GRUPO PLAZA

EN PORTADA / CINCO AÑOS DE BOMBAS GENS

Susana Lloret: «Nuestro modelo no es la caridad sino impulsar cambios necesarios»

Doctora en Psicología, Susana Lloret dejó su puesto en la Universitat de València para dedicarse en cuerpo y alma a Bombas Gens, proyecto cultural que el próximo 7 de julio cumple cinco años de existencia. Una visión que fraguó junto a su marido José Luis Soler y que hoy es un centro de arte pero también un lugar que ayuda a jóvenes en riesgo de exclusión

25/06/2021 - 

VALÈNCIA. Si a Susana Lloret (Alicante, 1966) le das a elegir entre ser feliz y estar en paz, elige lo segundo. A esta doctora en Psicología reconvertida en empresaria y filántropa le delata el blanco nuclear de su indumentaria que, asegura, le aporta una armonía que le es primordial. Durante la entrevista, su atuendo níveo no desentona con el muro impoluto de la rehabilitada nave industrial de los años treinta donde se aloja la fundación, nacida en 2014, que comanda: Per Amor a l’Art. Desde su cargo de directora general aprecia la consideración brindada por los grafiteros de la ciudad durante los cuatro años en los que esta iniciativa privada apoyada en tres patas (el arte, la investigación y la obra social), se viene alojando en el edificio. No hay huella de aerosol en la fachada, tan solo el nombre del centro, Bombas Gens, en letras mayúsculas de un brioso azul klein.

«Comprendo lo que ese respeto significa y lo agradezco infinitamente», valora Lloret sentada ya para conversar en el jardín diseñado por el paisajista Gustavo Marina en el patio trasero. Al runrún del riachuelo que, en realidad, es una escultura trampantojo de Cristina Iglesias, desgrana los retos pasados y los planes para afrontar el incierto futuro con un poso incontestable de su pasado como analista de la conducta humana. 

— Te defines como humanista, que no mecenas, ¿dónde está el matiz? 

— El mecenas impulsa el arte, mientras que yo, desde la Fundación, abarco un abanico de intereses mucho mayor. Per Amor a l’Art es un paraguas que impulsa el arte y lo acerca al público, como también la investigación de enfermedades raras y la acción social. En lo que se refiere a investigación, hemos conseguido avances en la enfermedad de Wilson y ahora una serie de terapias se encuentran en fase de ensayos clínicos. En cuanto al aspecto social, nos preocupaba mucho hacer una aportación al barrio en aquello que más falta hiciera. Por eso, lo primero que hice fue entrevistarme con los colegios e institutos de Marxalenes. Yo quería centrarme en los niños pequeños, pero al final el hueco estaba en la ESO, en chavales de entre doce y dieciséis años. Así que utilizo la palabra humanista porque recoge intereses y actividades que revierten a la sociedad desde muchos y diferentes campos.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

— Desde la Fundación buscáis promover el bienestar de los menores en situación de vulnerabilidad, ¿cómo puede reforzarlo el arte e incluso facilitarles un futuro laboral?

— Lo veo desde dos perspectivas que suman. Por un lado, el arte es una manera de transgredir sin generar daño. La creatividad reside en hacer algo original, sirve para expresarse y romper convenciones. Ahora mismo tenemos un proyecto de grafitis en la terraza del edificio social. El arte urbano conecta muy bien con la gente joven, porque ayuda a exteriorizar esa necesidad de crear y contravenir de una manera que aporta y no destruye. Por otro lado, he de destacar que los menores se acercan al arte de una manera muy pura: no tienen este miedo a decir tonterías que nos caracteriza a los adultos. Cuando hacemos talleres con ellos y hablan de lo que ven, aprenden que hay diferentes puntos de vista, que la diversidad de opiniones es sana y normal. Pueden decir lo que piensen y su opinión se va a respetar. Eso contribuye a los valores que se pueden transmitir a través del arte: la tolerancia, el respecto, la comunicación y la seguridad en uno mismo. Todo eso ayuda a chavales que están formándose a tener un espíritu más libre y tolerante. 

* Lea el artículo íntegramente en el número 80 (junio 2021) de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email