Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

MÁS MADERA EN CHINATOWN

Yummy Street Food: ya podemos comer como chinos por Pekín

De la familia de gastrónomos tras Yummy Ramen, llega a nuestras calles una inmersión en el delicioso arte de la brocheta callejera

| 06/11/2020 | 5 min, 40 seg

Puede que lo hayan olvidado, puede que no. Entre 2013 y 2015 (tirando de hemeroteca propia), el street food vivió su hype en España. Esta realidad gastronómica –sobre la que se fundamentan cocinas como las de David Muñoz en StreetXo– parecía atisbar su hueco en nuestro país. Cualquiera de los que había flipado en Tailanda, México o Marruecos ante la posibilidad de conocer el producto local, con recetas muy concretas, por unas pocas monedas, llegó a pensar que el hype encontraría alguna rendija para estabilizarse frente al indestructible lobby hostelero. Pero no fue el caso. Ya he dicho que es indestructible y eso también sirve para interpretar el escenario Covid-19. Para lo bueno y para lo menos bueno.

Desde entonces, las ciudades han vivido un boom de alternativas que se resumen en un street food bajo techo. Es cierto que lo cuadriculado de las licencias de actividad ha hecho muy difícil que esos dos mundos, el callejero y el indoor, convivan y prosperen. No pocos han fracaso empresarialmente (y hasta se han arruinado). Pero ya existen varias opciones para aproximarse a la idea del street food en València desde el híbrido entre restaurante y food trucks. Con más o menos tino, lo cierto es que, al final, acaban siendo establecimientos al uso con una oferta que poco tiene que ver con el bullicio, las recetas concretas (hiperespecializadas, en cada puesto) y el producto local.

Yummy Street Food. El qué y el quién

En mitad del caos pandémico, con persianas que bajan y restricciones de horario y apertura en favor de la salud pública, en València se abre una de las contadas opciones para comer street food real. Yummy Street Food es el último de los estimulantes proyectos en el chinatown de la capital valenciana. En el lateral de la Estación del Norte, entre las calles Bailén y San Vicente, la oferta no solo se ha refinado, sino compite con la de cualquier otra gran ciudad europea. Y lo hace gracias a que los ciudadanos de origen chino, en la mayoría de los casos hijas e hijos de propietarios de los primeros restaurantes chinos de València, se han desprejuiciado y (¡por fin!) importan la comida china real en locales de nueva factura. Adiós al rollito del arroz tres delicias.

Es el caso de Vanesa Yuan, nacida en València y cuyos padres llevan más de 30 años en España. El padre de Vanesa ya cocinaba en China y es el propietario de uno de nuestros primeros chinos. Allí se criaron Vanesa y sus hermanos, de los que finalmente tres están influyendo en la nueva comida china ofertada aquí. Uno de ellos tiene un restaurante en el Puig, otra hermana dirige el ya citado Yummy Ramen (ramen chino al estilo Lanzhou, imprescindible). Ahora, pese a la situación Covid, Vanesa ha decidido abrir su propio negocio a partir de un concepto diferente: la comida callejera.

Sin embargo, para diseñar esa carta y supervisar la calidad del proyecto, Vanesa ha encontrado un compañero de viaje: Vicente Lin. Nacido en la prefectura de Wenzhóu, reside en València desde hace 14 años. Como en el caso de Vanesa, la familia Lin también se dedicó a la hostelería e influyó en este cocinero que abrió su primer bar con 18 años. Ahora se embarca en este proyecto que dirige y gestiona ella.

Qué pedir

Yummy Street Food, está enfocado a partir de la comida callejera china y las brochetas son el must para cualquiera que lo visite. Es más, podemos decir que esa oferta de brochetas es la única de toda la ciudad de València. YSF traduce la cultura del street food con una carta apabullante que bien merece ser comentada para guiar la comanda. 

Los entrantes pueden abrir boca con ensaladas de edamame, wakame, pepino o patata. Interesan mucho las empanadillas al vapor de gambas o de verduras, pero también se pueden picar tiras y palomitas de pollo y un guiño a la cocina japonesa: takoyaki.

Las brochetas es eso a lo que vamos y en YSF se preparan fritas y acompañadas de una salsa especial que puede (debe) ser picante o no. Como en todo buen chino, las carnes son variadas: albóndigas de cerdo, panceta, cordero, ternera, pollo, alitas de pollo, salchicha de jamón, brocheta oriental, perrito caliente taiwanés o pata de pollo. También hay soluciones para los más pescateros (de langostino, tofu de pescado o rollito de calamar), pero, atención veganos y vegetarianos, las brochetas de verdura pueden ser la gran sorpresa: pastel de arroz, tofu, cebollino chino, patata, pan chino, setas enoki, coliflor, raíz de loto, mazorca de maíz, bok choy o repollo chino.

Además de las brochetas, los arroces son el otro imprescindible del restaurante. Con tomate y huevo salteado, con carne braseada y tofu, con berenjena y carne salteada o con pollo a la miel, ojo a esta solución de plato único para los días de oficina en el centro. Si hay algo más de valentía, se han de probar los fideos agripicantes y el tofu especial de la casa.

Coctelería inesperada

Es cierto que vivimos en una de las culturas más aburridas por lo que respecta al acompañamiento líquido de las comidas, con la excepción (o quizá por ella) del vino. Pero más allá de la obsesión por la bodega, Yummy Street Food es una oportunidad para comer de una manera diferente con sus bebidas. Por ejemplo, los más habituales refrescos de soja verde o de ciruela ácida, pero (¡ojo!) también las combinaciones de mango cubierto de leche con queso o de fresa cubierta con leche con queso.

Es también un lugar a visitar por los amantes del té, porque lo tienen de jazmín con lima limón, de crisantemo con miel, milk tea con tapioca, milk tea con gelatina de hierbas, té matcha cubierto de nata y arroz o milk tea de taro. No hay nada con taro que no debamos probar.

______

Yummy Street Food es uno de esos restaurantes que apuesta por el 'siempre abierto'. Ya lo está, ahora mismo, en la Calle Ermita 10 de València.

Comenta este artículo en
next