GRUPO PLAZA

Critica las políticas de Grezzi y cree que Ciudadanos es "más necesario que nunca"

Fernando Giner: "Yo apoyaría una Copa América con 'sponsors' privados"

17/02/2022 - 

VALÈNCIA. El líder de Ciudadanos en la ciudad de València, Fernando Giner, tiene muy claro que quiere que la siguiente Copa América se celebre en València. Una idea que se lleva barajando desde finales del año pasado y que ha levantado alguna que otra incertidumbre entre las administraciones públicas valencianas, principalmente a cuenta de los recuerdos del pasado que evoca. Recuerdos que son ciertamente agridulces, y que mezclan el encanto de acoger un evento mundial con el pavor a las deudas y heridas que ya dejó la competición una vez en el pasado, allá por el año 2007 y posteriormente en 2010.

Sea como sea, el portavoz de la formación liberal en la capital piensa que València es una buena opción, y que esta vez "se pueden hacer las cosas bien". Así, considera que la fórmula ideal sería la de sufragar los costes del evento a través de los 'sponsors' privados, idea que en caso de salir adelante minimizaría el impacto sobre las arcas públicas. Todo ello, además, teniendo en cuenta que la ciudad no parte de cero, al albergar ya algunas de las infraestructuras necesarias para sacar adelante el proyecto. 

No es tan sencilla, sin embargo, la ejecución. Y es que, la iniciativa liderada por el Club Náutico de València quedó encerrada en los cajones de la Generalitat Valenciana por falta de apoyos. Esencialmente, debido a las condiciones que se plantearon en su momento dentro del pacto: las administraciones públicas tendrían que figurar como avalistas para el impulso de la candidatura. Así, en caso de que la iniciativa privada no consiguiera suficiente financiación, siempre estaría el erario público como colchón. Algo que consideraron inadmisible tanto desde la Generalitat Valenciana como desde el Ayuntamiento.

Sin embargo, tras el primer 'portazo' a finales de 2021, parece que las posturas se relajan levemente. De este modo, los impulsores de la iniciativa han participado en reuniones con altos cargos del gobierno valenciano para renegociar la posibilidad de traer la Copa América a la capital en el año 2024, tal y como pudo saber Valencia Plaza. Todavía no hay nada en claro, y la decisión sobre la ciudad que finalmente acogerá la competición no está tomada. Pero parece que de nuevo se abre una rendija ante la posibilidad.

Sea como sea, cuenta con el apoyo sólido de Ciudadanos. O al menos así se desprende de las palabras que Giner emitió este pasado miércoles, durante su coloquio organizado por la Real Sociedad Valenciana de Agricultura. Una rueda de encuentros en la que están llamados a participar todos los líderes de la ciudad de València, para hablar sobre su visión de la ciudad y, especialmente, de las iniciativas que pondrían en marcha en caso de que llegaran a tomar la vara de mando. Por el momento, ya han pasado el alcalde Joan Ribó, María José Catalá, Sandra Gómez y, el último, Fernando Giner.

Correos, para uso del Ayuntamiento

Otra de las grandes preocupaciones de Giner es el uso que se le dará a los nuevos edificios adquiridos por la Generalitat Valenciana en la ciudad de València. Esto es, principalmente, el edificio de Correos sito en la Plaza del Ayuntamiento y la antigua sede de Hacienda. En este sentido, defiende el líder de la formación liberal que uso de estos espacios debería ser en beneficio municipal: "No hace falta que cedan la propiedad, eso es lo de menos. Pero sí que creo que el uso de esos complejos debería ser para el beneficio de los ciudadanos de València y sus visitantes".

Foto: VP

A este respecto, no considera que la solución pase tan sencillamente por "poner escritorios para albergar servicios administrativos", sino que más bien cree que deberían ser un polo atractivo para las inversiones y la promoción de la marca de la ciudad. De este modo, defiende: "València tiene que poner el foco de su futuro sobre la innovación, la cultura y el avance social". Y precisamente, esto es lo que quiere que refleje cada uno de los edificios. 

Así, Hacienda se enfocaría en los servicios y en el bienestar social, Correos en la promoción de la innovación y, finalmente, también mete en el saco otro de los grandes símbolos de la ciudad de València, con el que cierra el círculo: la Roqueta, que en este caso sería la encargada de representar a la pata cultural. 

