Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de octubre y se habla de TOQUE DE QUEDA coronavirus estado de alarma ghatto
GRUPO PLAZA

ENTREVISTA AL PORTAVOZ DEL PSPV EN VALÈNCIA, borja sanjuán

Sanjuán: "Cuando el PSPV lidera un gobierno, funciona mejor que cuando sólo participa"

20/10/2018 - 

VALÈNCIA. De la hornada que este diario bautizó un día como la 'Generación Pelayo', salió Borja Sanjuán (València, 1992). Graduado en Derecho, Economía y Políticas, convencido integrante de las Juventudes Socialistas desde los 15 años, se afilió al PSPV con 18. A principios de legislatura, entró como asesor de Manolo Mata en les Corts Valencianes, tras pasar por el prestigioso despacho Garrigues. Poco después pasó a formar parte de la plantilla de asesores de Ximo Puig, con la misión de elaborar discursos para el presidente de la Generalitat. Una función que ha mantenido hasta esta semana, en la que ha abandonado su puesto para reforzar el equipo de Sandra Gómez, candidata de los socialistas para conseguir la Alcaldía en 2019.

Está plenamente convencido de que Gómez puede alcanzar la vara de mando del consistorio, de que la época del PP "se ha cerrado para muchos años" y de que este mandato han sido cuatro años de transición para la ciudad. No obstante, admite que el Govern de la Nau podría haber gestionado algunas áreas con más celeridad. Con todo, no se plantea pactar con Ciudadanos porque, según él, la formación naranja ha virado junto al PP hacia "un populismo conservador que asusta".

- ¿Cómo ha sido su salida de Presidencia?
- Yo desde el congreso de Sandra, era portavoz de la Ejecutiva. Pero Sandra y yo comenzamos en Juventudes. Nos hicimos amigos mucho antes de que ella fuera secretaria general. Pero tampoco es sólo eso. Hay una confianza mutua, pero esta es mi ciudad y el reto del Partido Socialista es volver a ganar la ciudad.

- València tiene mucha importancia...
-  Sí, tiene una importancia vital. También a nivel de Comunidad y a nivel nacional. Las grandes ciudades tienen una importancia cada vez mayor. Vamos hacia un mundo donde las ciudades van a aumentar su presencia. El gran reto político es el reto de las ciudades. Y a mí me apetecía participar de esto en el proyecto de Sandra. Me lo creo. Creo que va a ser alcaldesa.

- La política local es una política más cercana, más de cara a cara, de bajar al barro. ¿Le atrae más?
- A mí me encantan los grandes debates políticos. Pero la política municipal, especialmente en grandes ciudades, ya no es política menor. Las ciudades son ya gran política. Es política cercana, es cierto. Pero es que para estar en política te tiene que gustar la gente. No puedes estar detrás de un despacho escondido pensando que eres un burócrata. La política es gestión, pero es empatía.

- Llegan meses preelectorales. Ya ha dicho que ve a Sandra Gómez de alcaldesa. ¿Cree que la izquierda parte con una sensación de victoria?
- Existe la percepción de que estamos en un buen momento y de que la gente ha vuelto a conectar con la izquierda. Hay un gran consenso sobre que esta ciudad no tiene que volver atrás. Las fuerzas de izquierda están más fuertes hoy que en 2015, si miramos los estudios. Eso se nota. No hay que minusvalorar las opciones de la derecha pero, si no cambia nada, la etapa del PP se ha cerrado para muchos años.

- ¿Entonces sí que existe esa sensación?
- En política no puedes dar nada por sentado. Pero ese buen momento nos lleva a pensar que el debate ya no es si va a volver el PP o no. El debate ahora es quién va a liderar esta ciudad dentro de la izquierda. En esta ciudad se respiran aires de apertura, libertad, modernidad, que están en las antípodas de lo que significan el PP y Ciudadanos. Especialmente en los últimos tiempos, en los que se están sumando a otras fuerzas más reaccionarias y a un discurso más rancio.

- ¿Y cree el PSPV que lidera la izquierda?
- La foto real es la que te da el día de las elecciones. En ese sentido estamos como en 2015. Pero ahora mismo, el Partido Socialista representa a la mayoría de gente progresista de esta ciudad, y eso se verá en las siguientes elecciones.

- ¿Descarta Sandra Gómez investir a Ribó sin entrar en el gobierno?
- Eso es hacer política-ficción. Hemos demostrado que cuando era necesario investir a alguien ajeno a nuestro partido, hemos estado a la altura. Nadie puede dudar de lo que hace el Partido Socialista.

- Ha habido muchas fricciones...
- Pero es que al Partido Socialista le sienta mejor gobernar que estar fuera del gobierno. Hay partidos que se sienten más a gusto en la oposición y a nosotros se nos da mejor estar en el gobierno.

- ¿Lo descartan entonces?
- No se puede descartar nada en esta vida. Pero la intención no es entrar en el gobierno de nadie, la intención es liderarlo. Hay opciones reales de liderarlo. Existe una percepción bastante extendida de que en política el orden de los factores sí que altera el producto. La fórmula de la Generalitat, con el PSPV liderando la institución, funciona mejor que la fórmula en la que el PSPV participa pero no lidera.

