X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

exposición 'axis mundi'

Si la montaña no va a Nelo Vinuesa, Vinuesa la lleva a Espai Tactel

23/05/2017 - 

VALÈNCIA. Hace casi tres años Nelo Vinuesa aterrizaba en la galería de arte contemporáneo Espai Tactel (C/Dénia,25) con Castlehead, una exposición individual en la que construía paisajes oníricos a partir de elementos que remitían desde la pintura clásica a la estética de los videojuegos. En ella construía ciudades, coloridos paisajes urbanos que parecían levantarse en nubes, tan robustos como frágiles. Tres años después de este proyecto –y una década desde que firmara su primera exposición individual- vuelve a la galería valenciana, aunque en esta ocasión con un tono distinto, uno que se resuelve en apenas cuatro colores: blanco, negro, gris y azul. Azul, sí, un color frío que ha sido relacionado históricamente con la idea de infinito. Este es el punto de partida de Axis Mundi, la nueva exposición del artista valenciano que se podrá ver hasta el próximo 16 de junio. 

El lema que sirve de paraguas para esta colección de piezas remite a ese espacio del que ya se ha inspirado en numerosas ocasiones, aunque esta vez se enfrenta a él de una manera distinta. El eje central de la Tierra lo sitúa en panorámicas montañosas, paisajes naturales contenidos por frías redes que generan volúmenes a veces naturales a veces ficticios. Si la montaña no va a Nelo Vinuesa, Vinuesa la lleva a Espai Tactel. Explican precisamente desde la galería que a menudo,su obra pictórica se ha desarrollado como una serie de fotogramas extraviados,fragmentos de un relato que se construye en torno la idea de espejismo. Este fenómeno hace referencia a la distorsión de la percepción sensorial, a la apariencia engañosa de algo que nos lleva a apreciar la realidad erróneamente.

“Nelo Vinuesa se plantea el límite conceptual de la pintura, para construir un recipiente simbólico en el que insertar tiempo y lugar, y en el que desarrollar un nuevo enfrentamiento entre individuo y paisaje. Haciendo uso del simbolismo cromático en su camino hacia la abstracción, y a través de un dispositivo instalativo, el artista constata que la posmodernidad también trajo consigo la recuperación del género y, con el mismo, el retorno de la teoría de lo sublime”, indica el crítico de arte Francisco Ramallo. “La verticalidad y horizontalidad a la que Edmund Burke apuntaba, son ahora cualidades destacadas por Vinuesa en un espacio galerístico, en el que se trasciende la teoría del campo expandido, al considerar el lugar de la exposición como un nuevo Axis Mundi”.

Si el cambio en la paleta cromática que presenta en su nuevo proyecto define un nuevo tono, no es el único. En el proceso de desarrollo de las pinturas se han producido algunos cambios sustanciales desde el punto de vista procesual. Vinuesa sustituye el acrílico por el óleo, ya que este material presenta una especial plasticidad y textura que de algún modo remite a lo natural y a su vez conecta con la tradición pictórica. Por otro lado,emplea como soporte lona de PVC, ya que por su capacidad de adherencia le permite construir las estructuras y utilizar el propio color de fondo como parte del dibujo. “En un contexto de ficción (en el que aún resuena el grito de Paul Delaroche de que la pintura ha muerto), Vinuesa abraza el párergon derridiano para desvelarnos una nueva versión de su repertorio iconográfico, y convencernos de que el ombligo del mundo, se encuentra temporalmente en una galería”, explica Ramallo.

Axis Mundi es la segunda exposición individual en su galería valenciana después de haber expuesto en galerías y museos nacionales e internacionales. Graduado en Bellas Artes por la Universitat Politècnica de València, Vinuesa obtuvo en 2015 el premio Senyera de pintura y la Beca Velázquez, que consistió en una residencia durante un año en la Casa de Velázquez en Madrid. Interesado en las relaciones entre individuo, paisaje y naturaleza, en sus obras aparecen referencias a la pintura clásica, a la estética esquemática de los videojuegos arcade, a la ciencia ficción, el cómic o el cine de animación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email