Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

tribuna libre / OPINIÓN

¿Nos sienta mal la vejez a los valencianos?

Foto: EDUARDO MANZANA
2/07/2020 - 

Cobrir no pusch la dolor qui·m turmenta,
veent que Mort son aguayt me descobre.
Yo li graesch com sa’ntenció m’obre
volent del mon traure’m sens dar m’empenta,
car tot primer virtut del cos m’a tolta.
Ja mos cinch senys no senten lo que solen;
los a part dins de gran por ja tremolen;
l’enteniment de follia tem volta.
La velledat en Valencians mal prova,
e no se com yo faça obra nova.

En uno de sus poemas, el universal poeta valenciano Ausias March (Beniarjó, 1400-Valencia, 3 de marzo de 1459) resume de forma extraordinaria el proceso de envejecimiento y algunos de los problemas más frecuentes vinculados al mismo. A lo largo de la vida, de alguna manera, con mayor o menor frecuencia, nos planteamos cómo será nuestro último acto. La única verdad inexorable que acompaña a la vida de un hombre es su propia muerte, de esta forma magistral lo expresó Søren Kierkegaard; pero el abatimiento que puede producir esa gran verdad es causa de no pocos trastornos afectivos en el adulto mayor. Las palabras de Antonio Machado: "La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es, y cuando la muerte es, nosotros no somos", no siempre sirven de bálsamo, aunque nos recuerden que cada nuevo día es el primero del resto de nuestras vidas y que debemos tratar de exprimir al máximo nuestro tempus fugit.

Si bien es cierto que la progresión vital merma lo que el bardo de Beniarjó llama virtut del cos, no es menos cierto que aceptar sin una lectura crítica este mensaje nos acerca al edadismo. Tanto los conocimientos gerontológicos como los geriátricos demuestran que el entrenamiento adecuado de nuestras primeras virtudes nos puede mantener en plenitud. Se evitan así cambios epigenéticos indeseables como el acortamiento de los telómeros, marcador de envejecimiento acelerado.

En el verso siguiente, no tenemos más remedio que dar la razón a nuestro vate, els cinch senys; nuestros sentidos presentan gran riesgo de deterioro. Los problemas auditivos y visuales son altamente prevalentes en el adulto mayor, siendo responsables de declinar cognitivo, de caídas y de declinar funcional. Afortunadamente, de nuevo la ciencia médica aporta soluciones en forma de intervenciones quirúrgicas, lentes correctoras, tratamientos específicos para afectaciones retinianas o maculares y también con el uso de audífonos que pueden atenuar estos problemas sensoriales y, por ende, sus consecuencias.

Tan paradigmático como en el verso anterior, Ausias March ya se anticipó hace seis siglos al miedo a padecer en nuestras propias carnes afecciones cognitivas. Su l’enteniment de follia tem volta expresa poéticamente ese miedo que casi todos hemos experimentado en algún momento a ver declinar nuestras funciones cognitivas. De nuevo, la práctica regular de ejercicio físico y técnicas de estimulación cognitiva pueden prevenir la aparición de enfermedades que supongan una merma de la memoria y de las funciones ejecutivas superiores (l’enteniment), como demuestran un gran número de estudios.

Los valencianos somos un pueblo dinámico, emprendedor, creativo y hedonista como lo demuestran tanto nuestra capacidad productiva y exportadora, como el colorido y exuberancia de nuestras fiestas; motivo por el que no tiene porqué sentarnos mal el envejecimiento. Siempre, eso sí, que sepamos, y capacidad tenemos, aplicar nuestro carácter dinámico y emprendedor al cuidado de nuestra salud física y cognitiva.  Como dijo el universal médico valenciano Arnau de Vilanova en su decimoquinto aforismo de la memoria: Item, menjar tempradament e exercitar convinentment, no tan solamente a la memoria, mas encara a totes les virtuts del cos aprofite. Así que aprofitem y llevemos una vida sana para poder disfrutar de un envejecimiento exitoso. De esa manera la velledat no tiene por qué sentarnos mal.

Francisco José Tarazona Santabalbina es Vocal Clínico de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). Finance Director. Executive Board. European Geriatric Society (EUGMS)

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email