GRUPO PLAZA

63 negocios todavía no han devuelto el dinero por incumplir las condiciones

València reclama 179.000 euros a las empresas que no justificaron las ayudas Re-Activa por la covid

18/03/2022 - 

VALÈNCIA. 179.000 euros. Esa es la cantidad que todavía deben devolver 63 empresas de la ciudad de València por no haber justificado correctamente el dinero que recibieron dentro de las Ayudas Re-Activa, unas subvenciones que puso en marcha el Ayuntamiento durante los peores momentos de la pandemia, en marzo de 2020, para evitar que los pequeños negocios cayeran en peligro de cierre o quiebra a causa de las restricciones sanitarias. 

Así, el consistorio reclamó a todas las empresas que no habían cumplido con las condiciones del acuerdo que devolvieran el dinero: 25 de ellas ya lo han hecho por valor de 61.600 euros, mientras que las otras 63 todavía siguen pendientes y acumulando penalizaciones. En total, 88 empresas que no acataron algunas de las condiciones indispensables como por ejemplo no cesar la actividad de negocio en el plazo de un año o mantener, al menos, al 50% de la plantilla que se declaró en el momento de pedir la subvención. Asimismo, también figuran en el grupo otras empresas que directamente no presentaron la documentación requerida por el Ayuntamiento. 

Cabe recordar que las Re-Activa fueron totalmente financiadas por el Ayuntamiento de València, a diferencia de otras líneas de subvenciones que sí que fueron participadas entre distintas instituciones. Así, el consistorio ofreció un apoyo que incluso podía llegar a los 6.000 euros. Por ejemplo, se fijaron hasta 3.000 euros para los autónomos que tuvieron que cerrar por el estado de alarma, y 2.000 para los autónomos o empresas sin empleados que vieron reducida su facturación en más de un 75%. En cuanto a las empresas con empleados, las que contaran con un máximo de 9 podían llegar a optar a los 5.000 euros, mientras que las que tuvieran entre 10 y 49 podrían llegar a percibir hasta 6.000.

Todos los solicitantes recibieron una cantidad acorde a sus circunstancias. Sin embargo, después de dos años, no todos han podido demostrar que cumplieran con las condiciones iniciales. Y es que, en algunos casos, sí que se ha producido el cierre del negocio a pesar de haber recibido la ayuda y, en otros, se han dado circunstancias contrarias a las normas en las que la empresa ha prescindido de una gran cantidad o incluso de todos sus trabajadores. Situaciones por las que ahora se les reclama el dinero de vuelta. 

Pilar Bernabé. Foto: ESTRELLA JOVER

Así con todo, lo cierto es que las empresas que finalmente tendrán que devolver el dinero representan un porcentaje muy bajo con respecto al total de las ayudas que se otorgaron en su momento. Y es que, en total, el Ayuntamiento concedió 1.484 subvenciones, según explicaba la propia edil de Desarrollo Económico, Pilar Bernabé. En este sentido, las 88 empresas a las que se les ha reclamado el importe por incumplimiento rondan el 5%. 

170 Ayudas Paréntesis, también reclamadas

El pasado mes de enero, el Ayuntamiento también reclamó la devolución de 177 Ayudas Paréntesis a empresas que no habían presentado en tiempo y forma la justificación de los gastos por los cuales se les había concedido la subvención. En este caso, las Ayudas Paréntesis sí que eran participadas entre diferentes administraciones: la Generalitat Valenciana ponía un importante grueso del dinero, mientras que la Diputació y el Ayuntamiento de cada uno de los municipios participantes completaba la cantidad. Además, el consistorio también era el encargado de gestionar el proceso de adjudicación de las subvenciones y su control.

En este caso, València fue el municipio de la Comunitat que más dinero recibió: 28 millones de euros que debían estar igualmente orientados a los pequeños negocios de menos de 10 trabajadores. En este caso, la ayuda era una cantidad fija de 2.000 euros ampliable a 200 euros por cada uno de los trabajadores contratados. En total, la cantidad podía alcanzar un máximo de 4.000 euros. Y en cuanto a los gastos cubiertos, se encontraban los más básicos como por ejemplo el mantenimiento o modernización de los locales, pero también otros más avanzados como la adopción de herramientas informáticas para la venta online, el marketing o el asesoramiento.

Más de 2.000 empresas, según los datos que manejaba en el mes de enero el consistorio, fueron capaces de satisfacer sus obligaciones con las Ayudas Paréntesis y demostrar con facturas que el dinero se había gastado en todas las funciones que quedaban cubiertas. Sin embargo, 177 no presentaron la documentación requerida, por lo que tendrán que devolver el importe. En total, unos 360.000 euros que deberán volver a las arcas públicas.

Foto: KIKE TABERNER

Aun así, el Ayuntamiento de València ya anunció que su intención era agotar todo el crédito de las Ayudas Paréntesis hasta el final, por lo que ha ido buscando distintas fórmulas para invertir el dinero: en una segunda ronda amplió los sectores económicos que se podían beneficiar de esta subvención, y que no habían entrado en la primera por no responder a los criterios que fijó inicialmente la Generalitat. Sectores como por ejemplo el taxi, la cultura o la belleza pudieron acceder a la nueva convocatoria con el sobrante de la anterior. 

Y ahora, con los alrededor de 4 millones que quedan todavía pendientes de adjudicar, el área de Bernabé tomó la decisión de repartirlo equitativamente entre todos los beneficiarios de las dos rondas anteriores. Una subvención a la que ha bautizado con el nombre de Ayudas Complemento

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme