GRUPO PLAZA

nuevo modelo de negocio

La imparable digitalización abre de par en par la puerta a nuevos despidos en la banca

27/04/2016 - 

VALENCIA. A nadie se le escapa que los servicios financieros están pisando a fondo el pedal de la digitalización, según lo vienen manifestando semana tras semana los pesos pesados del sector y muy especialmente de los grandes bancos españoles. Sin ir más lejos, el pasado jueves era María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, la que advertía en la presentación de las cuentas trimestrales de la entidad que el sector financiero está acometiendo una profunda transformación que se deriva de la llegada de la tecnología a la banca, del big data y de los avances que se han hecho en estadística, que permiten hacer predicciones de las pérdidas que se pueden tener por los préstamos que se otorgan, entre otras cosas.

Dos días antes, la directora directora de España y Portugal de BBVA, Cristina de Parias, y el responsable de Banco Santander en España, Rami Aboukhair, valoraban de forma positiva la entrada de nuevos jugadores en el sector, como las denominadas fintech, ante la mejora de la competencia, pero eso sí pedían una regulación "uniforme y homogénea".

Lo cierto es que a lo largo del pasado año un 39% de españoles afirmó en una encuesta de Eurostat que había consultado o realizado alguna operación online en su cuenta bancaria en los últimos tres meses. Además, y como dato a tener en cuenta, en 2005 solo accedía a la banca online el 15%, por lo que el porcentaje se ha doblado en los últimos diez años. La media europea es del 47% y en países como Holanda o Dinamarca operan online el 85% de sus ciudadanos.

Esta forma de utilizar los servicios bancarios está imponiendo un nuevo modelo de negocio en el que pierden fuerza las redes de oficinas comerciales. Los grandes bancos han anunciado nuevos despidos que se suman a las recientes reestructuraciones de plantilla realizadas a consecuencia de la crisis económica, las fusiones de entidades y el subsiguiente rescate público.

Los bancos justifican esta segunda oleada de despidos por el actual panorama de bajos tipos de interés y la necesidad reorientar su negocio hacia un nuevo modelo basado en la digitalización, como ya han hecho las denominadas fintech o empresas del sector financiero de base tecnológica.

El nuevo modelo de negocio capta clientes a través de internet, y los perfiles de los antiguos empleados acostumbrados a ganarse la confianza de clientes locales con el trato personal ya no son imprescindibles. Según la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) entre 2012 y 2015 el sector bancario perdió más de 36.000 empleados y se espera que de aquí a 2019 se pierdan 14.600 trabajadores más.

El personal que deja atrás una entidad bancaria cuenta con escasas posibilidades de recolocación en otros bancos porque el actual panorama de adelgazamiento de plantillas es generalizado en todo el sector. Además en muchas ocasiones los exempleados bancarios no cuentan con experiencia previa en otros sectores al haber entrado muy jóvenes en su anterior entidad.

Sin embargo, para Sergio Antón, cofundador de la Plataforma de Crowdlending MytripleA, la experiencia financiera adquirida como empleados bancarios puede tener un gran valor en nuevos nichos de mercado como el crowdlending.

Antón explica que su plataforma de financiación alternativa mediante crowdlending MytripleA incorpora nuevos empleados o colaboradores de perfil tecnológico y financiero cada mes  y la mayoría de los perfiles financieros provienen de banca. “No sólo valoramos perfiles con bagaje y experiencia tecnológica, los conocimientos financieros son también muy importantes para nosotros y los exempleados de banca tienen experiencia captando nuevos clientes con necesidades financieras. Conocen bien la actividad económica de su zona, entienden exactamente lo que este tipo de clientes buscan y son capaces de transmitir con eficacia los mensajes que mejor definen un determinado servicio o producto”.  

El crowdlending  es una de las actividades financieras que más está creciendo a nivel mundial. Mediante una plataforma online pone en contacto directo a personas o empresas que solicitan préstamos con otras personas que están dispuestas a prestar su dinero a cambio de un interés. Las plataformas de crowdlending encuentran a ambas partes, evalúan el riesgo de las operaciones y se ocupan de canalizar el dinero en los dos sentidos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme