GRUPO PLAZA

opinión

El MAB, a falta de fondos e inversores especializados… por ahora

El socio fundador de Udekta Corporate y de Udekta Capital analiza el Mercado Alternativo Bursátil, que bien podría denominarse la 'bolsa de las pymes'

26/04/2018 - 

MADRID. El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) en su segmento de Empresas en Expansión (EE) es un mercado orientado a empresas de reducida capitalización que buscan crecer. Podríamos denominar el MAB como la ‘bolsa de las pymes’ o la ‘cantera de la bolsa’ en España. El tamaño de las compañías que dan el salto y se incorporan a este mercado está en su mayoría en el rango que va de los 10 millones a los 25 millones de capitalización.

Utilizando el concepto de ‘cantera’, los grandes clubes de fútbol en España y en Europa tienen por debajo del primer equipo una serie de equipos de categorías inferiores. De alguna manera, los jugadores de los filiales y de las categorías inferiores aseguran el futuro y pueden proporcionar jugadores al primer equipo. 

Pero la cantera de un club de fútbol cuesta dinero, es una inversión y la mayor parte de los jugadores de los equipos filiales no llegarán al primer equipo. De hecho, el porcentaje de jugadores que debutarán con el primer equipo es muy reducido. De estos debutantes pocos tendrán un éxito claro y rotundo durante su carrera profesional. De todas formas, nadie imaginaría a los grandes del fútbol sin cantera.

Muchas promesas

El MAB (EE) es un mercado joven con cerca de 9 años de vida desde que empezara a cotizar la primera compañía en el año 2009. Es un mercado en el que deberíamos ver a muchas pymes cotizando durante los próximos años, muchas promesas, muchos proyectos con buenas perspectivas, pero un mercado en el que los casos de éxito no predominarán. Al igual que pasa en las canteras de los clubs de fútbol, con que todos los años salgan uno o dos ‘jugadores-pymes’ de extraordinaria calidad, la inversión y la razón de ser estarán justificadas. 

Que muchas pymes caigan por no poder sacar sus proyectos adelante será normal. Es la vida de la pyme. Pero si a nivel inversor un caso de éxito puede permitirte varios fracasos, no debería preocuparnos que el porcentaje de éxitos no sea muy elevado e incluso mucho menor que el de fracasos.


A los inversores, el MAB les proporciona alternativas de inversión muy interesantes. Son alternativas de inversión en las que podrás multiplicar por varias veces tu inversión pero también podrás perderlo todo. Lo positivo en esta relación ganancia/pérdida es que en una inversión puedes perder el 100% no más (si no te has apalancado) pero podrás ganar mucho más del 100% como por ejemplo fue el caso de MásMóvil, que en cinco años de vida en el MAB la cotización se multiplicó por 15 (+1.450% de revalorización).

Ahora, lo que le toca al MAB (EE) es crecer en tamaño. El MAB cuenta con menos de cuarenta cotizadas (excluyendo empresas que están a punto de liquidarse). Es un balance pobre que debe cambiar pronto. El MAB aporta a una empresa financiación, visibilidad, notoriedad, valoración y liquidez. Aunque evidentemente la liquidez de las empresas que cotizan en este mercado es reducida, es muy superior a la que tienen las empresas que no cotizan en ningún mercado. Además, hay un mercado de bloques y mercado de operaciones especiales en el que en ocasiones se hacen operaciones por importes bastante elevados que no se suelen ver pero que existen.

El ejemplo de VozTelecom 

Sin ir más lejos, por ejemplo, el pasado 13 de abril de 2018 la cotizada VozTelecom negoció poco más de 29.000 euros en el mercado ‘normal’ pero cruzó dos operaciones en el mercado de bloques por un importe total de más de 482.315 euros (507.700 títulos). Por un lado, ves que su volumen de contratación es de menos de 30.000 euros cuando realmente ha negociado más de medio millón de euros.

Por último, comentar que el MAB necesita inversores profesionales y especializados en estos mercados, analistas que se interesen por estas compañías y una cultura financiera más favorable a los mercados alternativos como existe en Reino Unido, Italia, Francia o Estados Unidos. Y, sobre todo, es clave que se introduzcan incentivos fiscales para los inversores que quieran invertir en este tipo de empresas de ‘alto riesgo’ y por tanto que ayuden a financiar pymes innovadoras.

Juan Sainz de los Terreros es socio fundador de Udekta Corporate y de Udekta Capital

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme