GRUPO PLAZA

iniciativa en poblenou

De alquería a terciario: la burocracia mantiene en el aire otro proyecto en la huerta de València

9/01/2022 - 

VALÈNCIA. La puesta en marcha de proyectos para la recuperación de inmuebles en la huerta valenciana parece estar topándose con la burocracia. Si recientemente se conocía que la promotora Momentum desistía de un plan para convertir una antigua fábrica de la huerta de Benimaclet en una residencia de estudiantes debido a los tiempos pausados de la administración, otras iniciativas parecen llevar un camino similar.

Es el caso de un proyecto para la rehabilitación de una alquería centenaria en la huerta de Poblenou, uno de los pueblos de la ciudad de València. El promotor es un particular que busca reconvertir el enclave para un uso terciario, de hostelería y alojamiento rural con pocas habitaciones en uno de los caminos de la pedanía, en las proximidades de los barrios de Ciutat Fallera y Torrefiel.

La edificación, con más de 100 años de antigüedad, se encuentra en avanzado estado de degradación y cuenta con 550 metros cuadrados repartidos en dos plantas, además de una zona exterior de más de 1000 metros cuadrados abrazado por un campo de naranjos de 5.000 metros cuadrados "en producción como cultivo minifundista", según reza el proyecto, al que ha tenido acceso Valencia Plaza.


La iniciativa, presentada por primera vez a principios de 2017, tuvo que esperar año y medio a la espera de que se tramitara la Ley valenciana de la Huerta y el Plan de Acción Territorial de la Huerta, que afectan de lleno a proyectos de este tipo. Así, desde 2018, la normativa permite rehabilitar edificaciones para dedicarlas a usos terciarios "que contribuyan a la dinamización de la Huerta de València", siempre que se mantenga la tipología tradicional, se potencie el uso agrario, y se cuente con informes paisajísticos favorables.

En ese sentido, la ley valenciana también permite alojamientos turísticos rurales y locales de restauración en edificios de arquitectura tradicional y en alquerías. Así pues el proyecto "cumpliría con lo establecido", según la memoria presentada por el promotor en el Ayuntamiento de València, que asegura cumplir también las normas urbanísticas, que si bien prohíben el uso terciario en zonas de protección agrícola, recoge la excepción en edificios tradicionales ya existentes.

El permiso de rehabilitación no llegó hasta mayo de 2021, tras meses de subsanaciones de algunas deficiencias en el proyecto y discrepancias sobre el Plan de la Huerta y el Plan General de la ciudad. Sin embargo, el promotor precisa todavía de la compatibilidad urbanística del uso residencial con el uso terciario. Sino, explica el mismo, "la rehabilitación es inviable en términos económicos". "Hasta el momento, sigue pasando entre secciones sin que nadie se pronuncie al respecto", insiste el propietario del inmueble.

14 plazas de hotel, cocina tradicional y eventos

La iniciativa planteada busca, además de recuperar y conservar la huerta y su arquitectura tradicional, rentabilizar la inversión dinamizando el entorno rural. Así pues, por un lado, en el plano turístico hotelero, la idea es implantar en la alquería siete habitaciones dobles con baño privado, para dar alojamiento hasta un total de 14 huéspedes, y contar con 14 plazas de aparcamiento.

Asimismo, se pretende prestar un servicio de restauración centrado en "la extensa y diversa cocina tradicional valenciana" haciendo uso de productos locales de kilómetro cero, procedentes de la misma huerta valenciana y "colaborando así con la economía local". Conectado con ello, el proyecta también hacer del extenso campo de naranjas una fuente de ingresos complementarios procedentes de la actividad agraria.

Simulación del proyecto

Una iniciativa que va acompañada de la posibilidad de aprovechar también el "entorno privilegiado" para ofertar "pequeños eventos compatibles y respetuosos con el entorno". Se refiere el proyecto, por ejemplo, a presentaciones, galas y ceremonias, e incluso actos culturales, corporativos, deportivos o familiares, y se abre también a la colaboración "con otros agentes económicos cercanos para ofertar experiencias autóctonas" como paseos y senderismo, rutas en bicicleta, guías urbanas, talleres y encuentros gastronómicos, de historia y cultura, fauna y flora local, horticultura, etcétera.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme