GRUPO PLAZA

la diputada rebeca serna se marcha al grupo de no adscritos donde ya hay cinco de cs

La fuga en Vox agrieta el bloque de derechas y refuerza al PP de Mazón

24/08/2021 - 

VALÈNCIA. La diputada de Vox Rebeca Serna, parlamentaria de Les Corts por la provincia de Castellón, dio este lunes por finalizada su trayectoria dentro de su grupo y del partido que lidera Santiago Abascal para tramitar su incorporación a los no adscritos del Parlamento valenciano.

Una baja que, si bien en la formación de ultraderecha no se interpreta como relevante, sí tiene ciertas connotaciones simbólicas que, junto a otros hechos acaecidos recientemente, contribuyen a la transformación del bloque de la oposición frente al Consell del Botànic. Esto es, un fortalecimiento del PPCV que lidera Carlos Mazón frente a los problemas internos que atraviesan sus competidores en la franja conservadora, Ciudadanos y Vox.

Así, la marcha de Serna, quien no quiso realizar declaraciones pero sí remitió un escrito en el que explicaba las razones de su adiós, se enmarca dentro de una desconexión de la diputada con su partido que la protagonista atribuye a la cúpula provincial de la formación. Es más, la parlamentaria habla en su carta de falta de "claridad" y "transparencia", además de "engaños" y "ocultaciones" dentro del partido hasta llegar a una "pérdida de confianza" que culminó con una reunión en su municipio a la que no fue convocada y en la que se habría menospreciado su trabajo.

La hasta ahora diputada de Vox Rebeca Serna. Foto: CORTS

Serna, conviene apuntar, es una de las diputadas que ha mantenido un discurso más moderado en el seno de la formación, motivo por el que fuentes consultadas por este diario entienden que desde la dirección se ha dado menos protagonismo a sus intervenciones. 

No es el último sobresalto que atraviesa el partido de Abascal en la Comunitat. Tal y como informó este diario, su ya ex vicesecretario de Relaciones Institucionales en la provincia de Valencia, Joaquín Díaz, dijo adiós a su cargo en junio por "motivos personales" tras publicarse semanas antes que estaba siendo investigado por una posible estafa para la que, no obstante, la Fiscalía había pedido la absolución. 

Unas circunstancias que, unidas a otras acaecidas dentro de la legislatura, como las discrepancias entre los dos representantes de Vox en el Ayuntamiento de València o la vigilancia entre el entorno del responsable provincial de Valencia, José María Llanos, y la portavoz en Les Corts, la alicantina Ana Vega, quien tampoco guarda una buena relación con la diputada Llanos Massó, ponen de manifiesto que, pese a los buenos resultados electorales de 2019, el partido de Abascal está teniendo dificultades para lograr un crecimiento estructural organizado y armónico.

Ciudadanos, grupo desmontado y partido en crisis

A la situación de Vox, con 10 diputados -ahora nueve- en Les Corts, hay que unirle la más grave aún de Ciudadanos, con 18 parlamentarios en el grupo de los que sólo quedan 13, al marcharse cinco a los no adscritos después del cataclismo que supuso la moción de censura fallida en Murcia y la marcha de Toni Cantó.

El exlíder de Cs en la Comunitat Toni Cantó, junto a Mazón en el congreso del PP. Foto: KIKE TABERNER

Una caída en picado que se certificó con la debacle en las elecciones de la Comunidad de Madrid, donde el partido naranja no obtuvo representación, lo cual ha incrementado el peligro de fugas de Cs especialmente hacia el PP que lidera Pablo Casado.

De esta manera, y aunque Vox y Ciudadanos son partidos con un marcado carácter centralista, el PPCV ve en estos problemas internos un posible caladero de votos de cara al compromiso electoral de 2023. La formación popular que ahora lidera Carlos Mazón ha superado su congreso regional y los provinciales sin demasiada batalla interna, con lo que se enfrenta a un recorrido preelectoral de casi dos años -si no hay adelanto- con los deberes orgánicos cumplidos.

Mazón y Casado en el cierre del congreso del PPCV. Foto: KIKE TABERNER

Así, todo lo que suponga que sus competidores de espacio electoral muestren debilidades o conflictos internos, puede contribuir a apuntalar -al menos ese es el objetivo del PPCV- la corriente en la ciudadanía de que el partido de la gaviota vuelve a ser la única opción segura y fiable del bloque conservador, si bien se antoja imposible que Mazón pudiera lograr presidir la Generalitat en solitario, dado que debería pasar de los 19 escaños conseguidos por el PP en 2019 a los 50 que otorgan la mayoría absoluta. 

Más aún cuando el presidente popular tiene el hándicap de no ser diputado en Les Corts, por lo que no puede confrontar directamente con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ni tampoco señalar en primera persona las crisis internas en la cámara de Cs y Vox.

Para sortear esta carencia, el líder del PPCV sigue exprimiendo su posición como presidente de la Diputación de Alicante. Este mismo lunes, reivindicaba una reunión de la comisión bilateral entre esta institución y la Generalitat para la que llevan esperando "20 meses", según sus palabras.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email