X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de agosto y se habla de à punt CVMC FUNDACIÓN HORTENSIA HERRERO TAPINERIA
GRUPO PLAZA

análisis vp - senador valenciano del pp

Pedro Agramunt, since 1989

17/05/2018 - 

VALÈNCIA. El senador valenciano del PP Pedro Agramunt (València, 1951) ha sido inhabilitado por el Consejo de Europa para los próximos diez años a participar en misiones electorales de observación de la Asamblea del citado órgano y a presidir comisiones en el seno de observación de la Asamblea de Estrasburgo. Una decisión que llega tras las sospechas de corrupción arrojadas por una investigación interna del Consejo, cuyo Comité de Reglas concluyó que el parlamentario infringió "seriamente" el Código de Conducta.

La sanción, no obstante, fue recibida con "satisfacción" por parte de Agramunt, quien la consideró de "tipo menor" y una prueba de que cualquier acusación de corrupción había sido "desmontada" por su defensa. En este sentido, el senador valenciano argumentó ser víctima de 'lobbies' y activistas que apoyan el independentismo en Cataluña.

El próximo martes será la dirección del PP en el Senado la que tendrá que escuchar las explicaciones de Agramunt y analizar si coincide con la optimista visión del parlamentario respecto a una inhabilitación parcial de un órgano europeo por espacio de una década.

Pero más allá de este repaso a los últimos acontecimientos, la longeva trayectoria de Agramunt es digna de atención. En los grandes partidos como PP y PSOE, suele existir el debate entre los beneficios de tener en el plantel a políticos con amplia experiencia frente a la necesidad de renovación. Una disparidad de criterios que se agudiza cuando estalla un caso de estas características.

Hace casi 30 años, concretamente en 1989, Agramunt fue elegido como diputado en el Congreso. Un cargo que ostentó durante dos años y compatibilizó con la presidencia del PPCV a partir del 90. Candidato a la Generalitat un año después, fue parlamentario autonómico entre el 91 y el 96. Ahora bien, según los datos extraídos de las webs oficiales, ya fue designado senador en el 93, compatibilizándolo con su puesto en Les Corts hasta tres años después. De esta manera, ha formado parte de la Cámara Alta durante los últimos 25 años. 

Una trayectoria que se ha visto salpicada en los últimos tiempos por sus intervenciones internacionales. En junio del pasado año el Grupo del Partido Popular Europeo (PPE) en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) aprobó retirar la confianza en el dirigente valenciano como presidente de la Cámara. La polémica en torno a Agramunt tenía su origen en el viaje que hizo a Siria en marzo con parlamentarios rusos y de la APCE, donde se entrevistó con el mandatario sirio, Bachar al Asad, y del que no informó a la Cámara. Pocos meses después, en octubre, el senador renunciaba a la Presidencia de la APCE apenas unos días antes de que se votara su posible destitución.

A esto hay que sumar otros deslices de Agramunt, como el ocurrido semanas atrás justo en pleno estallido de la polémica de la llamada 'diplomacia del caviar'. Así, en una entrevista en la Cadena Ser, refiriéndose a presuntos sobornos con prostitutas que recoge el informe sobre el que giran las acusaciones afirmó: "Ojalá yo pudiera hacer esas cosas. Yo tengo una edad, me parece a mí que eso es una fantasía". Unas palabras por las que pidió disculpas 24 horas después pero que le costó un rifirrafe con la presidenta del PPCV, Isabel Bonig.

En resumen, una serie de acontecimientos que han situado al veterano político valenciano en el ojo del huracán. A día de hoy, no se ha vislumbrado por parte del senador ninguna intención de entregar su acta en la Cámara Alta e insiste en considerarse víctima "de la mayor operación de lobismo y grupos de presión contra un individuo en Europa". Por contra, en el seno del PPCV, varios dirigentes de la actual cúpula regional empiezan a considerar que la mejor opción para el parlamentario sería mirar la puerta de salida del Senado.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email