Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

VP confidencial

El Propeller toca a rebato y pide a sus socios un aluvión de alegaciones a favor del Puerto

12/01/2020 - 

VALÈNCIA. El plazo para presentar alegaciones a la controvertida ampliación del Puerto de Valencia toca a su fin. El próximo martes es el día límite fijado para que tanto los opositores al proyecto, con el Ayuntamiento de Valencia a la cabeza, como sus defensores remitan sus argumentos. Y conforme se acerca la fecha, unos y otros cierran filas para llegar en la mejor situación posible para que triunfe su postura.

Uno de las entidades que encabeza la movilización es el Propeller Club de Valencia, el lobby que integra a los principales actores del sector logístico y del transporte relacionados con la actividad del Puerto de Valencia. La asociación que preside Pedro Coca ejerce desde hace meses como punta de lanza de los colectivos –fundamentalmente organizaciones empresariales sectoriales, la CEV o la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE)– que se han posicionado al lado de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) para sacar adelante la ampliación norte en los plazos previstos.

Ahora que el plazo de alegaciones está apunto de expirar, y a la vista de que el alcalde de València, Joan Ribó, no ha dudado en movilizar a las áreas municipales controladas por Compromís para plantear alegaciones en contra de la construcción de una nueva terminal de contenedores, el Propeller Club ha realizado un llamamiento interno a sus asociados para que no se olviden de presentar sus argumentos de apoyo al proyecto.

Lo hace concretamente mediante un email en el que recuerda la fecha límite y el procedimiento a seguir. En el mismo, el lobby asegura que la respuesta de los socios hasta la fecha ha sido especialmente positiva, ya que se han recabado numerosas alegaciones que serán remitidas a la CEV para su tramitación. Tras ello, insiste en que cualquier apoyo adicional siempre será bien recibido.

El Propeller Club y la CEV son los colectivos empresariales que de forma más clara han evidenciado su respaldo a la APV, que defiende que la ampliación norte puede hacerse sin necesidad de tramitar una nueva Declaración de Impacto Ambiental complementaria a la que se le concedió en 2007 a este mismo proyecto.

Muestra de ello es el hecho es el informe que encargaron hace meses a la Universitat Politécnica de Valencia (UPV) para analizar el impacto sobre la economía valenciana tanto de la ampliación norte como de la necesidad de acometer definitivamente la construcción del acceso norte, pendiente desde hace más de una década.

Frente a ellos, el alcalde de Valencia y a su vez consejero de la APV, votó en contra de la aceptación de la oferta presentada por MSC para construir esa terminal por entender que la ejecución definitiva requiere de una nueva evaluación ambiental debido al tiempo transcurrido desde que se construyeron los diques de abrigo y, sobre todo, por las modificaciones que se han llevado a cabo en el diseño de la terminal de contenedores.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email