Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

resaca - elecciones generales

Los nombres propios del 26J: de la sonrisa a la mueca, del llanto a la risa

28/06/2016 - 

VALENCIA. Las elecciones generales de este domingo han dejado en la Comunitat Valenciana una serie de nombres propios que, para bien, mal o regular, han tomado nota a buen seguro de los resultados arrojados por las urnas. Las encuestas y expectativas habían generado un clima de opinión que, posteriormente, no se ha ajustado demasiado a lo ocurrido. Así, se abre un periodo de reflexión en el seno de las distintas formaciones políticas un año después de los comicios autonómicos de 2015 y a falta de que en Madrid se llegue a un acuerdo para investir a un presidente del Gobierno.

-Mónica Oltra. La coportavoz de Compromís y vicepresidenta del Consell se había implicado notablemente en la campaña, incluso yéndose de gira a algunas ciudades de España junto a Pablo Iglesias y Alberto Garzón. De hecho, la dirigente valenciana intervino en el mitin final de Unidos Podemos en Madrid el pasado viernes. La confluencia A la Valenciana, que esta vez incorporaba además a Esquerra Unida, ha seguido buena parte de los patrones habituales de Compromís: buen marketing político, actos de proximidad, potencia en redes sociales... sin embargo, algo ha fallado y no ha existido avance. Mientras se analizan las consecuencias -no son pocos los que culpan a la figura de Pablo Iglesias-, la posición de Oltra, por primera vez en mucho tiempo, no queda reforzada en un proceso de estas características. 

-Joan Ribó. El alcalde de Valencia, aunque no era uno de los protagonistas de la campaña electoral, también debe reflexionar sobre el resultado obtenido. La pérdida de 2.045 votos pese a la incorporación al acuerdo de EU (ni rastro de sus 21.400 papeletas del 20D), el crecimiento en 13.000 sufragios del PP y el adelantamiento del PSPV a Ciudadanos, son datos a tener en cuenta. Es decir, Ribó, pese a ser el máximo responsable del consistorio durante un año, no ha conseguido sumar apoyos frente a populares y socialistas, algo que suele ser habitual al inicio de un periodo de gestión. Si bien desde Compromís ponen el acento en el carácter estatal de los comicios, sus rivales apuntan como causa de esta situación el haber introducido demasiadas cuestiones de corte ideológico en este tiempo en vez de limitarse a tratar de asentarse mediante la gestión sin que la sociedad perciba cambios extremos.Mónica Oltra, junto a Pedro Sánchez, Joan Ribó, Ximo Puig y Joan Baldoví

-Ximo Puig. El presidente de la Generalitat y líder del PSPV tenía ante sí una cita muy delicada que le ofrecía pocas posibilidades para salir airoso. Desde su entorno, consideran que se han salvado los muebles pese a la pérdida de un diputado y dos senadores. Quizá esta interpretación pueda resultar válida desde un punto de vista orgánico, pero lo cierto es que los socialistas valencianos cosechan solo unos pocos miles de votos más que el 20D y dejan la sensación de estar a merced de los éxitos o fracasos de los demás. Así, la buena noticia es que A la Valenciana no ha conseguido superar al PPCV, algo que puede darle tranquilidad en el Consell, y que el socialista Pedro Sánchez, con nula sintonía con Puig, ha evitado el sorpasso de Unidos Podemos pero no tiene los números para ser presidente. Demasiado poco con lo que conformarse para un líder del PSPV y jefe del Consell que cada vez tiene más números para enfrentarse en los próximos meses a un congreso nacional agitado en el que se cuestionará a su equipo dirección.

-José Luis Ábalos. El secretario general provincial del PSPV y número dos por Valencia ha sido uno de los mejores aliados de Pedro Sánchez en la Comunitat pese a la fría relación que el líder del PSOE mantiene con Puig. Que el candidato socialista haya evitado el sorpasso de Unidos Podemos -aunque perdiendo cinco escaños- junto a la derrota de Susana Díaz -rival de Sánchez- en Andalucía frente al PP, ha dejado a Ábalos con opciones de seguir defendiendo su espacio crítico en el PSPV. El próximo congreso federal, previsto posiblemente para después del verano, será clave para determinar en qué punto queda cada dirigente.Isabel Bonig aplaudidad por Mariano Rajoy en un mitin

-Isabel Bonig. La presidenta regional del PPCV ha sido una de las grandes triunfadoras de la cita electoral en la Comunitat pese a no ser candidata y que la formación se haya situado en la media de crecimiento nacional. Su implicación en la campaña ha sido alta y el resultado, dos escaños más y un aumento de votos (+80.000), han validado de cara a Madrid su liderazgo y el discurso que viene ejecutando en la Comunitat. Este balance permitirá a Bonig en el futuro elevar en cierta medida su autoridad hacia Génova para determinadas reivindicaciones en cuestiones orgánicas. Por otro lado, la líder regional pone de manifiesto que el actual Consell puede haber subestimado su acción en la oposición y, con ello, la manera de comportarse y reaccionar de la sociedad valenciana ante determinados asuntos.

-Luis Santamaría. El presidente de la gestora del PP de Valencia ciudad ha sido el cerebro situado por Isabel Bonig con el objetivo de buscar una mejoría en el Cap i Casal: Santamaría ha aplicado rigor demoscópico en el estudio de las mesas electorales a la hora de acometer una campaña dirigida por Belén Hoyo y Javier Montero. El resultado ha mejorado en más de 13.000 votos y si se extrapolaran los datos, el PP estaría en disposición de recuperar el Ayuntamiento de Valencia con el apoyo de C's.Toni Cantó, Albert Rivera y Fernando Giner en un acto de C's. MARGA FERRER

-Antonio Montiel. El líder de Podemos en la Comunitat Valenciana, aunque no era candidato en los comicios, también se ve afectado por el resultado electoral. El nulo avance de la confluencia es un claro aviso de que la formación morada no ha terminado de propulsarse en el ámbito nacional, algo que ya ha ocurrido en la autonomía, donde no se percibe una estructura de partido fuerte. Ahora, si bien Montiel y otros dirigentes valencianos consideran que Podemos debería entrar en el Consell, el balance obtenido por A la Valenciana le deja a expensas de lo que decida la dirección estatal de su partido después de que se resuelva la situación en Madrid. Por el momento, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha emplazado a una revisión del Pacto del Botánico este mes de julio.

-Fernando Giner. El portavoz autonómico de Ciudadanos y líder grupo municipal debe plantearse tomar las riendas del partido en la Comunitat. La caída de 37.000 votos en estas generales no ha conllevado, por fortuna para la formación naranja, pérdida de ningún escaño. De la misma manera, Giner debe tomar nota del descenso de sufragios anotado en Valencia ciudad de 6.500 votos, viéndose superado por el PSPV. Los problemas internos y la poca capacidad hasta el momento para tener notoriedad, son dos de los retos que tiene por delante el referente autonómico de C's.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email