Y en la línea del patrimonio, Giner también se opone al derribo del antiguo hotel Sidi Saler. En este sentido, incide en la idea de que el complejo se tendría que transformar en una residencia para personas mayores. Servicio que, a su juicio, es excesivamente escaso en la ciudad de València. Así, recuerda que la capital anda "6.000 plazas" corta de este tipo de atención, y cree que el reciclaje de dicho edificio podría ser un revulsivo para contribuir a solucionar la situación.

"Dictadura ecologista" de Grezzi

No pasaron desapercibidas, por supuesto, las políticas de movilidad que encabeza Giuseppe Grezzi en la ciudad. Tema muy recurrente en las reuniones organizadas por el Casino de Agricultura y que nuevamente salieron a relucir con la visita de Giner: "La movilidad en València no la decide ni Ribó ni el PSOE. Aquí quien manda es Grezzi", incidía en este sentido. Así, consideró sus acciones como "una dictadura ecologista" en la que es él quien decide "cómo se tienen que mover todos los ciudadanos".

Además, Giner también señaló las "incongruencias" de las acciones que se promueven desde el área de Movilidad: "No se puede empezar una cruzada contra el coche sin asegurar antes un transporte público eficiente". Además, consideró que las acciones del edil de Compromís han caído en saco roto porque "a pesar de todo, en el último año aumentaron en más de 3.000 los vehículos registrados en la ciudad de València".

"Un ciudadano no coge el coche a las siete de la mañana para contaminar, sino para ir a trabajar", concluía. "Y además, si el problema es la contaminación y no el coche, ¿por qué expulsarlos justo ahora que se está iniciando la transición hacia los modelos híbridos y eléctricos?", se preguntaba el líder naranja. Del mismo modo, también incidía en que la calle Colón necesita una revisión "urgente" por el embudo que supone para la movilidad en una de las principales arterias de la ciudad, y denunciaba los atascos en entradas como por ejemplo Ausiàs March. 

Foto: KIKE TABERNER

"Y lo peor de todo es que no se ponen de acuerdo", concluía finalmente. "Con esto del urbanismo táctico y no planificado, mientras unos discuten Grezzi ya ha ejecutado". Cabe recordar que el urbanismo táctico es una de las principales apuestas del nuevo gobierno, que consiste en cambiar la fisionomía de algunas calles y plazas con el mínimo ingreso posible, todo ello de manera temporal, mientras se trabaja en un proyecto de urbanización definitivo. De este modo, se producen peatonalizaciones blandas y experimentales con elementos muy simples como, por ejemplo, la de la Plaza del Ayuntamiento, que es el máximo exponente. 

Ciudadanos, "más necesario que nunca"

Por último, Giner valoró el resultado de las elecciones en Castilla y León, las cuales supusieron una pérdida muy considerable de escaños en la cámara de la comunidad autónoma. Aun así, su valoración es en cierto modo positiva: "Es cierto que es un mal resultado, pero el gran golpe fue en las Generales de noviembre de 2019. Ahí sí que tuvimos una caída importante, pero a partir de ese momento nos hemos mantenido más o menos estables", analizaba, aunque esta estabilidad se haya producido en su punto más bajo.

Sin embargo, mantiene que ahora mismo Ciudadanos es más importante que nunca: "Es importante que haya una formación centrista liberal, con capacidad para llegar a acuerdos a un lado y al otro cuando sea necesario". Así, reivindicaba algunos de sus principales "hitos" en el Ayuntamiento de València, como los acuerdos para las ayudas a autónomos y empresas durante la crisis del coronavirus o la ampliación del presupuesto para ayudas en 'les escoletes' de educación infantil.

"Tenemos que demostrar que se puede llegar a acuerdos. Allá donde otros solo ponen ideología, nosotros ponemos sentido común", indicaba. "No veo necesario que tengamos que estar siempre los unos contra los otros, con las mismas fronteras que hace 100 años. ¿Es que acaso no hay nada en lo que nos podamos entender?", lamentaba. Y finalizaba: "Creo que el bipartidismo se está rompiendo por los extremos, por eso es tan importante que exista una opción de centro. Y pienso que la sociedad se está cansando de tanta crispación". 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme