X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 13 de diciembre y se habla de Alexis Marí APV puerto de valencia retail à punt MESTALLA
GRUPO PLAZA

patrimonio en peligro

Los secretos de los condes de Olocau

Su archivo, lleno de documentos de gran valor, permanece en Mallorca. En él se encuentra información clave para entender la historia de la Comunitat Valenciana, España y Europa

15/02/2018 - 

VALÈNCIA.- Pocos linajes valencianos se le pueden comparar. La casa de los condes de Olocau fue una de las principales familias de la nobleza valenciana de la Baja Edad Media y Edad Moderna. Su influencia y relaciones abarcaron toda Europa. La baronía, presente en la historia de la Comunitat Valenciana desde finales del siglo XIII, pasó a manos de la familia Vilaragut en 1368. Desde entonces hasta su marcha a Mallorca, estos descendientes del rey Teodor de Hungría hicieron de esta localidad en la comarca de Camp de Túria un lugar de referencia en el mundo. Nos pusieron en el mapa.

Cuando el saber era contado, cuando la información tardaba meses en llegar a su destino, hasta el castillo de esta localidad valenciana arribaban los ecos más recientes de la Europa central con los documentos y manuscritos más secretos, confidencias de reyes y pecados de papas. No en vano, los condes de Olocau «llegaron a alcanzar puestos políticos muy relevantes en las altas esferas de la monarquía hispánica bajo los Austrias», comenta el historiador valenciano Kilian Cuerda. 

Barones antes que condes, el actual título nobiliario les fue concedido en el siglo XVII, en el contexto de las guerras europeas de los Austrias. Tal y como relata Paz Lloret Gómez de Barreda en un artículo sobre Alonso de Vilaragut, fue el 18 de febrero de 1628, hace ahora 490 años, cuando la Cancillería real despachó el privilegio del título de conde a don Alonso por los servicios prestados a Felipe IV en Monzón. Accedía así la familia valenciana a la nobleza titulada, una distinción que le costaría la vida a don Alonso. 

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

En 1630 fueron requeridos de nuevo sus servicios por el monarca, con ocasión del conflicto por la sucesión al ducado de Mantua-Monferrato. Don Alonso, pese a estar enfermo de malaria, acudió personalmente a la guerra junto con su primogénito don Jorge. La compañía del conde de Olocau partió del Grao de València el 18 de diciembre. Todo indica que después de acudir a Monferrato pasó a Flandes donde murió sirviendo a Felipe IV, relata Gómez de Barreda. El 5 de julio de 1632 llegaba a València la noticia. 

(Lea el artículo completo en el número de febrero de la revista Plaza)

Noticias relacionadas

EL MURO

Huesos famosos

Si nos ponemos podríamos tener una buena serie de À Punt. Después de Santángel, Colón, Cervantes o Jaume I nos toca de nuevo Sant Vicent. Y mientras tanto la Roqueta sin uso. Esto de las expediciones municipales es de CSI

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email