GRUPO PLAZA

esteban cuesta afirma que la depuradora dio 100.000 euros al partido 

El exgerente de Emarsa se ofrece para declarar contra el PP de Valencia en el 'caso Taula'

Foto: EFE/MANUEL BRUQUE

Esteban Cuesta acudirá de forma voluntaria para explicar cómo el PP de Rita Barberá, según sostiene, se financió también de forma irregular a través de la depuradora de Pinedo

19/10/2016 - 

VALENCIA. Esteban Cuesta, uno de los principales investigados en el caso Emarsa, en el que se investiga un caso de presunta corrupción en la depuradora de Pinedo, de la que Cuesta fue gerente, acudirá a declarar voluntariamente al Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, que instruye el caso Taula. Según ha explicado el propio Cuesta a Valencia Plaza, su intención es explicar al magistrado, Víctor Gómez Saval, y al fiscal Anticorrupción, Pablo Ponce, cómo desde la depuradora presuntamente se financió irregularmente al PP de Rita Barberá con cerca de 100.000 euros.

Las declaraciones que realizará Cuesta no son, ni mucho menos, nuevas, ya que en marzo de 2013 las expuso delante del magistrado instructor del caso Emarsa y de las fiscales que llevan esa causa. Sin embargo, cuando el exgerente declaró a los investigadores del presunto saqueo de la depuradora que se habían pagado cerca de 100.000 euros para "actos de partido del PP de Valencia" el caso Taula no se había destapado, y dichas declaraciones quedaron en un segundo plano.

Ha sido ahora, después de que Gómez Saval y Ponce iniciaran una pieza sobre un presunto blanqueo de capitales y un supuesto delito electoral por parte de políticos y asesores del PP municipal, cuando Esteban Cuesta ha decidido volver a contar, en sede judicial, lo que en su día ya contó y cayó en saco roto. Según ha sabido Valencia Plaza de fuentes de toda solvencia, en la Fiscalía Anticorrupción ven con muy buenos ojos la decisión de Cuesta, ya que significará otra vía más de investigación.

Este periódico ha hablado con el exgerente de Emarsa, que afirma: "Yo ya dije que entre 2005 y 2009 se le daban maletines llenos de dinero que se le entregaban a Silvestre Senent, y que con dichos maletines se pagaron comidas y actos de afiliados del PP de Rita Barberá". Senent, que está imputado en el caso Taula, era, además de concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Valencia, el presidente del Partido Popular de la ciudad.

Cuesta cuenta que, al igual que ha hecho Benavent, él ya ‘cantó’ lo que había pasado en Emarsa, y añade que no entiende por qué sí le hicieron caso "con respecto a lo que tenía que ver con la depuradora, pero no con lo que estaba relacionado con una presunta financiación irregular del partido".

Esteban Cuesta también cuenta que decidió asumir la responsabilidad de sus actos porque, asegura: "quiero que mis hijos puedan mirarme a la cara. Cometí un error que ahora quiero tratar de solventar en la medida que pueda”.

Foto: MARGA FERRER

Según la versión de Cuesta, cada vez que hacía falta dinero en efectivo para el PP de Valencia, él llenaba un maletín que le entregaba a una persona de confianza de Senent, que era la encargada de transportar ese dinero en metálico desde la depuradora hasta el concejal de Rita Barberá, siempre según la versión del exgerente del ente metropolitano.

Silvestre Senent ya negó en su día, a preguntas de los periodistas en marzo de 2013, que hubiese recibido ese dinero de Cuesta.

No fue el único 

La declaración de Cuesta no fue la única que apuntaba dentro del caso Emarsa una supuesta financiación irregular del PP de Valencia. El que fue concejal de Alianza Popular -luego PP- en el Ayuntamiento de Valencia entre 1983 y 1991 Juan Carlos Gimeno también declaró a este respecto. El exedil explicó que "la herida de muerte de la depuradora se debió a los años en los que Senent fue gerente del ente".

Gimeno aseguró que todos los trabajadores "enchufados" por el PP tenían que pagar "en mano" un 10 por ciento de su sueldo al exgerente del PP Provincial de Valencia José Antonio Moscardó, también imputado en el caso Taula por la presunta comisión de un presunto delito electoral.

Así, fueron dos las declaraciones dentro del marco de la instrucción del caso Emarsa que apuntaron a un presunta financiación irregular no sólo del PP de Barberá, sino del PP de la provincia de Valencia. 

La macrocausa del caso Emarsa, afecta a un supuesto saqueo de al menos 23 millones de euros de la empresa pública. En este caso están acusados por delitos de malversación de caudales públicos, cohecho, blanqueo, prevaricación administrativa y falsedad en documento mercantil, exdirectivos de Emarsa, de Emshi (Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos), de Epsar (Entidad Pública de Saneamientos Residuales) y varios empresarios. Además, la causa consta de varias piezas separadas debido a la envergadura del caso.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email