GRUPO PLAZA

ILUSTRES VERANEANTES

Los veranos de Mª Ángeles Fayos en Montanejos y Benicassim 

El apellido Fayos se identifica instantáneamente con teatro, cultura y Valencia. Entre otros centros de culto, como el Talia o el Cine D’Or, gestionan la joya de la corona: el Teatro Olympia. Este año celebra su centenario con una programación especial. Mª Ángeles Fayos dejó su vocación como profesora para gestionar junto a su padre y hermano esta empresa que es referencia y orgullo para los valencianos

6/08/2016 - 

VALENCIA. La familia Fayos tiene un vínculo especial con una pequeña localidad del interior de Castellón, Montanejos ¿Cómo recuerdas los veraneos en tu infancia?

El veraneo es cuando eres pequeño, pasa lo mismo con la Navidad. El veraneo era larguísimo, hasta principios de octubre no empezabas el colegio. En julio íbamos a la Cañada, lo recuerdo con mucha ilusión, formaba junto a mi hermano y mis primos lo que mi padre llamaba la ‘peña de la rosquilleta’, nuestra función era visionar tres películas mientras compartíamos Coca-Cola y rosquilletas y mi padre hacía un sondeo para ver cuál era más comercial. En agosto siempre hemos ido a Montanejos, para mí es el sitio de referencia, un contacto total con la naturaleza, excursiones por la montaña, subir a las fuentes,…sigo yendo aunque menos días. Le tenemos un cariño especial, de hecho mi madre nació un 25 de agosto y por unos días no nació allí. Nos gusta el pan, la sobrasada, los productos locales, recomiendo mucho visitarlo.

[En este paréntesis aprovecho para recomendar la campaña institucional #MediterráneoEnVivo donde aparecen escenas de esta bella localidad castellonense]

Y de esos parajes del Alto Mijares te trasladaste a la Costa del Azahar ¿Dónde veraneas actualmente?

A partir de los 18 años empezamos a ir a Benicàssim, para mi es un sitio muy tranquilo y familiar, el mar tiene algo especial y las noches tienen un silencio muy especial, incluso durante el FIB. Es una maravilla aunque casi me gusta más el Rototom, prefiero ese tipo de música.

Playa de Voramar en Benicàssim

El mundo del teatro está vinculado al ocio de la gente, ¿cómo compaginas esa dedicación con tu familia, especialmente en verano?

El entorno familiar de la gente que se dedica a esto tiene que ser muy compresivo porque es muy sacrificado, pero también tiene algo Siempre me tomo dos semanas y me dedico a la familia, a mis padres por los que voy a Montanejos y además vamos a Albacete con mi marido. Tengo un veraneo que nunca hago maleta, llevo una especie de bolsa pequeña. 

¿Cuál es tu momento especial del verano? Ese instante en el que sientes una sensación de paz y felicidad absoluta.

Lo que más me gusta es estar en Benicàssim, poder leer un libro y tumbarme al sol, será malísimo para la piel pero me encanta y me da muchísima energía, me carga las pilar, eso sí, siempre con protección solar. Aunque en general me gusta hacer cosas diferentes, no me gusta la monotonía ni lo previsible. 

100 años de Olympia, ¿cómo se llevan?

Realmente hemos querido recuperar el valor añadido que tienen las artes escénicas. Nuestra ciudad tiene una gran efervescencia cultural y a veces no sabemos trasladarla, no valoramos el talento que hay, creo que es un problema que tenemos los valencianos: no hablamos bien de nosotros mismos. Puedo pecar de ingenua pero me gusta ver el lado bueno de todo y de todos y creo que en Valencia hay mucho más bueno que malo, hay un gran talento artístico y empresarial. Tenemos un gran potencial y podemos ser un gran referente, estamos en el buen camino, cada vez más cohesionados y cambiando el chip. A todo el mundo nos gusta sentirnos especiales y con este aniversario hemos intentado que cada espectador se sintiera especial y tuviera ganas de volver al teatro. 

Facha del Teatro Olympia que cumple 100 años

“En las artes escénicas lo importante es dirigirse a un ámbito diverso y ver como entra la gente y cómo sale del teatro. Me da rabia el poco valor que se ha dado siempre a las artes escénicas desde la política. Aunque en los últimos años,  el tema del IVA es una cosa que no le voy a perdonar en la vida al ministro Wert, cualquier político debe proteger la cultura como obligación constitucional –art. 44 CE– y derecho al ciudadano. Hoy en día dedicarte a las artes escénicas es a base de esfuerzo y pasión.”

Aunque el Olympia es un teatro emblemático, la compañía Olympia Metropolitana gestiona otros centros de arte y también produce. 

Mi padre y mi hermano son dos motores que logran convertir una dificultad en una posibilidad. De hecho yo aún veraneo, pero mi hermano no veranea nada, él siempre está arriesgándose. Nuestro lema es que ‘no hay problemas son retos’. Estamos trabajando muchísimo más para ganar lo mismo, el margen de rentabilidad prácticamente desapareció, lo que hemos hecho es aumentar la actividad. Llevamos varios auditorios públicos con presupuesto  público y ofrecemos una programación de calidad a precios asequibles. La gestión público-privada es algo que funciona, es positiva, pero al final lo más importante es ser un buen profesional. El problema actual es que además de crisis económica hay crisis de valores éticos, por eso me disgusta que no se apoye más la cultura.

En este momento, abrimos el debate sobre la ética en la vida pública y sobre todo en la empresa. Mª Ángeles menciona con admiración y entusiasmo las reflexiones  que en torno a estos temas ha hecho la filósofa valenciana Adela Cortina, en concreto en su obra ‘Ética empresarial’ donde “explica como los valores éticos aumentan la rentabilidad económica”. Y añade, “muchas veces nos falta mirarnos a los ojos y empatizar con el otro. Si hubiera valores éticos no haría falta ni la Ley de Transparencia”.

Web AVETID

Y para finalizar, Mª Ángeles Fayos además de la empresa familiar, dedicas tu tiempo al sector como presidenta de AVETID –Asociación de Empresas de Artes Escénicas–.

Ahí está mi faceta idealista de potenciar a las empresas de artes escénicas –salas de teatro, danza, teatro de calle, títeres, etc.– y recuperar lo que fue cuando las compañías valencianas eran un referente a nivel internacional.  AVETID es una asociación sin ánimo de lucro que representa al colectivo de las artes escénicas, desde salas de exhibición a productoras de teatro y circo, donde todos trabajamos por cohesionar y defender los intereses de nuestro sector, con ilusión para favorecer el crecimiento del teatro y el circo valencianos.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email