Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Grezzi pidió 3,6 millones para "la compra de nuevos autobuses" en la EMT dos días después del fraude

6/12/2019 - 

VALÈNCIA. El 23 de septiembre, Caixabank advirtió al gerente de la EMT, Josep Enric García, de que desde el día 3 del mismo mes se habían realizado ocho transferencias de un total de cuatro millones de euros de la cuenta bancaria de la empresa municipal a dos cuentas de Bank of China, emplazadas en Hong Kong. Cuatro millones de euros que el consistorio ya está intentando recuperar y de los que unos 150.00 euros son potencialmente recuperables, dado que están bloqueados por la policía china.

Uno de los interrogantes que se extendió tras hacerse pública la estafa millonaria es cómo se va a compensar el agujero de cuatro millones que el fraude ha dejado en las arcas de la firma municipal. La intención de la EMT es recuperar parte del dinero enviado de forma irregular al país asiático, si bien se trata de una empresa muy complicada.

Por otro lado, en España, los juzgados continúan practicando las diligencias necesarias. La estrategia de la empresa que dirige el edil Giuseppe Grezzi es conseguir que el banco, Caixabank, se haga cargo del agujero y devuelva el dinero dado que, según los responsables públicos, tramitó los pagos saltándose los protocolos establecidos para este tipo de operaciones, así como la normativa de Blanqueo de Capitales.

No recuperar el dinero no entra en los planes del alcalde de la ciudad, Joan Ribó, y el edil de Movilidad, Giuseppe Grezzi, quienes, cuando se les ha preguntado por cómo rellenar este vacío millonario si los pasos en los juzgados no dan sus frutos, han reiterado que todos los esfuerzos están centrados en recuperar el capital perdido.

No obstante, curiosamente, dos días después de conocerse el fraude, el edil de Movilidad pidió que el Ayuntamiento realizara una transferencia a la EMT de un montante muy cercano a la cantidad defarudada. Concretamente, 3,6 millones de euros, según la moción a la que ha tenido acceso este diario.

En el escrito, el concejal pide que se inicien los trámites para llevar a cabo esta inyección de dinero. El motivo reflejado en la moción es "para atender la compra de nuevos autobuses que pasarán a formar parte de la flota". "Resulta adecuado que el importe citado, asignado a este fin, sea transferido a la EMT para la tramitación de la licitación correspondiente", concluye.

La estafa de cuatro millones de euros se produjo a cargo de una de las cuentas bancarias que había recibido, un mes antes, en agosto, un ingreso extraordinario de 19 millones de euros procedentes del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y dirigidos íntegramente financiar parcialmente la compra de autobuses de la EMT, que se adjudicó el pasado mes de octubre a la compañía Evobús Ibérica por 50 millones de euros, como publicó este diario.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email