GRUPO PLAZA

La Policía Local de València hace grupos burbuja y declara 'zonas sensibles' tras el brote detectado

5/11/2020 - 

VALÈNCIA. La pasada semana, la Policía Local de València hizo público que una quincena de agentes municipales habían sido contagiados de coronavirus. Una situación que, en cumplimiento con el protocolo de salud pública, obligó a poner en cuarentena a otros 36 agentes policiales con los que podrían haber entado en contacto los positivos. Y aunque se espera que durante estos días los policías vayan reincorporándose a sus respectivos puestos de trabajo, el cuerpo municipal ha recibido una orden de medidas preventivas de autoprotección frente al coronavirus.

La orden, emitida apenas dos días después de hacerse público el brote, asegura que ante el "agravamiento de la crisis sanitaria", la plantilla tendrá que retomar y reforzar el plan de contingencia contra la pandemia que ya se había puesto en marcha en la primera ola. El escrito que se ha remitido a los policías asegura que los datos de contagios en el seno del cuerpo "son altamente preocupantes" y que en la mayoría de los casos detectados, el contagio ha sido social y fuera del trabajo.

Por ello, se apela a la responsabilidad y al sentido común individual para extremar las precauciones y así evitar fracasar "en nuestro objetivo colectivo", y se pone en marcha un plan para prevenir los contagios. En él se obliga "en la medida de lo posible" a establecer grupos burbuja, de manera que se crearán patrullas fijas con los mismos compañeros, utilizando el mismo vehículo. 

En todo caso, las parejas estarán formadas por componentes de la misma cadencia y con condiciones laborales similares, para poder seguir la trazabilidad de los contagios si se dan. Además, se explica que si se detectan positivos y los grupos deben cumplir con las cuarentenas, sus funciones en el distrito al que pertenezcan deberán ser asumidas por el resto de unidades de distrito, o incluso colaborando con las unidades centralizadas. 

Los briefings y pases de lista se restringirán "al máximo, tanto en su duración como en la presencia de personal". Así, el propósito es evitar concentraciones de más de 12 personas en estas reuniones, y manteniendo a ser posible la distancia mínima de dos metros de distancia entre funcionarios policiales. Ahora bien, si en algún caso se hubiera de exceder el límite de la docena de personas, se realizarán distintos pases de lista, siempre por grupos de distintas cadencias y turnos.

Otra de las medidas que se han puesto en marcha se refiere a zonas que se declaran "sensibles". Son aquellos espacios en los que "confluyen más personas de lo habitual, con proximidad entre ellas", donde se reforzarán la limpieza y la desinfección y en las que será obligatorio acceder "en condiciones de higiene individual".

A todo ello se añade la reducción de las visitas o reuniones externas, la restricción de acceso al personal ajeno al cuerpo a determinadas salas, la suspensión de visitas divulgativas y cesiones de lugares a otras organizaciones, y la puesta en marcha de medidas de higiene colectiva. En este último apartado se encuentran, por ejemplo, la obligación de ventilación en determinados momentos del día, la limitación a cuatro personas de las reuniones en tiempo de descanso, y medidas de higiene personal.

Este miércoles, en una entrevista concedida a Plaza Radio, el delegado de prevención del Sindicato Profesional de Policía Local y Bomberos (SPPLB) lamentaba que el foco se hubiera puesto tanto en los almuerzos y momentos de descanso de los agentes. "Creo que se ha dado demasiada importancia al almuerzo", señalaba en este sentido. Además, adelantaba que el sindicato iba a pedir el efectivo cumplimiento de los grupos burbujas, ya que en algunos casos han tenido conocimiento de la vulneración de esta norma.

Es algo que señalan también en Comisiones Obreras, desde donde ya han solicitado medidas más precisas para prevenir el virus. Así, si durante la primera ola de la pandemia el cuerpo se organizaba en grupos cerrados que trabajaban 7 días y descansaban 14, ahora se quieren implementar cambios en este sistema y piden que se trabajen 7 días y se descansen otros 7. También han planteado que en ningún caso se mezcle personal de diferentes unidades, como se ha detectado que se está produciendo, y que se separen las cadencias, se diferencien turnos de entrada y salida, se transmitan las novedades por teléfono o por escrito, etcétera.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme