GRUPO PLAZA

Gaspar lamenta la burocracia que "ralentiza" los procesos 

La Diputación de Valencia aprueba la Cuenta General de 2020, con una ejecución del 70% y reducción de deuda

30/09/2021 - 

VALÈNCIA. (EP) La Diputación de Valencia ha aprobado en el pleno de este jueves la Cuenta General de 2020, que presenta una ejecución presupuestaria del 67,61% sobre los cerca de 488 millones de euros de obligaciones contraídas, de las que se ha efectuado el pago de más de 437 millones de euros, un 89,72% del total.

Respecto a la deuda viva consolidada de la corporación, que incluye a los organismos dependientes, se sitúa en algo más de 107 millones de euros al cierre de 2020, lo que supone un 18,03% sobre el total de los gastos corrientes reconocidos, frente al 28,87% registrado en 2019 y cada vez más alejada del límite del 75% que fija el Ministerio, según ha informado la corporación provincial en un comunicado.

La aprobación se ha producido tras un debate entre el responsable de Hacienda, Vicent Mascarell, y los portavoces de la oposición, incluido el diputado no adscrito sobre esa ejecución. El presidente de la corporación, Toni Gaspar, ha instado a los diputados a "pasar de pantalla" y no ensuciar el debate sobre un asunto que "además de los responsables políticos, depende de funcionarios y leyes, de una burocracia que ralentiza los procesos administrativos".

Gaspar, que se plantea como uno de los retos de su gobierno la simplificación de estos trámites, ha pedido a los diputados "desechar la hipocresía en este asunto y bajar el nivel de enfrentamiento porque todos sabemos que la implicación máxima de alcaldes, alcaldesas y concejales, sea cual sea su color político, no es suficiente para conseguir el 100% de la ejecución presupuestaria en las instituciones".

En esta línea, ha pedido "evitar un debate ridículo propio del siglo XIX, como lo son las visitas de responsables políticos a los pueblos en plan 'Bienvenido Míster Marshall', y centrarnos en coordinar las ayudas a los municipios como se está haciendo, por encima de siglas y partidos y priorizando la atención a los que más nos necesitan, que son las localidades de menos de 20.000 habitantes".

"Por encima de focos mediáticos y carteles de la Diputación en los pueblos, me interesa que llegue el dinero donde tiene que llegar y que lo haga de la forma más rápida y efectiva para resolver los problemas de los ayuntamientos, instituciones cercanas que se entienden con la gente", ha expuesto el presidente.

Juan Ramón Adsuara, en representación del PP, Rocío Gil, como portavoz de Ciudadanos, y el diputado no adscrito, Carlos Gil, han lamentado el elevado porcentaje del presupuesto sin ejecutar, mientras el responsable de Cooperación, el vicepresidente Carlos Fernández Bielsa, les ha recordado que "los mismos problemas que cuestionan a la Diputación los tienen en sus ayuntamientos".

Ayudas para riadas y cotonet

En un pleno que ha estrenado la digitalización del tiempo para las intervenciones, también se han tratado otras propuestas como las ayudas para riadas o las medidas para combatir la plaga del cotonet. En el primer caso, el diputado del PP Ximo Segarra ha pedido más inversión para combatir el problema de las inundaciones en distintos municipios, a través de guías metodológicas que tengan previsto y se avancen a las graves consecuencias de episodios meteorológicos adversos.

La vicepresidenta, María Josep Amigó, ha replicado que la Diputación ya elabora planes contra inundaciones en los municipios afectados, contempla obras para evitar estos efectos en el marco del Plan Reacciona y ofrece la actuación de emergencia de bomberos, brigadistas y operarios de carreteras. Por su parte, Gaspar ha remitido al pacto entre administraciones para coordinar las ayudas y "evitar conflictos del tipo quién da más y antes el dinero cuando los recursos económicos son de todas y todos".

La Generalitat es la que se encarga de peritar los daños y la Diputación entra a completar las ayudas, generalmente en infraestructuras dañadas, cuando el Consell y el Estado han prestado ya su asistencia.

En el caso del cotonet, tanto Ciudadanos como el PP han presentado sendas propuestas para que la Diputación participe de forma activa en la lucha contra esta plaga que afecta a la campaña citrícola en los campos valencianos. En este punto, ha intervenido el secretario de la corporación para señalar que la Diputación no tiene competencia en materia agrícola mientras que desde la oposición se ha instado a revisar el marco competencial para poder adoptar medidas que contribuyan a combatir esta y otras plagas que afectan al sector agrícola.

Al respecto, Rocío Gil ha lamentado que la Diputación "sí actúa en otros asuntos donde tampoco es competente". "Es una cuestión de prioridad y de querer hacerlo", ha asegurado.

"Cs pretendía que se dieran ayudas a los ayuntamientos y que estos fueran los que se las transfirieran a los agricultores afectados", ha indicado la formación naranja en un comunicado. "Estos trabajadores del campo y sus familias lo están pasando fatal porque el cotonet va a más y nadie, ni Generalitat ni Ministerio, les ayuda", ha denunciado.

Por eso, ha argumentado, "si el bipartito no es capaz de apoyar esta moción, presentada conjuntamente con PP y Vox, esperamos que el reflexione y de cara a las cuentas de 2022, que en breve deberíamos empezar a negociar, se recoja una partida para luchar contra esta plaga que destruye nuestros cítricos".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email