensaje de C's quedó claro en boca tanto de los cuatro portavoces de Aragón, Cataluña, Baleares y la Comunitat Valenciana y del líder provincial, Fernando Giner: C's no tolera injerencias de otras autonomías y "España es indivisible". Entre varias senyeras y con la sintonía del partido, los líderes explicaron su "mensaje esperanzador".

Los representantes de la formación naranja centraron sus intervenciones en una fuerte crítica al nacionalismo, enfocada en caso de Alexis Marí y Fernando Giner en las acciones del Ejecutivo valenciano de PSPV y Compromís. Marí recordó además palabras de su predecesora en el cargo, Carolina Punset -ahora eurodiputada- en las que al principio de la legislatura criticaba los componentes nacionalistas de Compromís, haciendo hincapié en destacar los estatutos orgánicos del Bloc. Por su parte, Giner criticó la cesión de la plaza de toros el sábado a Acció Cultural con motivo de la diada valenciana y la actitud del jefe del Consell, Ximo Puig, quien a su juicio "utiliza la política de confrontación porque no sabe gestionar".

Sin embargo, la intervención más esperada fue la de Inés Arrimadas, portavoz de C's en Cataluña y una de las caras más visibles y populares de la formación.  La líder catalana denunció las "políticas impropias del siglo XXI que nos hacen elegir entre banderas" y reivindicó una España "plural, diversa y unida". Arrimadas insistió además en que C's no es como otras fuerzas políticas "que cambian el mensaje según la comunidad en la que estén. Nosotros tenemos un proyecto común".

 

Paradójicamente, en la concentración para defender las señas de identidad valencianas, todas las intervenciones se realizaron en castellano, en un evento en el que tanto líderes como manifestantes portaban en el pecho una pegatina en forma de corazón con la bandera de la Comunitat, la de España y la de la Unión Europea.

En la concentración se dejó ver fugazmente el delegado de Gobierno, Juan Carlos Moragues y el portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento, Eusebio Monzó. Ambos acudieron y se marcharon tras intercambiar unas palabras con el portavoz autonómico de C's. También se sumó una asociación que exigía una normativa de la lengua valenciana y la oficialidad de la RACV.

Los jóvenes de C's se encargaron de la organización del acto -vídeo promocional previo incluido- y repartieron además libretos naranjas que contenían la Constitución y el Estatuto.

El acto finalizó con una astuta maniobra de la Generalitat. Tras poco más de una hora de intervenciones de los líderes de la formación naranja, estos fueron invitados por el jefe del Consell, Ximo Puig, y la vicepresidenta, Mónica Oltra, para mantener una reunión en la Presidencia del gobierno valenciano. Así, la concentración antinacionalista concluyó con los representantes de Ciudadanos subiendo por las escaleras del Palau de la Generalitat, frente al cual se estaban manifestando invitados por aquellos dirigentes a los que minutos atrás criticaban fervientemente. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme