GRUPO PLAZA

la deuda de la patronal alicantina con la generalitat roza los 6 millones

El Servef se persona como acreedor en el concurso de Coepa y le reclama 1,9 millones

Francisco Gómez, presidente de Coepa
14/07/2016 - 

VALENCIA. La viabilidad de la patronal alicantina Coepa, en concurso de acreedores desde marzo, se complica. El Servicio Valenciano de Empleo (Servef) se ha personado como acreedor en el proceso concursal abierto en juzgado de lo Mercantil 1 de Alicante para reclamarle el reintegro de 1,9 millones de euros en fondos para cursos de formación. Ese pasivo se suma a los 3 millones de euros más los intereses que le reclama el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), lo que dispara la deuda de la organización empresarial con la administración hasta casi 6 millones de euros.

La entrada del Servef en el proceso se produce tras desestimar el recurso que la patronal alicantina presentó contra el expediente de reintegro en el que le reclamaba los 1,9 millones mencionados.

Según explican fuentes de este organismo, las alegaciones de Coepa sobre la justificación de las subvenciones han sido estimadas parcialmente, de forma que la cantidad que se considera no justificada hasta 1,1 millones de euros.

Sin embargo, el Servef solicitó a la administración concursal personarse como acreedor por una deuda de 1,9 millones a la espera de que la Intervención concluya una revisión por supuesto fraude en subvenciones públicas que implicaría al Servef y al IVF por valor de 3,3 millones de euros. Del resultado de esa investigación aún en marcha podría derivarse una denuncia ante la Fiscalía.

La admisión del Servef como acreedor en el concurso dificulta las posibilidades de Coepa para superar la situación de insolvencia. Hasta ahora, la organización alicantina ha centrado sus esfuerzos en conseguir que el IVF, que fue quien forzó la entrada en concurso de la patronal al reclamar el embargo de todos sus bienes, aceptase una dación en pago para cancelar una deuda de 3 millones de euros.

Coepa confiaba en superar el concurso con la dación en pago del centro de formación, tasado en 4,3 millones

El origen de la misma es el crédito que el IVF le concedió en 2006 para construir del centro de formación de Babel. Coepa lleva meses intentando que la Conselleria de Hacienda le perdone esa deuda a cambio de quedarse con el edificio.

Las expectativas de la organización empresarial de superar el concurso se dispararon a raíz del valor de tasación de ese centro de cualificación, algo más de 4,3 millones de euros, bastante por encima de los 3 millones que le debe al IVF. El propio presidente de Coepa, Francisco Gómez, aseguró semanas atrás que el futuro de la patronal alicantina "pintaba bien" a la vista del resultado de la tasación.

Cierval mira de reojo

La evolución del concurso de acreedores de Coepa se sigue con gran interés desde la patronal autonómica Cierval, cuya reorganización interna está condicionada al futuro de Coepa. 

El comité de la patronal autonómica aprobó el mes pasado el plan para reflotar Cierval a costa de la cesión de poder por parte de las provinciales de Alicante (Coepa), Valencia (CEV) y Castellón (CEC). Sus respectivos presidentes se dieron hasta octubre para negociar la redacción definitiva de los futuros estatutos.

Alicante, y especialmente Catellón, son reacias a ceder poder en la asamblea de Cierval, por lo que cualquier factor de inestabilidad, como el concurso en el caso de Coepa, debilita su posición en esa negociación. El desenlace se conocerá en la asamblea que se celebrará el próximo otoño.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme