GRUPO PLAZA

con una duración de cuatro años

Cinco empresas se disputan el contrato de 22 millones para la reparación de calles en València

15/09/2021 - 

VALÈNCIA. Cinco empresas se disputan el contrato para el mantenimiento y reparación de la vía pública en la ciudad de València, que tiene un presupuesto de salida de 22 millones de euros y una duración de cuatro años: Becsa S.A., Construcciones Sarrión S.L., Grupo Bertolín SAU, Pavasal Empresa Cosntructora S.A. y Vialex Constructora Aragonesa S.L. Concretamente, este contrato tiene como objetivo la conservación, renovación y reparación de firmes, pavimentos y bancos de titularidad pública municipal y que sean competencia del Ayuntamiento de València. 

Ahora, el consistorio tendrá que evaluar sus propuestas, proceso en el que seguramente se experimentará una rebaja sobre el precio inicial del contrato. En cuanto a los objetivos que se incluyen en él, este contempla todos los elementos que facilitan la movilidad viaria tanto a pie como rodada. Es decir, aceras, calzadas, puentes, pasarelas, pasos inferiores y carriles bici, tanto del término municipal de València como de las pedanías. También los elementos de seguridad y accesibilidad. 

En este sentido, la empresa adjudicataria deberá atender todas las incidencias en la vía pública que le sean notificadas por el Ayuntamiento, así como detectar por su cuenta los desperfectos y baches que se puedan dar en la calle. De esta forma, deberá tener siempre en marcha un vehículo para la inspección, vigilancia y control de la vía. Asimismo, la adjudicataria deberá atender un servicio 24 horas para posibles urgencias.

Del mismo modo, durante el periodo que dure el contrato, la empresa también deberá hacer un inventario de todos los pavimentos no solo para conocer su fisionomía sino para detectar deficiencias. Asimismo, podrá recibir encargos puntuales por parte de las autoridades para hacer inspecciones en momentos señalados como festividades o Fallas, entre otros. El resto de operaciones contempladas en los pliegos suponen la reparación más o menos urgente de las incidencias, las operaciones de conservación e incluso las de renovación completa de los elementos. 

Foto: KIKE TABERNER

También recae sobre la empresa la asistencia técnica para elaborar informes sobre las intervenciones y el propio contrato. Y como detalle, la adjudicataria deberá actuar sobre los elementos que no son competencia de ninguna otra empresa o contrata municipal, como es el caso del desbroce o despeje de los caminos, siempre y cuando sea necesario para poder llevar a cabo sus propias tareas. Además, también deberá controlar las intervenciones que realicen otras empresas sobre los elementos objeto del contrato, siempre que el Ayuntamiento lo demande. 

Tanto el personal como el material correrán a cargo de la empresa adjudicataria, que también deberá disponer de una base para oficinas, un almacén a menos de 15 kilómetros de València, una planta de mezclas asfálticas en caliente y una planta de fabricación de hormigón. 

Por último, el Ayuntamiento de València no garantiza la exclusividad del contrato a la adjudicataria, por lo que podrá realizar por sí mismo o mediante terceros intervenciones similares siempre que lo considere oportuno. Así, se reserva el derecho para iniciar otras obras en la vía pública fuera del contrato. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email