GRUPO PLAZA

IN Ex y las nuevas viviendas turísticas

Mejor equipación, ubicación, sostenibilidad y diseño: así son las nuevas necesidades de la vivienda turística en Valencia

Las viviendas turísticas representan ya el 55% de la oferta de alojamiento de la Comunitat Valenciana y generan un impacto económico anual de 1.704 millones

9/04/2020 - 

VALÈNCIA. El turismo se ha globalizado y se encuentra en permanente cambio y transformación. El modelo turístico contemporáneo se ha mostrado más complejo y está revelando capacidad de adaptación a los nuevos tiempos en que la reinvención y las nuevas dinámicas empresariales están consolidándose en el sector.

Uno de los modelos de alojamiento que más se están afianzando en las principales ciudades de España, como Valencia, es el alquiler turístico vacacional. De hecho, según recogen los informes de la Generalitat sobre oferta turística municipal y comarcal de la Comunitat Valenciana, de 2017 a 2019 aumentó en 1872 el registro de nuevos apartamentos vacacionales en la ciudad, hasta llegar a los 5771 apartamentos registrados en 2019. Por su parte, la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur), señalaba en su primer Estudio sobre el impacto de la Vivienda Vacacional en el Urbanismo de la Comunitat que las viviendas turísticas representan ya el 55% de la oferta de alojamiento de la Comunitat Valenciana y generan un impacto económico anual de 1.704 millones.

Según Alberto Galloso, director de la consultora Soluciones Turísticas, este tipo de casas “cubren la necesidad de un tipo de viajero que busca un alojamiento turístico con las características de una vivienda al uso: un espacio cómodo, que tenga cocina y baño propio, donde puedan estar varias personas en un salón y compartir espacios”. En este escenario, crear un entorno de diferenciación resulta clave para ganar en competitividad. Así lo asegura Galloso, quien afirma que cada vez más los valores diferenciales ganan al precio en la elección de un apartamento turístico. Valores tales como la ubicación, la atención al cliente, el tipo de diseño o la sostenibilidad. 

Para constructoras valencianas como In-Ex, esta necesidad de diferenciación la viven de primera mano. El director financiero de In-Ex, Alfonso Sánchez, asegura que están “estudiando la forma de humanizar la construcción, de forma que los edificios se unan con la naturaleza, creando entornos sanos y agradables que velen por el bienestar de los usuarios”. Para ello, “se debe comenzar por integrar criterios que aseguren un consumo de energía casi nulo, así como el uso de sistemas constructivos de bajo impacto ambiental, con materiales naturales y sin emitir sustancias nocivas”. Una medida que está en total sintonía con la hoja de ruta marcada por la Comisión Europea, que fija que en el 2020, al menos un 20% de los edificios deben ser más eficientes desde el punto de vista energético, un porcentaje que en el 2030 se eleva hasta el 32%.

Sánchez apunta que este tipo de edificios aportarán beneficios sociales y económicos. “Todos los edificios que se construyan o rehabiliten a partir de ahora tendrán una alta eficiencia energética, lo que supondrá una reducción del consumo de energía en torno a un 40% de media”, aclara. Desde la Asociación de Viviendas de Alquiler para Estancias Cortas en Valencia (AVAEC), su Presidenta Pilar Gines, también señala que están formando a los asociados "para que en sus viviendas turísticas apuesten por la eficiencia energética”. Además, según la presidenta, la petición de dotaciones como los parkings para bicicletas comienzan a ser recurrentes entre los huéspedes, sobre todo los de larga y media estancia. De esta forma, el turismo sostenible y responsable comienza a hacerse un hueco entre el nuevo tipo de viajero.

Giner asegura que el tipo de turista que más abunda en Valencia son “las familias, los grupos de amigos que viajan juntos y quieren hacer vida en común y los que vienen a trabajar o estudiar”. Para Giner es muy importante que en este tipo de alojamientos todo funcione a la perfección, dada la alta oferta y el riesgo de obtener una puntuación baja en las plataformas online. Por ese motivo, también el diseño de la vivienda y la decoración se postulan como fundamentales para el cliente. “El tipo de huésped que tenemos en Valencia prefiere pagar el diseño. Lo valoran mucho.  Y que tengan una terraza o un balcón, porque buscan el sol”, asegura. 

En In-Ex empiezan a preocuparse del diseño arquitectónico desde el principio del proyecto. “Teniendo desde un inicio un concepto claro, tomaremos mejores decisiones, bien justificadas sobre la función y el valor estético de la propuesta del cliente”, aclara Alfonso Sánchez. “A nivel estético, funcionan muy bien las viviendas pequeñas, sencillas, con una imagen limpia y clara. A nivel de entorno, los usuarios buscan el centro de la ciudad o sus alrededores”. Actualmente, sus servicios incluyen la realización de obras de arquitectura precisas en su ejecución, interviniendo a lo largo del proceso edificatorio desde su diseño y construcción hasta la posible rehabilitación o reforma, prestando especial atención al diseño arquitectónico y la eficiencia energética.

Otros factores esenciales a la hora de elegir un alquiler vacacional por parte de los viajeros, según un estudio internacional elaborado por la consultora inmobiliaria Savills y HomeAway, son que la vivienda esté próxima a restaurantes (84%) y tiendas de comestibles (82%), aspectos como la ubicación de la propiedad en el centro de la ciudad (60%), cerca de una farmacia (53%) o con buena red de transporte.

En opinión de Alberto Galloso, los viajeros buscan “servicios de un hotel pero con una infraestructura adaptada a un alojamiento tradicional”. Y repiten en Valencia por todo lo que ofrece la ciudad. “Al final conocen Valencia y hay museos, musicales, tienen cosas que hacer cada día, hay mucha vida cultural, y tienen la playa”, concluye Pilar Giner.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email