GRUPO PLAZA

unos 17 millones en liza

La baja económica de Torrescamara amenaza con dejarla fuera del concurso de vías públicas

Foto: EVA MÁÑEZ
27/04/2022 - 

VALÈNCIA. La oferta presentada por la compañía Torrescamara al concurso público del Ayuntamiento de València para adjudicar el millonario contrato de arreglo de calles es anormalmente baja. La mesa de contratación ha notificado a la firma de que su presupuesto rebasa el umbral a la baja respecto al resto de ofertas, por lo que le ha requerido una justificación antes de, si esta no convence, dejar a la compañía fuera de la carrera por el contrato, que salió a concurso por 22 millones de euros para los próximos cuatro años.

Son seis las empresas que se disputan el contrato para el mantenimiento y reparación de la vía pública en la ciudad de València, que actualmente presta Pavasal desde que resultara adjudicataria en 2009. El contrato caducó el año pasado y la Intervención municipal lo incluye en la lista de contratas consistoriales que están caducadas, cuyas empresas siguen prestando los servicios hasta nueva adjudicación.

Además de Pavasal y de Torrescamara, concurren a la licitación Becsa, Bertolín, Construccines Sarrión y Vialex Constructora Aragonesa. Todas ellas presentaron presupuestos por encima de 17 millones de euros, a excepción de Vialex (16,8 millones) y Torrescamara (14,6), situándose esta última por debajo de la frontera permitida respecto a la media de todas las ofertas. Así pues, al incurrir en una baja anormal, deberá justificarla y los técnicos municipales deberán decidir si puede aspirar a ser adjudicataria.

A tener en cuenta las valoraciones realizadas hasta el momento por la mesa de contratación, Pavasal sería la que presumiblemente resultaría ganadora del concurso, seguida de Torrescamara -debido a la gran baja económica, y siempre que no quedara descalificada-, Becsa, Bertolín, Vialex y Construcciones Sarrión.

Hay que recordar que Torrescamara impugnó el concurso al considerar que no había "igualdad de condiciones" en la licitación al sólo dejar un mes de plazo para presentar las ofertas, un período reducido a su juicio para realizar el estudio de todas las calles de la ciudad, tarea necesaria para presentar una oferta óptima. Y es que, defendía, 28 puntos de los que contaban en el proceso dependían del conocimiento expreso del estado de las calles de la ciudad. El Tribunal de Recursos Administrativo le dio la razón y obligó a ampliar a tres meses el período de presentación de ofertas, como publicó este diario.

Juan Cámara, presidente de Torrescamara. Foto: EVA MÁÑEZ

Concretamente, la finalidad del contrato de la conservación, renovación y reparación de firmes, pavimentos y bancos de titularidad pública municipal que sean competencia del Ayuntamiento de València.  En este sentido, la empresa adjudicataria deberá atender todas las incidencias en la vía pública que le sean notificadas por el Ayuntamiento, así como detectar por su cuenta los desperfectos y baches que se puedan dar en la calle. 

De esta forma, deberá tener siempre en marcha un vehículo para la inspección, vigilancia y control de la vía. Asimismo, la adjudicataria deberá atender un servicio 24 horas para posibles urgencias y, durante el periodo que dure el contrato, la empresa también deberá hacer un inventario de todos los pavimentos no solo para conocer su fisionomía sino para detectar deficiencias. 

Asimismo, podrá recibir encargos puntuales por parte de las autoridades para hacer inspecciones en momentos señalados como festividades o Fallas, entre otros. El resto de operaciones contempladas en los pliegos suponen la reparación más o menos urgente de las incidencias, las operaciones de conservación e incluso las de renovación completa de los elementos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme