GRUPO PLAZA

traslada al público las reivindicaciones por su situación laboral

El Cor se planta en Les Arts

2/06/2021 - 

VALÈNCIA. El Cor de la Generalitat ha decidido dar un paso más en sus reivindicaciones e implicar al público del Palau de Les Arts. Al acabar la representación de esta noche en la Sala Principal, miembros de la formación han lanzado varias decenas de octavillas informativas en presencia de centenares de personas entre el público y de representantes como el president de la Generalitat, Ximo Puig, la Secretaria Autonómica de Cultura y Deporte, Raquel Tamarit, o la Directora Adjunta de Música y Cultura Popular del Institut Valencià de Cultura, Marga Landete.

Tres cuartos de hora antes del inicio de la representación de Cavalleria Rusticana y Pagliacci (el último título de la temporada), varios componentes de la formación se plantaron en las escaleras de acceso a la entrada del edificio para llevar a cabo una acción informativa, repartiendo unas octavillas a los asistentes de la jornada de ópera. También se desplegó una pancarta con el lema que ya abandera todas sus propuestas: “100% profesionales, 100% temporalidad, 30 años de contrataciones temporales en fraude de ley”.

Las octavillas que repartían informaban del conflicto laboral que llevan ya años arrastrando (y que ha ido contando Culturplaza) pero que se ha recrudecido desde los últimos días de 2020, cuando supieron que -a pesar de lo acordado con la Conselleria de Cultura- el Consell sacaba a concurso por oposición la mayoría de las plazas. Tras más de 30 años en situación de interinidad, esto podría suponer el reemplazo de varias personas que están al final de vida laboral y que guardan un gran conocimiento y experiencia del repertorio con el que trabajan. Por eso, en todo momento desde el Cor hablan de estar “al borde de la desintegración”.

A pesar de que, tanto desde el Institut Valencià de Cultura como desde la propia conselleria, se les ha ido haciendo promesas (incluso en el marco de un Tribunal de Arbitraje Laboral), el camino que se está siguiendo es el de estabilizar las plazas a la manera que marca el departamento de Hacienda: prueba de libre oposición para sustituir los puestos temporales, que en el caso del Cor son el 100% de la formación.

En la octavilla repartida, advierten: “Artísticamente es un despropósito: un coro no es la suma de un cierto número de cantantes, sino una unidad artística que trabaja en equipo. Eso hace peligrar la inversión en patrimonio cultural que ha hecho la Generalitat en tiempo, esfuerzo y dinero en el Cor desde su creación. También, por méritos propios, el Cor se ha convertido en una de las piezas insustituibles del Palau de Les Arts. Todo esto está en peligro”.

Y acaba el comunicado advirtiendo: “Desgraciadamente, nos vemos obligados a recurrir a todas las acciones necesarias para luchar por nuestro Cor, el Cor de la Generalitat Valenciana”. En este sentido, la sombra de la huelga ha sobrevolado en diferentes ocasiones el conflicto, aunque nunca se ha materializado. En el comunicado, el Cor también ha agradecido al público el apoyo y el reconocimiento.

No es la primera vez que una reivindicación de este tipo se cuela en la Sala Principal de Les Arts. En 2012, la plantilla repartió a los espectadores que iban llegando a ver Rigoletto un manifiesto que, en un principio, querían leer al principio de la representación, una propuesta que les fue denegada. Aun así, la reivindicación consiguió colarse en la función, ya que, al ponerse al frente de la Orquestra de la Comunitat Valenciana, su entonces director, Omer Meir Wellber, mostró el manifiesto y lo leyó ostentosamente, aunque en silencio, durante unos segundos. Un gesto que arrancó el aplauso de gran parte del público e, incluso, el grito de un asistente "por la cultura”. En ese momento, el objeto de la protesta fueron los recortes del gobierno de Francisco Camps, con María José Catalá de Consellera de Cultura. En 2014, con el mismo gobierno, la marcha de Zubin Metha provocó una despedida con abucheos a los representantes políticos y el reparto de unas octavillas donde se podía leer “No te vayas” o “Gracias, Maestro”. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email