Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Ocho detenidos y un herido en la segunda jornada de protestas en València por Hasél

18/02/2021 - 

VALÈNCIA (EP). La segunda jornada de protestas convocada en València en apoyo al rapero Pablo Hasél se saldó este jueves con al menos ocho detenidos y un herido confirmado. En el centro de la capital se registraron incidentes y momentos de tensión entre asistentes y agentes antidisturbios, con cargas policiales y contenedores volcados.

A partir de las 19.00 horas, la plaza de San Agustín empezó a llenar de personas para mostrar su respaldo al cantante y expresar el rechazo ante las cargas policiales ocurridas en varias ciudades, entre ellas València hace dos días, en una convocatoria difundida por redes bajo el lema 'Estem fartes'.

La concentración arrancó de forma pacífica con gritos en defensa de Hasél y contra la Policía, mientras algún vecino de los edificios adyacentes tiró huevos al suelo. Media hora después, la tensión se inició cuando uno de los manifestantes leyó un discurso desde el móvil en el que ha denunciado la represión y advirtió: "Si quieren guerra, tendrán guerra".

Tras la lectura del manifiesto, los participantes salieron de la plaza precedidos de una pancarta, momento en el que los antidisturbios intervinieron para frenar su avance y cargaron contra ellos, para después formar un cordón policial con la intención de evitar que se extendieran.

Foto: EVA MÁÑEZ

Sin embargo, varios grupos de personas lograron desplazarse hacia las calles peatonales cercanas al MuVIM, donde tiraron un contenedor de vidrio y lanzaron botellas del interior hacia los policías. Algunos se dispersaron y otros fueron interceptados por los agentes.

Después se produjeron incidentes cuando los participantes llegaron a la calle San Vicente, donde los policías cargaron de nuevo contra algunas personas. Diversos manifestantes empujaron contenedores en medio de la calle.

En este punto, se vivieron algunos de los momentos más tensos, con varios intentos de los manifestantes de sobrepasar el cordón policial, y se pudo ver a una persona herida en la cabeza. Todos los comercios esenciales echaron el cierre antes de tiempo, con lo que la gente que estaba comprando allí en un gran supermercado tuvieron que quedarse en el interior.

Tras unos minutos, algún grupo logró seguir en dirección a Jesús por calles peatonales y levantó pequeñas barreras con contenedores, palés y vallas de obra. Unos pocos manifestantes también se atrincheraron en calle Pelayo.

Mientras tanto, los furgones de la Policía obligaron a subir al resto de los asistentes a la protesta de nuevo a San Agustín. Estos continuaron por las calles Xàtiva y San Vicente hacia la plaza del Ayuntamiento, donde se volvieron a escuchar gritos de 'Llibertat d'expressió' y uno de los participantes fue esposado en el suelo por los agentes tras no seguir sus instrucciones.

La protesta siguió por Roger de Lauria, de nuevo con alguna carga, tras lo que los furgones dispersaron a los manifestantes hacia el norte de la calle Colón, en dirección a la Porta de la Mar y el antiguo cauce del río Túria. Pasadas las nueve de la noche, los participantes se dispersaon de las calles del centro. 

La Delegación de Gobierno en la Comunitat Valenciana ha confirmado la detención de ocho personas y al menos un herido.

Reacciones políticas

Los altercados y cargas policiales provocaron diversas reacciones entre los partidos políticos y sus representantes. Mientras Compromís denunció la "agresión" del diputado Carles Esteve y Unides Podem lamentaba la "bestialidad" policial, PP y Cs mostraron su apoyo a las fuerzas de seguridad.

Foto: EVA MÁÑEZ

La cuenta oficial de Twitter de Compromís criticó el trato de la Policía a los manifestantes y denunció que su diputado en Les Corts Carles Esteve "ha sido agredido", una publicación retuiteada por la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra.

Por su parte, el alcalde de València, Joan Ribó, subrayó que "una actuación desproporcionada de la policía nacional no aumenta la seguridad", sino que "aumenta la crispación social de forma gratuita".

Mientras, el síndic de Ciudadanos, Toni Cantó, expresó su "apoyo para todos los agentes de la policía que, un día más, tienen que enfrentarse a estos energúmenos violentos". "Sirven al Estado de derecho y nos protegen a todos. Fuerza y honor", añadió.

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, mostró también su apoyo a las fuerzas de seguridad con estas palabras: "Derecho a la protesta, siempre. A la violencia, no. Jamás. Cuando los gobiernos empujan así a la calle lo que duele es la democracia. Hoy Valencia nos duele".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email