Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Oportunidades de negocio en toda la cadena de valor 

Cuando creíamos que estaba todo inventado, surge la disrupción en el sector inmobiliario

28/10/2019 - 

VALÈNCIA. “Lo habitual en todas las industrias es que, una vez que maduran, se produzca la disrupción”. La observación es de Ricard Garriga, actualmente CEO de Trioteca y antiguo CEO y cofundador de Menocar Millennials. La máxima sirve también para el sector en el que ahora se mueve: el inmobiliario, donde algunos creían que estaba todo inventado.

Actualmente, 1.500 personas solicitan a diario en España una hipoteca, esto es, 700 más de lo que se hacía antes de estallar la crisis en 2008. Valga este dato para hacernos una idea del dinamismo del mercado inmobiliario en nuestro país, aunque adaptándose cada vez más a los nuevos modelos de consumo.  Así mismo, el uso de nuevas tecnologías ha propiciado el surgimiento de oportunidades de negocio en toda la cadena de valor.

Construyendo casas sostenibles y eficientes energéticamente, han conseguido posicionarse empresas como Houset habitat, con una arquitectura bioclimática y usando materiales ecológicos. También alineados a la economía circular, luchan por hacerse hueco en el mercado los impulsores de Shippy House. La propuesta se basa en una “bioarquitectura” modular que aprovecha los contenedores marinos desechados para convertirlos en viviendas pequeñas, pero “confortables y asequibles”, firman. 

En cuanto a nuevas formas de construcción, pueden citarse startups como Be More 3D, surgida de la Universitat Politècnica de València (UPV) en 2014. A ellos se les atribuye el mérito de haber fabricado la primera casa impresa en 3D en España, una vivienda de 24 metros cuadrados edificada como modelo piloto junto a la Facultad de Bellas Artes de la UPV. Meses después, repetirían la hazaña en África, esta vez con una vivienda algo mayor, 32 metros cuadrados edificados en 12 horas.

Una casa para cada edad y circunstancia 

Siguiendo con lo que denominan el costumer journey dentro del sector, nos encontramos con una amplia y variada oferta conforme a la edad y necesidades de los usuarios. Según Garriga, la adquisición de una vivienda es algo que la mayoría no se plantean hasta alcanzar, al menos, los 35 años. Mientras tanto, prefieren acogerse a la casa compartida, en edades más tempranas, y al alquiler, después. 

En el ámbito de los alquileres, un mercado animado por una creciente movilidad, un caso incuestionable de éxito en nuestro país lo representa Spotahome, pero hay más. Dentro del mismo nicho tratan de posicionarse startups como Live4life, una plataforma de alquiler de pisos online de media/larga estancia solo para grupos de estudiantes. La idea surge de una necesidad propia de uno de sus fundadores y actualmente el CEO, Alberto Sanz Añaños, quien, procedente de Zaragoza, no le gustó lo que vio cuando aterrizó en Valencia como estudiante universitario.

Ahora ellos se proponen ser una especie de recepcionista amigable y facilitar las cosas a todos aquellos jóvenes que se ven obligados a trasladarse a una ciudad que desconocen para estudiar. Para ello, no solo les ahorran el tiempo de búsqueda, sino que también les agasajan con algún obsequio, como puede un pase gratuito durante todo el curso a una discoteca de moda. La startup, surgida en Valencia en julio de 2017, está ya presente en Madrid y Barcelona. La intención es seguir expandiéndose por Alicante, donde analizan la posibilidad de abrir una segunda sede, y por otras ciudades de la geografía nacional. En sus planes a corto plazo está también implementar la forma de mostrar las viviendas a los posibles inquilinos haciendo uso de tecnologías como la realidad aumentada o la realidad virtual. 

Un paso más allá, buscando mejorar la experiencia de usuario en la compra de una vivienda, es el que da Espaciodeco, empresa que lidera María José Barros. Aquí, además de ofrecerte una visita virtual por el inmueble desnudo, añaden otra con la casa ya perfectamente amueblada y decorada.

El 'mortgage tech'

Con este anglicismo entramos ya en el terreno de la financiación. El mortgage tech hace referencia a la aplicación de la tecnología al proceso hipotecario. En esta área es donde busca su oportunidad Ricard Garriga con Trioteca. Teniendo en cuenta las 37 entidades crediticias que ofrecen en España productos hipotecarios y que es un mercado que cambia cada semana, Trioteca se erige como un comparador de hipotecas a tiempo y precio real que ayuda a los usuarios a decantarse por uno u otro producto. Además de agilizarlo, persiguen dotar de transparencia el proceso de las operaciones hipotecarias. De cara a los bancos, la solución les permite ahorrar tiempo y recursos en el análisis de riesgos y les reduce el precio de la adquisición de clientes.

“La verdad es que el sector está experimentando una evolución muy interesante, con oportunidades de negocio en todas las verticales, pero lo mejor es que estamos al principio de todo. Yo creo que en los próximos años se va a convertir en su sector muy divertido”, es la conclusión a la que llega Garriga.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email