GRUPO PLAZA

planes urbanísticos

PEP y cuenta nueva para Ciutat Vella: La València histórica resucita

El Ayuntamiento lanza un Plan Especial de Protección que armonizará las iniciativas para el centro histórico, y que contará con participación vecinal

22/02/2017 - 

VALÈNCIA. Poco después de la riada de 1957, en Ciutat Vella vivían 50.000 almas. Hoy, en los seis distritos que la componen (La Seu, La Xerea, El Carmen, El Pilar-Velluters, El Mercat y Sant Francesc) están censadas en torno a 26.000 personas. A ellas se les unen una población flotante aproximada de 14.000 personas, entre turistas, trabajadores y comerciantes. Hasta el siglo XIX, València era Ciutat Vella, y Ciutat Vella era València. Hoy, el barrio languidece entre parches, iniciativas urbanísticas incompletas y soluciones acertadas pero parciales. Es la joya de la corona, pero no se le saca brillo.

Algo que cambiará a partir de ahora. Desde el Ayuntamiento de València se ha puesto en marcha un Plan Especial de Protecció, el PEP, que pretende poner orden al caos y armonizar las distintas actuaciones que se estaban realizando en la zona; de hecho el PEP sustituirá los cinco PEPRI’s vinculados al corazón histórico de la ciudad, y cuatro planes de especial protección, así como un sinfín documentos de que dispone Ciutat Vella y que, según el concejal Vicent Sarrià, “no contribuyen ni a la agilidad administrativa, ni a la revitalización, ni a la mejora del casco histórico”.

El PEP, que se presenta este miércoles en el colegio mayor Rector Peset, se articulará en torno a tres ejes: Planeamiento de protección, infraestructuras verdes y usos dotacionales. Para que el PEP responda a las necesidades de la gente, se ha puesto en marcha un proceso participativo, abierto a todos los ciudadanos, del cual se irá informando puntualmente en internet y en una página de Facebook abierta para la ocasión. Igualmente, se realizarán talleres itinerantes. Y es que, antes de plantear nada, quieren escuchar a los ciudadanos porque, como señalaban este miércoles desde la delegación de Urbanismo, “Ciutat Vella pertenece a todos los valencianos”.

Sarrià, acompañado de técnicos como Inés Esteve o Nacho Díez, fueron los que llevaron la voz cantante en la presentación de este plan que irá “calle por calle” y que atenderá a los 1.800 edificios protegidos de la zona y 500 por proteger. Con una idea en el horizonte: recuperar Ciutat Vella como un barrio residencial. Hacer que la postal se llene de vida. ¿Hasta cuánta gente? No hay cálculos previos; lo que determine la realidad.

Operación ambiciosa y compleja, se trata, sobre todo, de un “urbanismo de pequeñas infraestructuras”, como explicó Esteve, encaminado a que esa plaza que está abandonada cobre sentido, a que ese edificio pueda convertirse en colegio, o que, si fuera necesario, abrir ese centro de salud, y en el que, aprovechando la coyuntura, se hará un catálogo real de edificios protegidos y por proteger.

El calendario que se ha marcado el Ayuntamiento tiene señalado que para julio se habrá redactado ya el documento borrador, una versión preliminar, para que sea analizada por Evaluación Ambiental. Tras ello, una nueva versión, pasar por la Conselleria de Cultura, y una última etapa en la que, de nuevo, los vecinos podrán dictar sentencia. PEP está en camino. La idea es que sea real en 2019.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme