Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 11 de agosto y se habla de Tatuajes coronavirus ilsa pcr DESCONFINAMIENTO
GRUPO PLAZA

un evento de moda que 'se llevó' de la concejalía de comercio a la fundación las naves

Galiana contrató sin concurso a su vicepresidenta de JCF y a la ex fallera mayor de su comisión

12/06/2020 - 

VALÈNCIA. El concejal de Comercio de València, Carlos Galiana, eligió a dos conocidas para adjudicar directamente sendos contratos en el marco de un evento de moda que impulsa el Ayuntamiento de València desde 2018 bajo el nombre de Catwalk. La primera cita contó con los servicios de Cristina Estévez, actual vicepresidenta de la Junta Central Fallera nombrada recientemente por el propio Galiana como presidente del ente, y de Beatriz Hernani, quien fuera fallera mayor de la falla Sevilla-Dènia, a la que pertenece el propio regidor.

Así consta en la relación de contratos menores adjudicados por la concejalía de Comercio, según la cual dos de los cuatros contratos menores que se utilizaron para la organización del evento fueron a parar a ambas profesionales. En el caso de Estévez, la cifra de adjudicación ascendió a 16.335 euros (IVA incluido) para la dirección, coordinación y producción del desfile de Catwalk, mientras que en el segundo caso, la adjudicataria por valor de 12.795 euros (IVA incluido) fue la firma Studio Palometa Design, una de cuyas dos administradoras es Hernani, que se centró en el diseño gráfico. En ninguno de los cuatro contratos se solicitaron más ofertas que la adjudicataria -tampoco era obligatorio- y en total, el Ayuntamiento de València, mediante la concejalía de Comercio, organizó el evento por 60.000 euros aproximadamente, según los expedientes a los que ha tenido acceso este diario.

En ellos destaca la presencia, por un lado, de Cristina Estévez. El mundo fallero es testigo de la amistad existente entre el concejal y la adjudicataria. Galiana, como nuevo presidente de la Junta Central Fallerala eligió recientemente como vicepresidenta primera del organismo, hecho que ha soliviantado a algunos sectores no sólo de Compromís, sino también del mundo fallero. Una relación estrecha entre ambas figuras que cristalizaba incluso en el propio discurso del edil al presentarla como miembro de su directiva: de ella dijo que es una persona de su confianza "y amiga". La definió también como experta en relaciones públicas y protocolo y mencionó su labor como responsable de eventos en una empresa valenciana. Fue, en ese sentido, la elegida para organizar y producir el desfile de moda Catwalk.

Carlos Galiana presenta su directiva de la JCF. Foto: JCF

Por otro lado, se reseña una nueva coincidencia en la contratación del evento. La concejalía dirigida por Galiana adjudicó el diseño a Hernani, resaltando en este caso que concejal y profesional pertenecen a la misma comisión fallera, la de Sevilla-Dènia. Galiana fue durante tres años presidente de dicha comisión. Poco después, Hernani se alzó como fallera mayor de la misma. Además, ambos han participado juntos en obras de teatro a poca escala en el seno de la propia comisión. Con todo, preguntada la ex fallera mayor por estas circunstancias, fue contundente al explicar a este diario que la contratación se hacía "por profesionalidad y no por amistad".

La cita estaba enfocada, según explicaba Galiana entonces, "hacia los jóvenes diseñadores para darles apoyo y que tengan la opción de mostrar sus colecciones e intercambiar experiencias con otros diseñadores, empresarios y el público en general". También entonces el regidor se presentaba en la rueda de prensa del evento ante los medios con la mencionada diseñadora, quien manifestaba su agradecimiento por el apoyo municipal al sector. Dicho estudio, por otro lado, fue un participante más del evento junto a otros prometedores profesionales.

Foto: AYTO DE VLC

El contrato menor es una figura que permite eludir el concurso público a la hora de adjudicar una obra o servicio. Desde marzo de 2018, el límite económico para contratar un servicio por esta vía es de 15.000 euros sin IVA. Son útiles para agilizar la administración cuando se trata de pequeños contratos del día a día y permiten evitar el colapso de los servicios al sortear la tramitación de una licitación pública, si bien en varias ocasiones organismos de control han alertado sobre su uso excesivo en las entidades locales.

Nuevo presidente en Las Naves y traslado del evento

La cita de 2018, que tuvo lugar en el Palacio de la Exposición, fue satisfactoria, hasta el punto de que el propio regidor anunció, justo al acabar, que habría una segunda edición, si bien no explicitó en qué términos, cuándo, cómo y dónde se desarrollaría. Para cuando se celebró, en 2019, el edil de Comercio ya era presidente de la fundación municipal Las Naves, en sustitución del anterior concejal responsable, Berto Jaramillo, después de la reedición del gobierno en mayo de dicho ejercicio. Entonces, el evento se trasladó a la fundación.

Lo recoge la propia liquidación del Plan de Actuación del mencionado organismo, según la cual "en la parte final del año 2019 y con motivo del cambio de directiva de Las Naves" se impulsaron dos acciones "con una vocación de atraer a un público más generalista y no tan especializado en el ámbito del diseño". Dos actuaciones, pues, "no previstas en el plan y que llevaron parejas un despliegue importante de medios recursos y actividades". Eran el desfile Catwalk y el Christmas Design Festival.

El evento, en este caso, redujo su coste a 34.000 euros aproximadamente, según señalan desde el organismo. Ahora bien, tampoco hubo licitación y en este caso tampoco se hicieron contratos menores como en el anterior, de manera que no se reflejan en el Portal de Transparencia. Así, ninguno de los proveedores que participó en la organización del evento es público, como sí ocurre con el Christmas Design Festival, cuyos contratos menores están publicados.

Catwalk en Las Naves. Foto: LAS NAVES

En la fundación señalan que desde allí se promovía la mencionada actividad, y que los acuerdos con los proveedores no se hicieron mediante la vía del contrato menor, sino con la fórmula de "gastos". Esta herramienta, sostienen, impide que se hagan públicos los adjudicatarios de los ocho "gastos": dirección, producción audiovisual, contratación de modelos, gestión de invitados, fotografía y vídeo, producción del photocall, materiales de producción y regidoría técnica.

Preguntado el organismo si entre los proveedores se encontraban las mencionadas adjudicatarias de 2018, rehusó responder apelando a la normativa de protección de datos, si bien la propia Estévez publicaría en redes sociales una imagen junto con Hernani y otros cinco profesionales explicando que "este es el equipo que ha estado detrás de Catwalk Valencia". El evento, ciertamente, fue un éxito para Las Naves, pues congregó unas 400 personas, "un dato muy positivo ya que no solemos tener tanto aforo", explican satisfechos en el ente.

Unas formas de contratación particulares que contrastan con otros modelos de gestión de eventos similares que organiza la Generalitat Valenciana, como ArtEnBlanc, en el que sí se realizó un concurso público para elegir la firma que se encargaba de organizar los eventos. En el momento del concurso, de hecho, la entonces directora general de Cultura y Patrimonio de la administración autonómica, Carmen Amoraga, explicaba que esta era "la forma más honesta de trabajar", puesto que "cualquier empresa puede presentar su proyecto y una comisión técnica valorará cuál es el mejor". En 2017, por ejemplo, se dedicaron unos 72.000 euros. Más tarde, se llegó a los 120.000 euros.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email