GRUPO PLAZA

Sandra Gómez 'ecologiza' Urbanismo

Foto: KIKE TABERNER
18/06/2022 - 

VALÈNCIA. Tres años han pasado desde las últimas elecciones municipales, en las que la izquierda reeditó mayoría en el pleno del Ayuntamiento de València y, no sin poca controversia, constituyó un segundo ejecutivo local. Compromís y PSPV llegaron a un acuerdo: cada formación mantuvo el control de las áreas de gobierrno que gestionaba el anterior mandato y se repartieron las que había dirigido València en Comú, desaparecido en combate en 2019.

Así pues, los socialistas continuaron dirigiendo una de las áreas de mayor peso de una administración local: la de Urbanismo. En 2015, el PSPV había situado al frente de la concejalía a un veterano como es Vicent Sarrià. Sin embargo, para las elecciones de 2019, la nueva candidata socialista, Sandra Gómez, pese a valorar muy positivamente el trabajo del edil, optó por no situarlo en la lista municipal: Sarrià acabó recalando en la lista al Congreso -ahora es diputado-, y tras conformar gobierno en València, Gómez se quedó con la concejalía de Desarrollo Urbano.

Desde entonces, nadie puede negar que la también vicealcaldesa ha impreso una huella diferente en el departamento. Si bien ha continuado desarrollando trabajos ya iniciados por su excompañero de bancada, también es cierto que se ha esforzado por dejar su propia impronta. Bien recogiendo propuestas ecologistas vecinales y contra los pisos turísticos en el Plan del Cabanyal, bien aproximándose a plataformas de protección del patrimonio en el caso del antiguo Metropol, o incluso llegando a acuerdos con Compromís sobre la ampliación del Puerto.

El caso del Plan Especial del Cabanyal (PEC) fue de los primeros en revelarse. El Plan, tramitado desde el mandato anterior, había previsto tres zonas diferenciadas de limitación para los apartamentos turísticos: una donde se limitaban al 10% por manzana, otra donde se elvaba al 30%, y otra que se relajaba hasta el 40%. Sin embargo, la presión de las diferente asociaciones vecinales acabaron reconduciendo la postura del departamento de Sarrià, que a partir de 2019 encabezó Gómez, que asumió restricciones más duras al sector. Y de esta manera, finalmente todas las áreas tendrán una limitación del 10% a este tipo de actividad. 

Otro de los cambios que asumió el departamento desde que entrara la edil a dirigirlo estuvo relacionado con los huertos urbanos que asociaciones vecinales vienen gestionando en el barrio desde hace años. Inicialmente, el Plan redactado no recogía estos huertos urbanos en los planos, pero tras numerosas reivindicaciones de plataformas como Cabanyal Horta, el departamento también acabó incluyendo estas pretensiones, si bien sigue reclamándose que el Plan incluya unos terrenos mayores para este menester.

También en la controversia del Metropol hubo un viraje. Gómez se felicitó en 2020 por el hecho de que la Generalitat Valenciana intentara salvar el antiguo cine frente al intento de los propietarios de convertirlo en hotel, aseverando la vicealcaldesa que era "la mayor oportunidad y la mayor esperanza para proteger el Metropol". Y además, anunció que la administración municipal intentaría salvar el edificio para evitar su derribo. Un entusiasmo que para nada emanaba con tal intensidad el pasado mandato desde la misma delegación. 

Entonces, Sarrià defendía en base a dos informes que este edificio no tiene "ningún tipo de valor destacable para su protección" y sostenía que el edificio "nunca" había estado protegido, ni en el PGOU, ni en el Plan del Ensanche de 2005, y que "ninguna institución, asociación o colectivo había pedido hasta ahora su protección, ni siquiera la propia Fundación (Goerlich)". También llegó a aseverar a este respecto que no es posible "legislar retroactivamente porque los propietarios tienen unos derechos adquiridos" y ya habían pedido una licencia, todavía en trámite.

En cuanto a la ampliación del Puerto y la conveniencia o no de que el proyecto cuente con una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA), los socialistas de València ciudad, con Gómez al frente, han mostrado una postura más exigente que en el PSPV en otras instancias, como en Les Corts Valencianes. De hecho, el grupo municipal llegó a acordar con Compromís una moción en la que se instaba a la Autoridad Portuaria a valorar "la realización de un estudio de impacto ambiental, tal como sugiere el Ministerio de Transición Ecológica".

Por otro lado, aunque también vinculado con el Puerto, se encuentra el desarrollo de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), cuyo Plan Especial ha sido tumbado por el TSJ valenciano recientemente. Y aprovechando esta situación, Gómez ha anunciado la propuesta de comprar una parte de los terrenos pertenecientes al Puerto para convertirlos en zona verde y crear en ella un parque que se una al de Desembocadura, enlazando con el jardín del Túria y la Albufera.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme