X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de junio y se habla de Caso Castor florentino pérez tim hortons Botànic II
GRUPO PLAZA

Las salas privadas explotan en un comunicado

"Ja està bé!": las artes escénicas le aprietan las tuercas a la próxima concejalía de Cultura

12/06/2019 - 

VALÈNCIA. "Vosté que dirigirà la Regidoria de Cultura de l'Ajuntament de València: Ja està bé!" Así empieza el comunicado que han hecho público las salas de teatro privadas de València esta mañana con el fin de posicionar sus reivindicación como una cuestión prioritaria en la agenda del próximo equipo de gobierno del Ayuntamiento de València, ahora que aún está en fase de negociación y formación.

El escrito, muy contundente en su tono y muy concreto en su contenido, está firmado por las salas de teatro de la ciudad: Carme Teatre, El Teatret, Espai Inestable, Sala Carolina, Sala L'Horta, Sala Off, Sala Russafa, Sala Ultramar, Teatre Flumen, Teatro La Estrella, Teatre Micalet, Teatre Talía, Teatro Círculo y Teatro Olympia. En la carta explotan diciendo: "estamos hartos, hartos de ser insignificantes para las políticas culturales del Ayuntamiento de València".

Más adelante explican como esperan un pacto real que atienda sus realidades y su "compromiso con el entorno para crear ciudadanos críticos, libres, activos". Con ello se refieren, entre otras muchas cosas a los dos grandes conflictos que ha mantenido el sector con el Ayuntamiento de València: en primer lugar, la retirada de las ayudas a los espacios privados que se eliminaron en 2017, se recuperaron en 2018 y que en 2019 aún ni se han publicado ni se sabe con certeza si se publicarán. En segundo lugar, el problema de las licencias de actividad, que actualmente no están ajustadas a las salas pequeñas y manteniendo a la gran mayoría de estas sin seguridad jurídica. 

Con todo esto, la molestia del sector privado con la concejalía de Acción Cultural, liderada hasta ahora por María Oliver es claro: "Un Ayuntamiento como el de València no puede dar la espalda a sus agentes culturales como ha ocurrido durante los gobiernos del PP y, sorprendentemente, con el último gobierno con unos políticos supuestamente más sensibles a la cultura", reza. Por eso avisan de que dejarán "de mantener una resistencia silenciosa" como en esta legislatura y proponen cinco medidas de urgencia concretas.

La primera, las ya nombradas ayudas. No solo quieren que se resuelva la incertidumbre, sino que haya más presupuesto y se reparta mejor (el año pasado, solo recibieron apoyo económico la mitad de las solicitantes, según indica el escrito). Todo esto con el objetivo, dicen, de "empezar un crecimiento sólido y necesario para mantener la cultura de la ciudad de València"; algo que evoca, presumiblemente, a la oleada de cierres de espacios culturales de la ciudad.

En segundo lugar, se busca crear un ambiente y poner en marcha una serie de medidas que se acaben materializando en un "pacto a largo plazo, de ayudas a infraestructuras, a la actividad, a potenciar la creatividad de los creadores valencianos, a potenciar una oferta variada". En tercer lugar, dar un impulso a la promoción de la programación de las propias salas y encontrar una manera común hacer servir los espacios publicitarios del ayuntamiento para anunciar sus propuestas. Lo hacen con no poca concreción: "difusión y promoción del ‘plano de teatros de la ciudad’, utilización de mupis municipales, kiosco ‘last minute’ de venta de entradas, etc.".

En cuarto lugar, resolver el conflicto abierto con las licencias con el objetivo de "concluir el eterno proceso de legalización de las salas teatrales con sus licencias de actividad", algo que es extensible a los músicos callejeros y a los bares culturales. Finalmente, piden que "se cree una coordinación de políticas programáticas de salas públicas y privadas, con proyectos de autopromoción para que todas coexistan con coherencia, de cara a facilitar el consumo de cultura escénica de los ciudadanos", de lo que se extrae también el debate sobre la competencia espacios públicos-espacios privados, que con el aumento de la programación propia de muchos centros de la Administración, se ha hecho más evidente.

Contactos con las futuras regidoras

Preguntados por este diario por si les habían hecho llegar este escrito a las responsables de Cultura de Compromís y PSPV en el Ayuntamiento de València, los impulsores de este escrito han podido confirmar que se reunieron una semana antes de las elecciones locales con todas las candidatas para hacerles ver su preocupación. 

Ahora, después de una campaña y la tregua de pre-negociación, las salas no se han querido involucrar en los procesos políticos, aunque recuerdan que tanto Glòria Tello como Maite Ibáñez han podido recoger y son conscientes las preocupaciones del sector. Este escrito pretende poner los puntos sobre las íes a las dos previsibles candidatas: "Queremos ser protagonistas en esta legislatura por el bien de nuestra sociedad y para el bien de nuestro sector", dice el comunicado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email