Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el alcalde pide a la Junta de Gobierno local que inste a la apv a tramitar una nueva DIA

Ribó apuntala las alegaciones a la ampliación del Puerto con 6 informes desfavorables de Compromís

13/12/2019 - 

VALÈNCIA. Movilidad, Playas, Emergencia Climática, Dehesa-Albufera e, incluso, Jardines. Hasta cinco servicios del Ayuntamiento de València –todos ellos controlados por Compromís– y la secretaria municipal han emitido informes desfavorables a la ampliación del Puerto de Valencia sin una nueva declaración de impacto ambiental (DIA) que servirán a Joan Ribó para apuntalar las alegaciones municipales al proyecto.

El informe del secretario municipal concluye que se debe instar a la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) a pedir al Ministerio de Transición Ecológica que se pronuncie sobre si los cambios que ha sufrido el proyecto respecto a los previstos en la DIA que se le concedió en 2007, entre los que se incluyen un aumento en el volumen de dragados o la reubicación de un muelle de 137 hectáreas, son suficientes como para realizar una nueva evaluación ambiental.

Todos ellos fueron encargados por el alcalde de València para enviárselos a la propia APV tras la selección de la oferta presentada por el grupo MSC para construir y explotar la nueva terminal de contenedores con un compromiso de inversión superior a mil millones de euros. Según explica el propio Ribó en una moción que presentará este viernes en la Junta de Gobierno local, lo hace para disponer de la información oportuna sobre "posibles afecciones presentes y futuras" de esa obra sobre las playas, el medio ambiente, la movilidad, la relación con la ciudad e incluso la salud de sus vecinos.

Entre ellas destacan, por ejemplo, la advertencia sobre la incapacidad de absorber con los actuales equipamientos de la ciudad el aumento previsto en el tráfico de camiones o la exigencia de nuevos estudios por parte del Puerto que garanticen una mínima afección medioambiental del proyecto. Estas objeciones han sido planteadas por los servicios de Movilidad y el de Playas, que dependen de Giuseppe Grezzi.

El departamento de Emergencia Climática destaca en su informe que los nuevos diques y ampliaciones a la "superestructura costera" que representa el Puerto de València en las últimas décadas "ha generado una fuerte distorsión de las corrientes" y un incremento de la regresión de la costa al sur cuya reposición "requiere inversiones millonarias". Sin embargo, el jefe de servicio alerta que la necesidad de prevenir afecciones "va mucho más allá del proceso inducido de erosión y regresión de la línea de costa" por lo que plantea a los responsables del Puerto nuevas exigencias que van desde una hoja de ruta para la descarbonización del recinto hasta cuantificar la contaminación acústica futura.

Joan Ribó, con los directivos de MSC. Foto: EVA MÁÑEZ

Por su parte, desde Jardines se "echa en falta" un estudio paisajístico, mientras que desde Devesa-Albufera se recomienda la reevaluación ambiental a la vista del volumen de dragados previstos para ampliar el canal de acceso.

El único servicio municipal al que elude pronunciarse al declararse no competente para ello pese al encargo del alcalde es la oficina técnica de Ordenación Urbanística, que depende del área de Desarrollo Urbano que encabeza la socialista Sandra Gómez.

Ribó fuerza el posicionamiento del conseller España

El alcalde de València ya anunció el pasado septiembre, tras emitir el único voto en contra de la oferta de MSC en la reunión del consejo de la APV en el que se acordó continuar con el expediente, que el Ayuntamiento de València iba a presentar alegaciones cuando se abriera el plazo. Ribó lo justificó ante la negativa de dejar en suspenso la ejecución de la obra a la espera de que el Ministerio de Transición Ecológica determine si se necesita renovar la DIA vigente.

En la moción que el alcalde presentará este viernes propone a la Junta de Gobierno que se apruebe instar al Puerto a solicitar "al ministerio competente" una nueva DIA, pero también plantea que se le pida a la Conselleria de Política Territorial que encabeza el socialista Arcadi España a que garantice el cumplimiento de la Estrategia Territorial de la Comunitat –aprobada por decreto– en lo referente a evitar acciones que perjudiquen el frente litoral.

Para argumentar su oposición, Ribó recuerda que uno de los objetivos prioritarios de la UE es la reducción de las emisiones contaminantes y lo vincula con un estudio reciente de la federación europea de ONG de transporte que señala a MSC como la naviera más contaminante.

El informe de la Secretaría municipal justifica su petición de una nueva DIA en la necesidad de dotar de mayor seguridad jurídica al procedimiento de concesión demanial. "Consideramos que procede instar a la APV a que, en su calidad de órgano promotor, se dirija al órgano competente del Ministerio para la Transición Ecológica para que éste, en su calidad de órgano ambiental, se pronuncie de forma expresa sobre la necesidad de una nueva evaluación de impacto ambiental del proyecto", sostiene.

Aurelio Martínez no transige con la DIA

El presidente de la APV, Aurelio Martínez, mantiene sin embargo un rechazo frontal a tener que tramitar una nueva evaluación ambiental porque ello retrasaría el proyecto actual hasta cinco años. A su juicio, si ello ocurre existe el riesgo de que MSC, que ha presentado la único oferta para construir la nueva terminal, no solo la acabe retirando, sino que incluso abandone su actual terminal en València por falta de espacio.

Aurelio Martínez, presidente de la APV. Foto: KIKE TABERNER

Martínez dijo este jueves que "se asumirán las alegaciones que sean razonables y viables", pero advirtió que si una nueva DIA implica paralizar el proceso de ampliación "no la podemos aceptar porque está dentro del marco legal y no tiene ningún sentido repetir una DIA cuando la actual está vigente". "Me "consta que hay personas –no el alcalde– a las que no les preocupa el tema medioambiental sino que lo que quieren es paralizar el proyecto porque no quieren que se haga la ampliación y eso yo no lo puedo consentir", criticó.

A lo sumo, el Puerto está dispuesto a que una "agencia externa" analice el proyecto presentado para adaptarlo si es preciso, pero siempre "sin paralizar el proceso". "Cinco años no va a esperar un inversor", insistió Martínez. tras la reunión del Comité Asesor del Puerto de València en la que asistió estuvo el alcalde.

Mientras, el portavoz de Cs en el Ayuntamiento de València, Fernando Giner, califico de "actitud muy irresponsable" la postura del alcalde para "parar la ampliación. En un comunicado, Giner anunció que su grupo presentará una moción al pleno de la semana próxima para que los grupos municipales –Compromís, PSOE, PP y Vox– "dejen clara su postura".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email