- Se ha hablado últimamente a nivel autonómico de un posible pacto PSPV-Ciudadanos después de las elecciones. ¿Se podría trasladar a la ciudad?
- Nadie del PSPV ha dicho que quiera pactar con ellos. No está sobre la mesa porque la etapa de la derecha se ha cerrado. Cuando escuchas declaraciones de líderes de Ciudadanos y del PP, están extremando sus posiciones y mimetizando mensajes de un populismo conservador que asusta. No vamos a estar en eso.

- ¿Ha habido errores en el Govern de la Nau?
- Errores hay siempre. También en los gobiernos monocolor.

- ¿Podría poner algún ejemplo?
- No se trata de errores, pero hay cosas que se tendrían que haber hecho más rápido. La gran cuestión ahora es la desigualdad evidente del acceso a la vivienda. Se ha estado ágil para atajar el problema de los apartamentos turísticos, pero en asuntos como vivienda social se ha de ir más rápido para presionar a la baja los precios. Probablemente veníamos de muy atrás y era difícil desatascar la situación, así que no quiero cargar la responsabilidad sobre las espaldas de nadie. Pero València, que aún no tiene problemas serios de vivienda como otras grandes ciudades, tiene que ser capaz de ir rápido ahora para no encontrárselos en el futuro. 

Otros asuntos han sido polémicos por las formas y porque a veces ha habido sensación de improvisación, como Movilidad cuando se han abordado los nuevos tipos de vehículos en la ciudad. Se tendría que haber sido más ágil.

- ¿Le gustaría al PSPV gestionar alguna de estas áreas?
- Hablar ahora del reparto competencial es muy complicado. Nosotros [PSPV] hemos gestionado lo más importante, de lo que pueden estar orgullosos aquellos que votaron cambio en 2015. Somos la ciudad que más empleo crea, hemos salido del Plan de Ajuste después de haber sido una de las más endeudadas. Son áreas gestionadas por el PSPV. Si hacemos una lista de las áreas más importantes de un Ayuntamiento, vemos que la gran mayoría las hemos gestionado nosotros. Pero estamos preparados para estas y otras áreas.

- ¿Por ejemplo Movilidad? Ustedes presentaron un foro sobre este asunto.
- Nosotros presentamos un proyecto de ciudad completo. También en las áreas que no hemos gestionado, porque tenemos ideas propias al respecto. Son ideas que van más allá que las de algunos socios de gobierno. Movilidad es un buen ejemplo. Estamos a favor de la bicicleta, de pacificar el tráfico, de aumentar la peatonalización de forma ordenada y sin conflictos. Pero también de que València acoja realidades inmediatas como son el patinete eléctrico, el 'carsharing', etcétera.

- ¿Cómo vio el Debate del Estado de la Ciudad?
- Sandra Gómez presentó un proyecto de ciudad. "Una València sin límites" [así se titulaba su discurso] donde se afrontan las desigualdades, donde se atrae el talento, donde haya salarios dignos y vivienda pública, con barrios visitables pero también vivos. Nosotros sabemos qué quiere ser de mayor esta ciudad.

La oposición fue al debate a perder una oportunidad. No es que haya sensación de victoria en la izquierda, sino sensación de ausencia de la oposición. Cuando el PP no encuentra a nadie que quiera ponerle cara al hundimiento en las próximas elecciones o cuando Ciudadanos pierde la oportunidad de erigirse como oposición, no es que haya autosatisfacción, sino que ves que no hay nada al otro lado. La derecha tendrá que pasar unos años en la oposición para tener un modelo, para tener algo con lo que debatir. Ahora mismo, más allá que un llamamiento al catastrofismo y al apocalipsis, no saben decir nada más. No hay alternativa.

- ¿Y respecto a los socios del Govern?
- El PSPV se diferencia del resto del gobierno en que atendemos las pequeñas cosas y también sabemos a dónde nos dirigimos. València no puede ir a la marxeta. Tiene que orientar hacia qué sectores se especializa y cómo se posiciona internacionalmente. Y eso necesita de liderazgo, y Sandra Gómez lo tiene.

El discurso del Alcalde fue demasiado largo y vi una relación de hechos muy pormenorizada de los últimos tres años, pero había falta de horizonte y de idea política. La gestión ha sido positiva pese a los problemas y las dificultades pero...

- ¿Se equivocó?
- Fue poco ambicioso. Un político no es un contable. Tiene que dar cuentas de lo que ha hecho, pero en el último año debe dar una idea de lo que va a hacer, porque estos años han sido de transición entre la València del PP y la València que viene. Eché en falta esa idea de ciudad tanto en el alcalde como en el resto de socios.

Cuando paseas por València, ves la idea de ciudad de Pérez Casado y de Clementina Ródenas, que después el PP parcheó y erosionó con proyectos fallidos. Pero reconoces la València de los primeros. En las próximas elecciones se decide la València de dentro de 20 años.

- Le veo muy ilusionado. ¿Se plantea ser concejal?
- Eso no es relevante ahora. Somos el primer partido que ha elegido la candidatura, eso es una declaración de intenciones. Somos el partido que más ganas tiene de liderar esta ciudad y personalmente tengo ganas de ciudad. Pero mi papel es prácticamente irrelevante. Lo elegiremos cuando se decidan las listas, después de Navidad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email